Traqueófitas, traqueofitas o cormofitas es el nombre aplicado al grupo Tracheophyta, el cual contiene a todas las plantas vasculares. ¿Qué es una planta vascular? Es toda aquella que posee un tejido de soporte y conductor de fluidos, llamado xilema, y otro tejido conductor de alimentos productos de la fotosíntesis llamado floema, que los transporta desde las hojas hacia el resto de la planta.

Tienen una larga historia en la Tierra. Se cree que aparecieron en el período Silúrico y durante el transcurso de los años se diversificaron y extendieron hacia una cantidad inmensa de hábitats. Fueron las primeras plantas en adquirir tamaños grandes y desarrollarse en un hábitat no acuático.

Las traqueófitas o cormofitas son miembros del subreino Embryophyta, es decir, son plantas terrestres. Un 93 por ciento de las especies vegetales del mundo son vasculares.

Fueron las primeras plantas en adquirir tamaños grandes y desarrollarse en un hábitat no acuático.

Características generales

-Presentan raíz (básicamente subterránea), tallo (aéreo) y hojas, lo que conforma el cormo.

-Cuentan con tejidos vasculares por los cuales circulan fluidos y nutrientes.

-La posesión de tejido vascular es una adaptación para su dominio de hábitats, pues sin ello no habrían podido encontrarse hasta en regiones de clima árido donde el agua es escasa. Gracias a los tejidos vasculares el agua y los nutrientes pueden llegar a todas partes de la planta y así esta adquiere un tamaño mayor que el de las plantas no vasculares.

Tipos de plantas vasculares

Árbol, ejemplo de planta vascular.

-El xilema es un tejido compuesto por vasos o células traqueidas (propias de las gimnospermas) y conducen el agua y los minerales del suelo hasta las hojas. Asimismo, ayuda a dar sostén a la planta.

-El floema se compone de un conjunto de células vivas alargadas llamadas tubo criboso. Se encarga de transportar el alimento sintetizado, como los azúcares, de las hojas hacia el resto de la estructura vegetal.

-Se dice que únicamente las plantas vasculares cuentan con verdaderas raíces, hojas y tallo, puesto que deben poseer tejido vascular. Algunas plantas no vasculares pueden tener estructuras parecidas, pero no corresponden a verdaderas raíces, tallos y hojas.

-Germinan a partir de esporas o semillas.

Tipos

Los árboles, los arbustos, los helechos y otros tipos de plantas terrestres son vasculares, en otras palabras, casi todas las que conoces lo son. La clasificación científica de las traqueófitas es compleja y a menudo difiere entre los autores y expertos en el área de la botánica, ya que por lo general el estudio de la vida es un proceso de continuos descubrimientos y organizaciones.

Una clasificación típica divide a las plantas vasculares en Pteridofitas y Espermatofitas. Las pteridofitas son organismos que se reproducen mediante la liberación de esporas y corresponden a los helechos y plantas similares. Por su parte, las espermatofitas son todas aquellas que producen semillas y suelen diferenciarse entre angiospermas y gimnospermas. Las primeras, además de semillas, producen flores vistosas y llamativas, así como frutos de los que muchos son comestibles.  Las segundas solo producen semillas y unas flores simples que nada tienen que ver con las formas y colores llamativos de las flores consideradas “bellas”. Sus semillas están “desnudas”, sin la protección de un ovario, pero en las coníferas (Pinophyta) se forman “conos” o “piñas” que protegen las semillas.

Amenazas y conservación

467 especies de plantas vasculares están en peligro de extinción.

Así como gran cantidad de animales, muchas plantas vasculares se encuentran en peligro de extinción debido a múltiples factores: la deforestación, la pérdida de hábitat por causa de la ampliación de las construcciones humanas, la contaminación, la intensificación de las actividades agrícolas y ganaderas, la invasión de especies exóticas, la sobreexplotación y la falta de cuidado y conocimiento sobre su vida, entre otros.

El número de especies amenazadas es grande, pero variable en función de la región. Países como Gran Bretaña han realizado censos que son útiles para dimensionar la situación. Por ejemplo, Kew Gardens o Real Jardín Botánico de Kew, en Inglaterra, realizó en 2014 una Lista Roja de Plantas Vasculares de Inglaterra (A Vascular Plant Red List for England) que dio a conocer que 1 de cada 5 especies de plantas con flores están amenazadas.

Unos años antes, en 2011, un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza identificó 467 especies de plantas vasculares en peligro de extinción, de un total de 1,826 especies de traqueófitas. Sin duda, esto apremia la necesidad de medidas de preservación de estas plantas a dimensiones globales.