Definición de radiación solar

El concepto de radiación solar expresa que es el conjunto de todas las radiaciones electromagnéticas que el Sol emite. Prácticamente es luz y calor que tiene efectos en la Tierra, y existen diferentes tipos. Es particularmente percibida cuando la radiación directa no es bloqueada por las nubes y la luz del sol brilla durante el día, de lo contrario, se experimenta como luz difusa.

La radiación solar se presenta en forma de ondas electromagnéticas que se producen desde el núcleo del Sol y se propagan hacia todas direcciones. La longitud y frecuencia de dichas ondas son factores esenciales para determinar su energía, visibilidad y poder de penetración. La radiación electromagnética se emite en la mayor parte del espectro electromagnético.

También te puede interesar… Energía Solar

La radiación solar tiene una importancia vital en el suministro de energía para las funciones en la Tierra, y afecta los procesos físicos y químicos de los seres vivos.

Radiación solar

Tipología de la radiación solar

La radiación solar, como se ha mencionado, puede ser directa o difusa, pero las ondas también se clasifican.

En el espectro electromagnético confluyen dos tipos de ondas: aquellas que son de baja frecuencia y otras de alta frecuencia. Las ondas contenidas en el primer rubro viajan lentamente y tienen una longitud de onda larga; por su parte, las ondas de alta frecuencia viajan de forma rápida y tienen longitud de onda corta.

Las ondas de alta frecuencia son:

  • Rayos gama.
  • Rayos X.
  • Rayos ultravioleta, que pueden ser UVC, UVB o UVA.

Las ondas de baja frecuencia son, a saber:

  • Ondas de radio.
  • Ondas infrarrojas.
  • Ondas de radar.

Distribución de la radiación solar

La radiación solar llega a toda la superficie terrestre pero de diferentes formas, y como resultado, influye en la variación de climas y en las estaciones. Éstas se crean por efecto de la inclinación de la Tierra cuando gira alrededor del Sol, ya que los rayos son más directos en algunos lugares que en otros. Un ejemplo claro: cuando el Hemisferio Norte está inclinado hacia el sol, está en verano. De la misma manera, si la inclinación del Hemisferio Sur dista del sol, está en invierno.

Radiación solar

En lo que respecta a los climas, es el ángulo de los rayos del sol el factor que los determina. Como los rayos se dirigen a las zonas cercanas al ecuador en un ángulo de casi 90°, la radiación se concentra en un área pequeña y la mantiene más caliente que a aquellas situadas más cerca de los polos. Esto no significa que las regiones polares reciban menos cantidad de radiación solar que las próximas al ecuador, sólo indica que se propaga a lo largo de un área más grande.

Utilidades de la radiación solar

La radiación solar puede aplicarse como fuente de calor o de energía. Es el recurso que genera la energía solar y a su vez, ésta es capaz de producir energía eléctrica. Permite el calentamiento de los seres vivos y de sus casas, provee luz natural limpia, asiste en las actividades domésticas como secado de ropa o cocina y es útil en el funcionamiento de muchas aplicaciones tecnológicas.

Importancia de la radiación solar como recurso renovable

Es un factor clave para generar energía eléctrica, que hoy en día es básica en cualquier ámbito urbano. Por lo tanto, la radiación solar constituye una fuente de energía alterna cuya importancia reside en su permanente disponibilidad, escasos efectos dañinos sobre el medio ambiente y asequibilidad económica a largo plazo.