Python reticulatus

El solo nombre de la pitón reticulada puede inspirar miedo, pero no hay nada de qué preocuparse si se le tiene el más profundo respeto. Esta especie de reptil no representa ninguna amenaza para el ser humano y en cambio es un animal del que hay mucho por comprender.

Es la serpiente más larga del mundo, y supera la longitud de la anaconda verde (Eunectes murinus), pese a que esta es más pesada.

Orden: Squamata

Familia: Pythonidae

Género: Python

Descripción

Por lo regular, una pitón reticulada mide entre 1.5 y 6.5 metros de longitud. Pocas superan los 6 metros de largo, pero algunas encontradas registraron medidas de más de 8 metros. Su peso oscila entre los 80 y los 140 kilogramos, y existe dimorfismo sexual pues las hembras crecen hasta tener mayores dimensiones que los machos. La forma de su cuerpo es típica de las serpientes, con una cabeza redondeada relativamente grande, y está desprovista de patas. Su boca aloja decenas de dientes pequeños, curvados y afilados, dispuestos en dirección hacia el interior. Posee colmillos ordenados en fila que no suele hincar en la carne de sus presas, sino solo para sujetarlas e impedir que se le escapen.

Supera la longitud de la anaconda verde, pero su peso.

Su piel puede ser descrita como hermosa; tiene un patrón de formas semejantes a diamantes irregulares, en varios colores, de los cuales los más comunes son el negro, el amarillo y el marrón. Una franja oscura atraviesa el área entre los ojos, y varias líneas delgadas corren de forma longitudinal desde cada ojo hacia los costados inferiores de las mandíbulas. Este patrón de coloración le ayuda a camuflarse en su entorno.

Características de la pitón reticulada.

Patrones de manchas de una pitón reticulada – Python reticulatus.

Distribución y hábitat

La pitón reticulada es oriunda del sureste asiático y se localiza en varios países e islas cercanas a Australia. Puede encontrársele en Birmania, Vietnam, Singapur, Bangladés, Tailandia y Malasia, solo por mencionar algunos países, además de algunas pequeñas islas. Sus hábitats típicos son pastizales y bosques tropicales localizados cerca de cuerpos de agua dulce como estanques y ríos, en donde encuentran abundancia de presas. Prefieren que su hábitat tenga temperaturas de 26 a 33 grados centígrados.

Alimentación

Python reticulatus es una serpiente carnívora cuya dieta se compone principalmente de mamíferos y aves. Algunos de sus alimentos más habituales son los cerdos, los jabalíes, los monos, los puercoespines, las cabras y otros roedores y animales domésticos. Tiene un metabolismo muy lento, y cuando consume grandes animales suelen pasar varios días hasta que vuelve a alimentarse.

Es constrictora, es decir, mata aprisionando el cuerpo de la presa. Antes de hacerlo acecha a un animal, vigilando cada uno de sus movimientos y pendiente de su dirección. Una vez que está lo suficientemente cerca y la presa lo bastante desprevenida, la pitón la atrapa por emboscada, la mata y la engulle.

Comportamiento

La pitón reticulada, al vivir en un hábitat cercano al agua, es muy hábil para nadar. No mastica a sus presas sino que las engulle completas, por lo que el proceso de digestión se realiza lentamente.

A pesar de la visión de sus afilados dientes, no suele morder.

Información sobre la pitón reticulada.

La serpiente más larga del mundo.

Reproducción

Está lista para comenzar a reproducirse entre los 2 y los 4 años de edad. Tras el apareamiento, la hembra coloca unos 25-80 huevos de hasta 250 gramos de peso, que cuida hasta la eclosión, efectuada después de, como máximo, 90 días. Las madres son celosas protectoras de sus huevos y hacen todo lo posible por impedir que los depredadores accedan a ellos. Sin embargo, una vez que las crías salen del cascarón dan por terminada su tarea y se alejan, dejando que los pequeños sobrevivan por sí mismos.

El pico de nacimientos se produce de septiembre a marzo, y el sexo de las crías depende de la temperatura del ambiente. Su expectativa de vida en estado salvaje es de 15 a 20 años, y en cautiverio llega a vivir un máximo de 25 años.

Amenazas y conservación

El estado de conservación de la pitón reticulada no ha sido evaluado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El ser humano representa su amenaza más significativa, pues es objeto de caza con el fin de aprovechar su carne y su piel. Asimismo, el hombre invade su hábitat de muchas maneras e incluso ha llegado a adquirirla para mantenerla como mascota. En este caso, es usual que el responsable la instale en un espacio cerrado y la alimente con ratones; esto limita su comportamiento natural e impide que se desplace por un territorio grande, acorde con su naturaleza y hábito depredador.

 

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Reticulated_python

http://animaldiversity.org/accounts/Python_reticulatus/

http://www.arkive.org/reticulated-python/python-reticulatus/