Pinus pinea

Los piñones son las semillas de los árboles del género Pinus, pero las más consumidas son precisamente las de la especie conocida como pino piñonero, pino doncel o pino manso, debido a que son más grandes y de sabor muy agradable. Durante mucho tiempo, han sido un alimento importante y un elemento de gran valor económico.

Descripción

El pino piñonero es un bello e imponente árbol de hoja perenne que mide 10-20 metros de altura, pero que puede superar los 25 metros. Sostiene el follaje un tronco delgado y recto de corteza anaranjada, marrón o rojiza con manchas grises. Gruesa, tiende a formar escamas o placas duras con fisuras verticales. La medida del diámetro de todo el tronco oscila en torno a 1 metro.

Orden: Pinales
Familia: Pinaceae
Género: Pinus

Sus hojas, en forma de aguja, crecen en pares y tienen un aspecto rígido. Miden de 10 a 20 centímetros de longitud y su superficie está pintada de verde brillante cuando son maduras. Son perennes, pero se caen al cabo de 2-4 años y en su lugar crecen otras rápidamente. Ahora bien, sus flores se agrupan en conos femeninos y masculinos, y cada una de las hojas escamosas de los conos es una flor. Los conos miden de 8 a 15 centímetros de longitud, y crecen solos o en pequeños grupos en el extremo de tallos cortos.

Dentro de las piñas existen semillas (los famosos piñones) en forma de huevo y de color marrón, con una longitud de aproximadamente 2 centímetros. Tienen un ala ligera y rudimentaria.

Características del pino piñonero.

Piña y piñones.

Distribución

A pesar de su importancia, es un árbol poco común en términos geográficos. Se distribuye naturalmente en la zona mediterránea de Europa y parte del Oriente Próximo; es nativo de Francia, Italia, Portugal y España. Anteriormente estaba presente en el norte de África, en partes de Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. Habita zonas costeras mediterráneas desde el nivel del mar hasta elevaciones de unos 600 metros, dunas costeras, tierras planas, laderas y faldas de montañas y colinas de selvas, bosques y matorrales. En la Península Ibérica se halla en bosques de coníferas y en Francia e Italia vive en bosques esclerófilos y semicaducifolios.

Es resistente al viento y a la sal, y crece muy bien a pleno sol, en climas templados, mediterráneos y cálido-templados.

El árbol es nativo de Francia, Italia, Portugal y España.

Reproducción

Pinus pinea es un árbol monoico, es decir, en un mismo individuo hay flores masculinas y flores femeninas. Florece de mayo a junio, aproximadamente, así que en verano los conos masculinos despiden polen. Esto se sabe porque se tornan anaranjados. Los conos femeninos son polinizados por el viento, y no por insectos o colibríes. A este tipo de polinización se le conoce como anemófila. Generalmente el árbol se autopoliniza. Las semillas maduran en abril; son dispersadas por aves y no por el viento.

El pino piñonero se propaga frecuentemente por semillas, esquejes o injertos, pero las semillas son las favoritas porque germinan fácilmente. Puede crecer en muchos tipos de suelo, mas crecer en los muy alcalinos le resulta difícil. En 5-10 años comienza a producir piñas, pero el pico de su productividad ocurre cuando tiene alrededor de 40 años de edad.

Usos

Es una especie muy importante en España, Portugal e Italia, principalmente por los piñones. Cada año, se cosechan millones de kilogramos de piñones en la región mediterránea. Se ha cultivado durante al menos 6,000 años para obtener sus semillas, aunque es probable que estas hayan sido recolectadas por el ser humano mucho más tiempo atrás. Restos de las piñas en hogueras datan, de hecho, de hace 6,000 años, y otros restos se han encontrado en las ruinas de Pompeya. Además de comer los piñones, se cree que los hombres prehistóricos los usaban como moneda para comerciar.

Usos y propiedades del piñón.

Ensalada con piñones.

Y es que los piñones son alimentos saludables y deliciosos, no por nada los soldados romanos los consideraban un manjar. Contienen un 12-30 por ciento de proteínas y un 2-12 por ciento de carbohidratos, además de tiamina, niacina, vitamina K, calcio, magnesio, fósforo y potasio, entre otros nutrientes. Tienen un buen sabor crudos; tostados pueden ser más sabrosos. Se comen frescos, en postres y platillos diversos, desde pastas hasta estofados. Son populares sobre todo en la gastronomía francesa e italiana; por ejemplo, se les usa en el pesto y en la baklava (un postre de Oriente). Los romanos y los griegos les atribuían propiedades afrodisíacos, y sugerían comerlos mezclados con miel y almendras antes de ir a dormir.

 

Los piñones contienen un 12-30 por ciento de proteínas y un 2-12 por ciento de carbohidratos.

Todos los pinos son ricos en resinas y aceites alcanforados volátiles, y Pinus pinea no es la excepción. El aceite liberado por las hojas desprende un sutil aroma fresco usado en cosméticos y productos para revestir maderas, mientras que el que se extrae de los piñones es de buena calidad y puede usarse en ensaladas. Muchas personas usan las piñas vacías como elementos decorativos, especialmente en arreglos florales; asimismo, son un buen combustible de uso en panaderías. La madera es de escasa calidad para la construcción, pero a veces se utiliza en la fabricación de algunos tipos de muebles.

Amenazas y conservación

El pino piñonero aparece como especie de “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su población mundial es estable pues no parece estar disminuyendo, pero claro, puede enfermarse y ser objeto de tala. En condiciones de alta humedad es susceptible a hongos que causan la roya y a otras enfermedades fúngicas.