Python regius

La pitón real, también llamada coloquialmente pitón bola, es una especie de reptil nativo de África, no venenoso. Actualmente no se le reconoce ninguna subespecie. En el sureste de Nigeria, se le considera un animal importante y simbólico de la tierra.

Orden: Squamata
Familia: Pythonidae
Género: Python

Descripción

Son serpientes generalmente pequeñas a medianas. Las pitones reales más grandes han registrado 1.82 metros, pero por lo general los individuos machos miden de 90 centímetros a un poco más del metro de longitud, mientras que las hembras miden 1.22-1.37 metros de largo. Como se ve, hay dimorfismo sexual en la especie, puesto que las hembras suelen ser más grandes que los machos; no obstante, este dimorfismo solo es visible entre los adultos, pues las crías son muy pequeñas y necesitan desarrollarse más.

Evidentemente, el cuerpo es alargado y la cabeza es pequeña. Se distingue de otras especies de pitón por su color negro de fondo con manchas asimétricas marrones y algunas zonas de color dorado. La zona ventral es mucho más clara, casi blanca, y cerca de los ojos y la nariz puede apreciarse pequeñas líneas amarillas.

Distribución y hábitat

La pitón real es una especie del centro y oeste de África y se halla en varios países, entre los que se encuentran Nigeria, Senegal, Uganda, Sudán, Ghana, Togo y Sierra Leona. Por lo general habita terrenos secos de pastizales, y algunas optan por bosques abiertos y terrenos agrícolas. Les gusta pasar mucho tiempo en la tierra, en madrigueras abandonadas y entre hojas secas.

Características de la pitón real.

Pitón real – Python regius.

Alimentación

Papel ecológico en su hábitat: equilibra las poblaciones de roedores.

Python regius es carnívora y se alimenta principalmente de roedores, de los cuales destacan las ratas gigantes africanas (Género Cricetomys) y los jerbos (Género Dipodinae). Estos dos tipos de animales componen la mayor parte de su dieta. Para capturar a sus presas, la pitón real usa señales químicas y visuales; puede detectar el calor que los animales emanan, por eso no tiene ningún problema en cazar de noche o en sitios totalmente oscuros.

Primero las observa desde lejos y después las atrapa por emboscada, antes de que el roedor se dé cuenta de lo que está pasando. Sin perder tiempo, inmoviliza al animalillo por constricción y después lo engulle. En ocasiones la presa aún sigue viva mientras la serpiente la introduce en su boca.

Comportamiento

Esta especie tiene un importante papel ecológico en su hábitat: equilibra las poblaciones de roedores, que se conocen por reproducirse de forma muy rápida y frecuente. Además, las pitones reales son mayormente activas durante las horas crepusculares.

Reproducción

Se sabe que este reptil alcanza su madurez sexual en torno a los 5 años de edad, y que las hembras se reproducen cada 2-3 años, aproximadamente. Después del apareamiento ellas depositan unos 10 huevos en el interior de una madriguera o en un sitio lo suficientemente resguardado para evitar que otros animales los roben y los coman. De todas maneras, las hembras rodean los huevos con su cuerpo y permanecen con ellos durante casi todo el tiempo, alerta ante los intrusos y las necesidades de sus futuros descendientes.

Son madres muy dedicadas. Tienen que estar pendientes de la temperatura ambiental; si es muy fría o seca puede producir calor o humedad corporal. Esto es más importante de lo que parece, ya que de la temperatura depende si las crías viven, mueren o nacen con defectos congénitos. También de la temperatura depende la tonalidad del cuerpo. La madre dedica tanto esfuerzo al cuidado de sus huevos, que puede comer muy poco o no comer nada. Solo sale de la madriguera si es completamente necesario, lo cual sucede muy pocas veces.

El período de incubación dura un máximo de 80 días, pero normalmente el tiempo es menor. Eso sí, una vez que las crías salen de los huevos, la madre se aleja y las deja  sobrevivir por su cuenta, con ayuda de sus sentidos e instinto de supervivencia. Por lo general, muchas de estas crías llegan a la adultez.

Información sobre la pitón real.

Amenazas y conservación

Estado de conservación: “Preocupación Menor”.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica a la pitón real como especie de “Preocupación Menor”. Sin embargo, este depredador no está exento de amenazas. El ser humano es su más importante depredador, toda vez que la captura para el comercio de piel y carne y para el mercado internacional de mascotas exóticas. Numerosas pitones reales son capturadas en África.

Hay que decir que estos reptiles no están domesticados y no son aptos para mantener como mascotas, ya que no toda persona conoce sus necesidades específicas. Algunos omiten este hecho y las mantienen en el interior de peceras con temperatura regulada, pero en muchas ocasiones el espacio de estas peceras es insuficiente para el animal, que en estado salvaje se desplaza a través de miles de kilómetros a lo largo de su vida. En consecuencia, el cautiverio puede afectar sus movimientos y su comportamiento depredador natural, puesto que se habitúan a ser alimentadas.

 

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Ball_python

http://www.iucnredlist.org/details/177562/0

http://animaldiversity.org/accounts/Python_regius/