Pingüino barbijo

Pygoscelis antarctica

Información y características

Esta pequeña y regordeta ave acuática del orden de los Sphenisciformes es conocida por la particularidad de la banda negra que le cruza la cara. Se le llama de otras maneras como pingüino de barbijo, pingüino barbudo y pingüino de collar.

Descripción del pingüino barbijo

El pingüino barbijo a menudo es considerado bonito, sin duda por su plumaje negro azulado brillante en la zona dorsal de su cuerpo, blanco en la parte inferior y una delgada banda de plumas oscuras que pasa por su cara debajo del pico. Tiene los ojos rojos, patas cortas de un débil tono rosado y alas con forma de aletas.

También te puede interesar… Pingüino papúa

Las plumas de este pingüino son cortas y están dispuestas muy densamente en todo su cuerpo, esto es así porque habita en un clima muy frío y necesita mantener el calor corporal. También posee encima del plumaje un sebo que le sirve como capa protectora que impide al agua penetrar a su piel al escurrir entre las plumas.

Su estatura apenas pasa del medio metro: mide unos 68 centímetros de largo. En lo que se refiere a su peso, éste se encuentra entre los 3 y los 6 kilogramos. Si están en período de reproducción su peso baja y en general, los machos son más pesados que el sexo opuesto.

Pingüino barbijo Pygoscelis antarctica

Distribución y hábitat del pingüino barbijo

Se distribuye por toda la península antártica y las islas que pertenecen a dicho continente, así como en las islas Sándwich y Balleny al sur de Nueva Zelanda, cuando es período de reproducción.

Es nativo de los océanos Pacífico y Atlántico. Está bien adaptado al clima de las heladas aguas antárticas y vive sobre los bloques de hielo a mar abierto.

Comportamiento del pingüino barbijo

Se considera que el pingüino barbijo es gregario y se comporta como un animal territorial al no permitir que otros pingüinos de su misma especie accedan a sus nidos o al lugar en donde están obteniendo su alimento. Y a pesar de su tamaño y dulce aspecto, regularmente se comporta de forma agresiva con otros animales y hasta con los de su misma especie si siente peligro o amenaza. Si esto es así es muy probable que luche contra su oponente u oponentes.

La forma de comunicación ocupa un lugar elemental entre los pingüinos barbijos. Para lograr el proceso suelen agitar las alas y la cabeza en un intento por llamar a algún otro pingüino. Además hacen reverencias a otros, se acicalan y se miran fijamente cuando surgen conflictos por el territorio. Es, en resumen, una serie de rituales que llaman la atención por su complejidad en el mundo de los pingüinos.

Alimentación del pingüino barbijo

Su dieta se compone de peces, krill y pequeños crustáceos como los camarones. Para contar con su alimento, se “hace a la mar” y nada diariamente un promedio de 50 millas mar adentro.

Reproducción del pingüino barbijo

En la época de reproducción vive en colonias compuestas por millones de pingüinos. Es una especie ovípara y la hembra pone uno o dos huevos en el nido, que es construido sobre el hielo o fuera de él por ambos padres.

Los huevos se incuban durante un período de tiempo que comprende de 33 a 37 días, después de los cuales los huevos eclosionan y las crías permanecen en el nido de 20 a 30 días más. Enseguida  los jóvenes pingüinos se unen a otros como ellos y se reúnen muy cerca para calentarse y básicamente, para sobrevivir. Después de dos meses están listos para ir al mar por primera vez. Para ese tiempo ya han mudado y tienen el plumaje de un adulto.

Pingüino barbijo Pygoscelis antarctica

Depredadores del pingüino barbijo

Son las aves marinas las principales depredadoras del pingüino barbijo cuando apenas los alberga el huevo, pues dichas aves suelen robarlo para alimentarse del él. Sin embargo el número de pingüinos es bastante grande y aumenta año con año. Por consiguiente están clasificados como de “Preocupación Menor” (Least Concern) por la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.