¿En qué consiste la función de nutrición?

Se entiende como nutrición a todo proceso de asimilación de materiales que los seres vivos necesitan para obtener energía, crecer y repararse, entre otras tareas. Es una de las funciones básicas de todos los organismos. Consiste en la ingestión de sustancias que en el interior del organismo son sintetizadas o convertidas en sustancias más simples para su fácil asimilación y pase al torrente sanguíneo.

Tipos de nutrición

Dos tipos básicos de nutrición se presentan en los seres vivos: autótrofa y heterótrofa. La nutrición autótrofa es dada en organismos que pueden producir su propio alimento a partir de la energía luminosa del sol o de reacciones químicas orgánicas. No hay ejemplo más claro de organismos autótrofos que el de las plantas verdes, incluidas las algas. Ellas no necesitan alimentarse de carne de los animales ni de las partes de otros vegetales, con excepción de las plantas carnívoras que sí aprovechan la materia de insectos para nutrirse.

La nutrición es básicamente el proceso de asimilación de materiales que los seres vivos necesitan para obtener energía, crecer y repararse.

La nutrición heterótrofa es propia de seres vivos que se alimentan de otros seres vivos ya que están imposibilitados para producir su propio alimento. A diferencia de las plantas ellos usan la materia orgánica sintetizada por otros organismos. Los seres humanos y los animales son ejemplos de seres heterótrofos.

Nutrición animal

Cuando se habla de la nutrición como una función básica de los seres vivos, se hace desde la perspectiva de un ser vivo integral, ya sea planta, animal, hongo, bacteria u otro ser unicelular. La función también ocurre a nivel celular, pero son dos procesos diferentes, si bien consisten en un proceso similar por medio de la ingestión, el metabolismo y la excreción.

Entonces, un ser vivo se nutre mediante los siguientes procesos:

Ingestión

La materia alimenticia es introducida al organismo. Los animales y los humanos tienen una estructura, la boca, por donde ingieren los alimentos. La boca normalmente posee papilas gustativas para sentir el sabor de la materia y evitar consumir materiales de poco o nulo valor nutricional.

Dentro de la boca se liberan unas enzimas en la saliva, las cuales ayudan a descomponer los alimentos y convertirlos en una masa blanda llamada bolo alimenticio. Posteriormente la comida pasa por el tubo digestivo.

Metabolismo

Los alimentos son asimilados en el estómago y los intestinos mediante las enzimas; en el intestino delgado se absorben los nutrientes y pasan al torrente sanguíneo. Existen dos tipos de metabolismo: anabolismo, mediante el cual se sintetizan sustancias complejas a partir de sustancias sencillas; y catabolismo, por el que las sustancias complejas se desintegran en sustancias más simples para liberar energía.

La nutrición heterótrofa es propia de seres vivos que se alimentan de otros seres vivos.

Excreción

La actividad metabólica logra que el cuerpo aproveche las sustancias útiles, pero también deja las sustancias que el cuerpo no necesita. El agua de los alimentos es absorbida en el intestino grueso y se forma la materia fecal que se expulsará por el ano.

Otros mecanismos de excreción: durante la respiración se expulsa dióxido de carbono, los riñones producen orina que se expulsa por la uretra, las glándulas sudoríparas expulsan el sudor a través de los poros de la piel, algunos animales excretan ácido úrico y otros expulsan amoníaco.

Nutrición vegetal

Las plantas captan el agua y las sales minerales de la tierra, que constituyen los elementos a partir de los cuales fabrican su alimento. Posteriormente, el agua y las sustancias suben a través de la planta como savia bruta hasta que llegan a las hojas, donde se encuentran los cloroplastos. En éstos se lleva a cabo la asimilación de nutrientes con ayuda de la energía del sol y así la savia elaborada puede conducirse a las demás partes de la planta, como el fruto.

Nutrición de hongos y bacterias

Los hongos son organismos heterótrofos, puesto que carecen de clorofila para producir su alimento. Desde esta perspectiva, los hongos pueden ser:

Saprofitos. Son aquellos que se alimentan de otros seres vivos que se encuentran en descomposición.

Simbiontes. Obtienen el beneficio de la nutrición al asociarse con plantas.

Parásitos. Viven sobre otros organismos y se alimentan de la materia orgánica de ellos. Digieren el alimento de forma externa al liberar enzimas que degradan las moléculas complejas y las convierten en moléculas más sencillas. El hongo puede ingerirlas mediante fagocitosis o pinocitosis.

Al ser seres unicelulares, las bacterias se nutren mediante fagocitosis o pinocitosis, creando una estructura desde el citoplasma que envuelve al nutriente. La pinocitosis es un proceso similar al de la fagocitosis, pero las sustancias nutritivas se encuentran en el agua.