Miembros del equipo del Arboreto de Westonbirt, ubicado en Gloucestershire, Inglaterra, se encuentran actualmente en Estados Unidos para obtener semillas de árboles que podrán ser parte del experimento denominado 2050 Glade, el cual tiene el objetivo de observar cómo las especies reaccionan ante los cambios del clima.

El arboreto de Westonbirt es un jardín botánico que alberga unos 2,500 tipos de árboles y arbustos. Es propiedad de la Comisión Forestal (Forestry Commission) y un sitio de belleza inigualable. El proyecto 2050 Glade comenzó a gestarse en la primera década del 2000 con la intención de crear un espacio con especies de árboles de todo el mundo para estudiar lo que sucede con ellos en medio de un clima variable y un aumento de hasta 4 grados centígrados de temperatura.

También puede interesarte… El “loco” caso de los Animales que están encogiendo

Forestry Commission expone que se realiza una selección de árboles propios de climas suaves, lo que permitirá identificar sustitutos con la capacidad de soportar condiciones climáticas extremas y ayudará a proteger el paisaje otoñal del arboreto. También existe alguna posibilidad de idear medidas de protección para los bosques.

El equipo del arboreto pasará algún tiempo en el Jardín botánico de Misuri, en St. Louis, para recoger semillas de especies nativas que sobresalen por los hermosos tonos que adquieren durante el otoño. Uno de los expertos, Dan Crowley, dice que la recopilación de las semillas propias de climas levemente cálidos implica la siembra de árboles y la observación de su crecimiento en las condiciones climáticas de Inglaterra.

El proyecto, aunque poco conocido fuera de dicho país, tiene la posibilidad de ejercer influencia en otros sitios del mundo, en vista de que el cambio climático afecta a todos los países. Desde luego, los animales y los seres humanos no son los únicos que experimentan sus efectos, puesto que las plantas terrestres pueden ver perturbados sus ciclos naturales de vida y quizá algunas no puedan adaptarse a las fluctuaciones de temperatura o a los fenómenos relacionados con el calentamiento global, como el aumento del nivel del mar o las sequías agudas que pondrían en serio peligro su supervivencia. Desde este punto de vista, resulta importante poner la mira en 2050 Glade, y quizá, si sobrevivimos 40 años más, veremos qué tan bien se adaptaron.

Hasta el momento el proyecto ha incluido unas 10 especies, entre las que se encuentra Mallotus japonicus, que crece en China, Japón y Corea; casi la mitad de esta decena ha sobrevivido al duro invierno de Inglaterra. Se planea que se añadan árboles de América del Sur, de Oceanía y de países mediterráneos.

Fuentes:

http://www.bbc.com/news/uk-england-gloucestershire-29685037

http://www.forestry.gov.uk/forestry/infd-8kvkqw

http://www.forestry.gov.uk/forestry/INFD-9BXKRG