Las células necesitan obtener nutrición para poder realizar sus funciones de manera óptima. A través de la nutrición, toda célula obtiene materia y energía para crecer, reponerse y dividirse.

Los organismos vivos pueden ser autótrofos o heterótrofos. Los seres autótrofos son todos aquellos con la capacidad de producir sus propios alimentos, mientras que los heterótrofos necesitan satisfacer esta necesidad usando materia de otros seres vivos, ya que son incapaces de sintetizarla para alimentarse.

El proceso de nutrición celular es similar al descrito. Las células autótrofas pueden fabricar o sintetizar alimentos a partir de compuestos orgánicos con ayuda de la energía solar. Las autótrofas necesitan usar alimentos orgánicos que ya pasaron por el proceso de fabricación por parte de otros organismos, y solo así pueden sintetizar la materia que les otorga energía.

Ingestión, permeabilidad, endocitosis, digestión, metabolismo y excreción, son las fases en el proceso de nutrición de una célula.

Nutrición de la célula

Las plantas verdes se caracterizan por ser seres autótrofos, pero todos los animales, las bacterias y los hongos son organismos heterótrofos. En general, el proceso de nutrición de una célula consiste en una serie de fases, que son:

Ingestión o captación. Los nutrientes, líquidos, proteínas y otras moléculas esenciales se introducen a la célula por medio de dos procesos: por permeabilidad o por endocitosis.

Permeabilidad: Minúsculas moléculas atraviesan la membrana plasmática y se introducen directamente en el citoplasma.

Endocitosis: En este proceso, la célula envuelve al nutriente para ingerirlo. La membrana celular se curva y se forma una especie de boca que empuja la partícula, la rodea y permite su ingestión.

Existen dos tipos de endocitosis básicos; en la fagocitosis las partículas son grandes y son envueltas por dos prolongaciones del citoplasma llamadas pseudópodos, formándose una bolsa o vacuola digestiva. La pinocitosis es un proceso parecido, con la diferencia de que las partículas son más pequeñas y permanecen disueltas en líquidos. En este caso se forman bolsas o vacuolas pinocíticas.

fagocitosis

Cualquier proceso de endocitosis requiere un gasto modesto de energía. En las células eucariotas la nutrición es auxiliada por unas proteínas llamadas dinaminas y por los lípidos. Una vez que la membrana de la célula comienza a tomar una forma curva, las dinaminas y los lípidos se posicionan juntos, posteriormente los lípidos se mueven de tal manera que la aglomeración se alivia lentamente, es decir, aumenta la separación entre dinaminas y lípidos. A medida que esto ocurre la membrana sigue curvándose y forma la estructura con forma de boca que rodeará el nutriente.

Los protozoos llamados paramecios se alimentan de una forma muy interesante. En estos organismos que habitan medios acuáticos, los cilios que emergen de un orificio se mueven continuamente hasta que producen un remolino en el agua, el cual acarrea consigo las partículas nutritivas hasta acercarlas al organismo. De este modo puede ingerirlas por medio de fagocitosis.

-Digestión. Las moléculas se rompen en partículas más pequeñas y son transformadas en otras sustancias. Para entenderlo mejor: los organelos llamados lisosomas liberan enzimas que actúan sobre los nutrientes y éstos terminan convertidos en moléculas fácilmente aprovechables para obtener energía.

-Metabolismo. En esta fase, las células procesan las moléculas de nutrientes. Se rompen las moléculas complejas para producir energía y la célula utiliza ésta para elaborar otras moléculas complejas y para efectuar funciones como la respiración.

-Excreción. Las sustancias que no son útiles son expulsadas.

La nutrición celular es parte esencial para el crecimiento y la salud de los seres vivos.

A diferencia de los animales, las plantas son organismos autótrofos. La nutrición de las células vegetales es un proceso que inicia cuando la planta capta las sustancias del agua y el suelo a través de las raíces e ingiere los nutrientes por medio de fagocitosis o por el paso de ellos a través de la membrana plasmática.

La nutrición celular es parte esencial para el crecimiento y la salud de los seres vivos. Los investigadores creen que si, por ejemplo, la endocitosis se realiza de forma incorrecta o anómala, existe probabilidad de sufrir males como leucemia y Alzheimer.