Pez ballesta

Familia Balistidae

Información y características

Existen 40 especies de pez ballesta alrededor del mundo, pertenecientes al orden Tetraodontiformes y a la familia Balistidae.

Las especies de pez ballesta son llamadas también pejepuercos. Los aficionados al buceo se suelen topar con peces ballesta comúnmente, y resultan muy atractivos por la variedad de colores que sus cuerpos presentan.

Descripción del pez ballesta

El cuerpo de los peces ballesta es corto, ovalado y comprimido. La cabeza es grande y tiene una pequeña mandíbula fuerte con 1 o 2 hileras de dientes cada una. Los ojos son pequeños y están situados cerca del borde dorsal, en la parte superior de la cabeza.

También te puede interesar… Pez luna

La aleta dorsal anterior se compone de un conjunto de 3 espinas retraídas en una ranura. Las aletas dorsales y anales posteriores proporcionan un movimiento natatorio ondulante que permite al pez nadar a baja velocidad. Tiene 2 aletas pélvicas superpuestas a lo largo del cuerpo que se fusionan para formar una columna que termina en rayas cortas. Su aleta caudal tiene forma de hoz y sólo la utiliza para escapar de los depredadores.

La piel es dura y está cubierta con escamas romboidales ásperas, a modo de armadura. Su solitaria abertura branquial es una hendidura vertical localizada encima de las aletas pectorales.

La mayoría de las especies de pez ballesta miden entre 20 y 50 centímetros de longitud, con excepción de algunas que miden más o miden menos. Por ejemplo, el pez ballesta piedra (Pseudobalistes naufragium) mide 1 metro.

Pez ballesta- Familia Balistidae

Distribución y hábitat del pez ballesta

Se encuentra en los océanos tropicales y subtropicales de todo el mundo aunque existe mayor concentración en la región del Indo-Pacífico tropical. Habita generalmente arrecifes de coral. Otras especies son pelágicas. Normalmente permanece en aguas poco profundas.

Comportamiento del pez ballesta

Pese a sus lentos movimientos y aspecto alegre, la mayoría de los peces ballesta son territoriales y manifiestan un comportamiento agresivo especialmente cuando se encuentran cuidando los nidos. La hembra es mucho más agresiva y es capaz de atacar a peces más grandes y a los seres humanos. Quienes más sufren de esto son los buzos y no ha sido raro que alguno resulte con una mordedura muy dolorosa.

Son diurnos y solitarios, solo modifican esta última conducta en la temporada de reproducción. Durante la noche se resguardan en grietas. Dado el atractivo de sus colores, son muy solicitados por los acuarios de  todo el mundo.

Alimentación del pez ballesta

La dieta de la mayoría de los peces ballesta se compone de la carne de especies como erizos, gusanos, cangrejos, camarones, crustáceos, moluscos y peces. Algunos consumen de forma regular algas y otras platas marinas y otros más se alimentan sólo de plancton.

Necesitan cavar y hurgar en el lecho marino moviendo sus aletas para encontrar las presas que más les gusta, como los erizos y los cangrejos. Es habitual que varios peces de tamaño más pequeño sigan a los ballesta para aprovechar las sobras que caen de la boca y subsisten gracias a esta forma parasitaria.

Pez ballesta- Familia Balistidae

Reproducción del pez ballesta

Los peces ballesta son polígamos, por consiguiente, su zona territorial utilizada para el desove incluye al macho y a más de una hembra, normalmente de 3 hasta 10 de ellas.

En la etapa posterior al apareamiento la hembra deposita los huevos en el territorio del macho, sobre la arena. Estos huevos son físicamente muy pequeños. Debido a su fragilidad es fácil que se dispersen por el movimiento de las olas y por ende, tanto el macho como la hembra participan en su cuidado. La hembra se encarga de vigilar el perímetro de la zona de desove para ahuyentar a los depredadores y además ventila y hace rodar los huevos para inducir a la eclosión. Esta conducta propia de las hembras se llama “tendimiento”. Por su parte, los machos permanecen un poco más lejos de los huevos pero realiza una vigilancia por encima de aquellos y de la hembra.

Existe otro sistema de apareamiento en el que la hembra posee su propio territorio en la zona del macho y el desove se efectúa en territorio del sexo femenino.

En algunas especies de pez ballesta el desove y la eclosión ocurren el mismo día; se efectúa el desove en la mañana y después de la puesta de sol las crías salen de los huevos.

Amenazas del pez ballesta

La amenaza más frecuente para estos peces es la captura para su venta a acuarios o a particulares, dado el atractivo que poseen. En este sentido, su gran popularidad ha provocado un revés para su supervivencia y como consecuencia, algunas especies están amenazadas, como el pez ballesta reina (Balistes vetula).