Pteronura brasiliensis

La nutria gigante o “lobo de río” por la forma de su hocico, es un tipo de mamífero que se caracteriza por ser el miembro más grande de la familia de los mustélidos y uno de los carnívoros más grandes de América del Sur.

Descripción

Tal vez estas nutrias no sean gigantes como su nombre indica, pero sin duda son animales de amplia longitud que rebasan por mucho el tamaño de otros parientes lutrinos.

Pteronura brasiliensis registra una longitud de cabeza a cola de un metro a 1.8 metros y en cuanto al peso, el promedio es entre 22 y 32 kg, siendo las medidas más grandes las de los machos. Las medidas más frecuentes de las hembras son de 1.5 metros de largo y 26 kg de peso. La diferencia física entre macho y hembra no es muy fácil de percibir.

Su cuerpo es de forma muy alargada, curveada y flexible, con extremidades fuertes, pies palmeados y cuello ancho. Poseen una mancha irregular de color blanco o crema al nivel de la garganta y largas vibrisas para detección de presas. Poseen una cobertura de corto pelaje en todo el cuerpo, pero no es tan denso como en otros tipos de nutria, como Enhydra lutris (nutria marina). Una observación interesante puede apreciarse en la punta de la cola que es aplanada como la de un castor.

En ocasiones son vistos en canales agrícolas y canales de drenaje.

Distribución y hábitat

Es una especie endémica de América del Sur y sus poblaciones son discontinuas y fragmentadas debido a las extinciones locales. Su rango de distribución abarca las cuencas de los ríos Orinoco, Amazonas y Paraná y las redes hidrográficas de las Guayanas. Se encuentra también en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, y es posible que se haya extinguido de Argentina y Uruguay.

Años atrás, los lobos de río vivían en bosques tropicales y humedales, pero la presencia del hombre ha cambiado drásticamente el panorama. Su hábitat natural está caracterizado por la presencia de arroyos, lagos, ríos, marismas y pantanos de lento movimiento, y en ocasiones son vistos en canales agrícolas y canales de drenaje a lo largo de las construcciones carreteras.

Alimentación

Se clasifican dentro de los animales carnívoros, pero su gusto por el pescado reflejado en una elevada ingesta de 4 kg por día, hace que su dieta sea considerada más piscívora.

Entre las especies que capturan se encuentran percas, bagres y algunos tipos de pirañas.

Cazan durante el día y entre las especies que capturan se encuentran percas, bagres y hasta algunos tipos de pirañas, pero cuando las presas no son fáciles de conseguir, acuden a otras fuentes de carne como serpientes, tortugas, cangrejos y serpientes.

No es un animal tímido para cazar, pues la necesidad de satisfacer su hambre lo ha llevado a enfrentarse a anacondas y caimanes. Algunas veces cazan solos, en parejas o en grupos pequeños y se basan totalmente en sus sentidos de la vista y el tacto para localizar comida.

Comportamiento

La nutria gigante es muy social y vive en grupo familiares de tres a diez individuos con territorios bien establecidos. Estos grupos se componen de una pareja reproductora dominante, jóvenes no reproductores y sus descendientes.

Los miembros de la familia conviven, descansan, juegan y pescan juntos. Utilizan letrinas comunitarias donde descargan sus desechos y frotan sus patas con la orina y las heces con el objetivo de anunciar su presencia y reiterar sus límites territoriales.

Estas nutrias son ruidosas y los primeros estudios revelaron que pueden producir nueve sonidos distintos de acuerdo a la situación, pero un análisis en 2014 publicó que en realidad son 22 los producidos por adultos y 11 producidos por crías. Entre las vocalizaciones que se destacan están las de advertencia, atención y lamento.

Características de las nutrias gigantes.

Nutrias gigantes en cautiverio.

Reproducción

Las parejas reproductoras de nutrias gigantes son monógamas, lo que significa que tienen parejas fijas durante todo el año. Alcanzan la madurez sexual a los 2.5 años de vida, pero comienzan con los apareamientos a los 4.5 años.

Generalmente las parejas producen una camada anual, con un número de crías que va de una a seis, pero también se han registrado dos nacimientos en un mismo año. El período de gestación dura entre 64 y 77 días y ambos padres se encargan del cuidado y alimentación.

Tras 4 meses de vida, las pequeñas nutrias comienzan a realizar sus primeros viajes para aprender a cazar. A los seis meses son destetados y a los diez meses ya son eficientes cazadoras. Su expectativa de vida está estimada entre 10 y 13 años.

Estado de Conservación: en peligro de extinción.

Amenazas y conservación

Para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la nutria gigante se encuentra en peligro de extinción, y las causas son en su gran mayoría antropogénicas. La presencia humana ha modificado el panorama; no solo por la destrucción del hábitat para la construcción de viviendas y carreteras, sino también por la sobrepesca, por la contaminación de ecosistemas acuáticos por la exploración de combustibles fósiles, enfermedades y turismo mal gestionado. Se cree que en un futuro, la construcción de presas hidroeléctricas modificará aún más su hábitat, afectando su forma de vida y sus fuentes de alimento.

El cautiverio alguna fue una opción para su conservación, pero las crías son altamente vulnerables a las enfermedades mortales. Actualmente existen nuevas áreas protegidas para la especie y se destinan recursos para la evaluación de los impactos que algunas actividades humanas generan, con el fin de planear adecuadamente proyectos futuros y regular los actuales.