Características

El resfriado común es probablemente la infección viral y la enfermedad más propagada en todo el mundo. Es una afección del tracto respiratorio superior, es decir, afecta principalmente la nariz, la garganta, la boca y sus correspondientes estructuras internas. Estas vías, al ser el paso inmediato del aire del entorno, están en continuo contacto con innumerables microorganismos que pueden irritarlo e infectarlo.

No es lo mismo tener un resfriado común que tener una gripe. En la mayoría de los casos, los síntomas de la gripe son más graves, con una fiebre alta que dura hasta 3 o 4 días. Además, aunque ambas enfermedades son causadas por virus, se trata de virus distintos entre sí.

Cada año se producen millones de casos de resfriados comunes. Los niños los contraen con más frecuencia, y son más susceptibles de desarrollar complicaciones. Los síntomas aparecen unos 2 o 3 días después de que el virus entra en el cuerpo, y después de 1 semana de enfermedad, la persona normalmente ya no es capaz de contagiar.

Después de 1 semana de enfermedad, la persona normalmente ya no es capaz de contagiar.

Síntomas

  • Comezón o dolor de garganta.
  • Congestión o secreción nasal. El goteo nasal comienza como un moco claro que después pasa a ser más oscuro y espeso.
  • Estornudos.
  • Tos.
  • Ojos llorosos.
  • Fiebre ligera. Puede estar ausente en adultos y niños mayores.
  • Fatiga leve.
  • Dolor de cabeza.
  • Inflamación de garganta.
  • En los niños y algunos adultos, la lista de síntomas puede incluir pérdida de apetito, goteo posnasal, vómito, signos de deshidratación, dificultad para respirar, dolor de oídos y dolor muscular intenso.

Factores de riesgo

-Ser niño. Los niños pequeños, especialmente los que están en edad preescolar, corren mayor riesgo de enfermar puesto que su sistema inmunitario es aún inmaduro y no tiene la resistencia necesaria para repeler a todos los microorganismos del entorno. Además, están en continuo contacto con superficies repletas de bacterias y virus que pueden morder, lamer, chupar y tocar durante sus juegos.

-Tener un sistema inmunitario debilitado. Las personas que no están en óptimas condiciones de salud y su sistema inmunitario está débil, son más vulnerables a desarrollar la enfermedad, porque las células blancas no pueden defender el cuerpo como lo harían normalmente.

-Estar en otoño, invierno o época de lluvias. Es en estas épocas del año, especialmente invierno, cuando se registra mayor cantidad de casos de resfriado común. Es una creencia común que el frío causa los resfriados, pero en realidad es lo que la gente hace durante estas épocas lo que favorece la transmisión; por ejemplo, pasar más tiempo en interiores facilita el contagio entre las personas. Pese a esto, algunos expertos sugieren que el frío también podría “activar” el virus en el cuerpo.

El clima frío por sí mismo no aumenta el riesgo de contraer un resfriado común.

Causas

Son más de 200 tipos de virus los que pueden causar un resfriado común. Estos virus flotan en el aire dentro de gotitas expulsadas por los estornudos o la tos de las personas enfermas o bien, persisten en finísimas capas de humedad en la superficie de objetos. Los rinovirus humanos A, B y C son los causantes más frecuentes. Son miembros del género Enterovirus y se descubrieron en la década de 1950. Se les relaciona con sinusitis, infecciones de oído y hasta asma.

Son más de 200 tipos de virus los que pueden causar un resfriado común.

Los virus se transfieren al cuerpo humano si:

-Una persona se toca la nariz, la boca o los ojos después de tocar una superficie con virus. También se transmite si da la mano a una persona enferma o comparte sus utensilios con ella.

-Un individuo inhala las gotitas con virus que flotan en el aire.

Los síntomas indican que el sistema inmunitario está combatiendo la infección.

Síntomas del resfriado común.

Coronavirus, grupo de virus causantes del resfriado común. / Fotografía de CDC:Dr. Fred Murphy.

En los niños, los resfriados se propagan rápidamente en las guarderías y otros centros escolares. Los adultos contraen unos 4 resfriados comunes al año, pero los niños superan esta cantidad.

Complicaciones

Algunas personas, generalmente niños pequeños, adultos mayores y aquellos con un sistema inmunitario debilitado pueden desarrollar complicaciones como sinusitis si se inflaman los senos paranasales; bronquitis, si se inflaman los bronquios; infecciones del oído medio, dolor en el pecho y neumonía. En niños y algunos adultos con asma es posible que se presenten sibilancias y que se dificulte la respiración. La tos puede tornarse más grave, y la persona corre riesgo de expulsar flemas con sangre.

Diagnóstico

Por lo general desaparece por sí sola en 1 o 2 semanas, pero hay algunos signos que indican que se debe acudir al médico: tos con flemas ensangrentadas, fiebre superior de 38 ºC o que aumenta repentinamente a 40 ºC, deshidratación, dolor abdominal, vómitos y malestar general intenso. También es importante acudir a un consultorio si los síntomas no mejoran al cabo de 7-10 días.

El médico es capaz de diagnosticar un resfriado común mediante un examen físico en el que observa los síntomas generales y registra los síntomas. Por lo general, las pruebas de laboratorio no son necesarias.

Tratamiento

No existe cura para el resfriado común. Si no es grave, basta con descanso suficiente, ingesta de abundantes líquidos y una dieta saludable para ayudar al sistema inmunitario a combatir la infección. Se puede hacer gárgaras de agua tibia con sal para aliviar el dolor y la comezón de garganta. Es importante evitar el consumo de antibióticos y medicamentos fuertes sin saber el padecimiento (hay que recordar que el resfriado común puede confundirse con gripe y alergias), porque tomar los medicamentos equivocados puede empeorar los síntomas. Algunos analgésicos de venta libre son útiles en caso de presentar fiebre o dolor muscular moderados.