Las embriofitas

Plantas de la tierra

Las plantas del subreino Embryophyta son plantas terrestres, es decir, constituyen la flora de la tierra y se diferencian de las algas porque sus hábitats no son principalmente acuáticos sino que están adaptadas para sobrevivir sobre suelo firme. No obstante, algunas pueden ser semiacuáticas o toleran bastante bien la vida cerca o sobre un cuerpo de agua.

La diversidad de plantas terrestres es sumamente inmensa y abarca pequeños organismos que no crecen más que unos milímetros hasta árboles de tronco grueso que alcanzan más de 100 metros de altura.

Las embriofitas son organismos eucariontes llenos de vida, pero no pueden desplazarse. Aunado a esto, carecen de pelaje como los mamíferos para protegerse de las temperaturas frías, de boca para alimentarse y de órganos sexuales similares a los de los animales para reproducirse de forma sexual.

Esto no significa que están desprotegidas, de ninguna manera; poseen 2 adaptaciones básicas para sobrevivir: 1) tolerancia a la desecación; algunas plantas producen compuestos especiales para proteger sus células cuando estas se secan, así que cuando el agua vuelve a su cuerpo pueden “revivir” con relativa facilidad, y 2) las plantas vasculares desarrollan estrategias para reducir la pérdida de agua o son capaces de almacenarla en tejidos especiales.

Las embriofitas  Plantas de la tierra

Las características generales de toda planta terrestre son:

– Realizan la fotosíntesis mediante la cual sintetizan su propio alimento.

– Efectúan un intercambio de gases con el ambiente gracias a la posesión de estomas o poros.

– Están fijas al sustrato mediante raíces o rizoides (estructuras similares a raíces).

– Su ciclo de vida se caracteriza por la alternancia de generaciones, esto quiere decir que una planta experimenta una fase en la que persiste el gametofito y otra donde persiste el esporofito. Se reproducen por esporas o semillas, sexual o asexualmente.

– Son capaces de soportar la radiación solar que puede dañar su ADN mediante el desarrollo de diversas adaptaciones. Ejemplo: la presencia de unos compuestos en las vacuolas de las células para realizar dicha función.

– Pueden sostenerse por sí mismas y muchas mantenerse erectas, algo que las plantas eminentemente acuáticas no pueden ya que simplemente flotan.

¿A qué se debe la palabra “embriofita”? Precisamente porque a partir de su reproducción se forma un embrión, que es un organismo (planta, humano, animal) en las primeras etapas de su desarrollo, el mismo que es nutrido y que germinará en las condiciones adecuadas.

Las embriofitas  Plantas de la tierra

Tipos de embriofitas o plantas terrestres

Es verdad que la clasificación de las plantas puede ser compleja y que los nombres de las divisiones, clados, etcétera han cambiado a través del tiempo. Sin embargo, es posible hablar de grupos de plantas bien definidos y con características comunes.

Plantas no vasculares. Carecen de tejidos vasculares. No producen semillas y se reproducen por medio de esporas.

Plantas vasculares. Son aquellas que poseen tejidos vasculares especializados en la conducción de agua y alimento hacia todas las partes de la estructura. Abarcan las pterodofitas, plantas que no producen semillas, y las espermatofitas, las cuales sí las producen. Las espermatofitas generan semillas y flores, pero solo las angiospermas dan origen a frutos.

Las plantas terrestres, generadoras de vida

Las embriofitas generan el medio ideal para la proliferación de otras formas de vida importantes en los ecosistemas. Influyen en los ciclos biológicos como el del agua y el carbono, y producen el vital oxígeno que los animales y los humanos necesitan para vivir. Al mismo tiempo, las embriofitas son las plantas más usadas como alimento, mientras que las algas marinas no llegan a tener mayor preponderancia en la dieta humana, salvo en algunas culturas.

Asimismo, las plantas terrestres tienen muchos usos en los aspectos cotidianos de la vida. Varias de sus partes son útiles en las industrias que elaboran bienes y servicios necesarios, como medicamentos, muebles, papel, combustible, etcétera.