Citrus x sinensis

El naranjo dulce es uno de los árboles frutales más cultivados del mundo, y sus frutos son ampliamente populares. Puede sorprender saber que este árbol, que no es de origen silvestre, es un híbrido entre el árbol de la toronja o pomelero (Citrus grandis) y el de mandarina (Citrus reticulata). La palabra “naranja” parece provenir del árabe narang, que a su vez se deriva del sánscrito nāraṅga o nagarañja.

Orden: Sapindales
Familia: Rutaceae
Género: Citrus

Descripción

Es un árbol de tamaño mediano que alcanza una altura aproximada de 7.5 metros, pero puede crecer el doble bajo excelentes condiciones de cultivo. Posee un tronco delgado y de corteza color marrón, con ramas delgadas o ligeramente gruesas y algunas raíces que sobresalen del suelo. Las ramas más jóvenes son verdes, flexibles y cuentan con espinas. Desarrolla hojas color verde, perennes y ovaladas y de 6.5 a 15 centímetros de longitud y hasta 10 centímetros de anchura. Los bordes pueden o no ser dentados.

Las pequeñas flores del naranjo, conocidas como flores de azahar, crecen solas o en grupos de 2 a 6. Cada una tiene 5 sépalos con varios estambres de punta amarilla, y pétalos de color blanco. Son muy aromáticas. A partir de ellas se desarrollan las naranjas, frutos redondos de unos 6.5-9.5 centímetros de diámetro con piel gruesa, cerosa y color que va del verde al anaranjado intenso. Tienen una capa interior blanca, y a continuación, una pulpa compuesta por 10-14 gajos que contienen zumo.

Características del naranjo.

Flores, hojas y fruto de Citrus x sinensis.

Distribución

Es posible que el naranjo dulce sea originario del noroeste de la India o del sur de China.

Es posible que el naranjo dulce sea originario del noroeste de la India o del sur de China. En este último, su cultivo se remonta al 2400 o 2500 a. C. y no parece haberse extendido rápidamente. La planta llegó a la región mediterránea en torno al año 1400 por comerciantes, y al llegar el siglo XVII, la naranja era un fruto codiciado y un bien de lujo. Justo en ese siglo, Citrus x sinensis fue llevado a México y Sudamérica por los conquistadores españoles, y al resto de Norteamérica posiblemente por franceses. Como se ha dicho, el naranjo dulce no tiene un ancestro silvestre directo, pues es resultado de la hibridación.

En la actualidad, la planta es cultivada en zonas tropicales y subtropicales, pero se le considera sobre todo subtropical. Es un cultivo muy importante en Estados Unidos, Sudáfrica, Australasia, parte de Sudamérica y el Caribe y el Extremo Oriente. En Estados Unidos, los mayores productores de naranja dulce son Florida y California.

Reproducción y variedades

El árbol florece en primavera y verano. Sus flores son hermafroditas, así que poseen órganos masculinos y femeninos al mismo tiempo. Esto permite que puedan autopolinizarse. Las abejas y algunos otros insectos se encargan de polinizarlas gracias a las esporas que se adhieren y liberan de su cuerpo cuando acuden a alimentarse del dulce néctar, atraídos por el aroma.

Los naranjos cultivados pueden plantarse por semillas, esquejes e injertos, aunque los árboles plantados por semillas tienden a producir frutos de forma más lenta. Son aptos para crecer en recipientes, siempre y cuando la tierra contenga un buen nivel de nutrientes y materia orgánica. No tolera bien las heladas.

Características de las naranjas.

Algunas de las variedades más conocidas del naranjo dulce son “Valencia”, “Pineapple”, “Navel”, “Washington Navel”, “Sanguina”, “Belladona”, “Berna”, “Gardner” y “Queen”.

Usos

Del naranjo se aprovechan la madera, las flores y por supuesto, el fruto, del que se obtiene aceite. La madera no es muy usada en la fabricación de grandes muebles, salvo para pequeñas herramientas y objetos. Las flores son usadas como decoración de interiores, y su aceite, con el de la cáscara y las hojas, se emplea para perfumar jabones, productos de limpieza y múltiples cosméticos. El aceite de la cáscara contiene altas concentraciones de limoneno, una sustancia que se sabe que mata moscas y pulgas.

Usos y propiedades de la naranja.

El fruto es la estrella de Citrus x sinensis. Su pulpa es dulce y ácida, y se come fresca, en postres, mermeladas, conservas o platillos. Incluso se elaboran bebidas alcohólicas. El zumo es muy refrescante y con los aceites esenciales se aromatizan algunos productos comestibles. La naranja es muy rica en vitamina C, ácido fólico, luteína, potasio, fibra, flavonoides y antioxidantes, y se le atribuyen propiedades digestivas y purificadoras de la sangre. Se cree que puede reducir los niveles de colesterol y que el limoneno reduce el riesgo de contraer cáncer de mama.

La naranja es muy rica en vitamina C, ácido fólico y antioxidantes.

Amenazas y conservación

La planta del naranjo es susceptible al chancro cítrico, al exudado pegajoso, a la podredumbre, al fuego bacteriano, al hongo Diaporthe citri, a las cochinillas algodonosas, a los áfidos y a otras pequeñas especies. Las heladas suelen afectar a los árboles, especialmente los más jóvenes. Es una especie abundante incluso en jardines domésticos, por lo que no se encuentra globalmente amenazada.