Mofeta rayada

Mephitis mephitis

Información y características

La mofeta rayada es un mamífero y se trata de la especie más común de mofeta en Norteamérica, muy conocida y retratada en la cultura popular; se le reconoce por su sistema de defensa maloliente y por la franja blanca que se extiende por el lomo. Es conocida como mofeta listada o simplemente mofeta.

Descripción de la mofeta rayada

Es poseedora de una cabeza pequeña, de orejas cortas y pequeños ojos negros carentes de membrana nictitante. Tiene patas cortas con pies plantígrados de 5 dedos y garras delanteras largas. El macho es un poco más grande que la hembra, pero en general los adultos miden de 36 a 46 centímetros de longitud. Pesan entre 1.1 y 3.6 kilogramos.

También te puede interesar… Mapache

El pelaje del cuerpo es negro y una franja blanca recorre la parte superior desde la nuca y a lo largo del dorso, dividiéndose éste en 2 franjas, una a cada lado del cuerpo. La cola negra también cuenta con pelo blanco pero en menor cantidad. Mide de 18 a 25 centímetros de longitud y la punta es blanca.

Información sobre la mofeta rayada

Mofeta rayada-Mephitis mephitis

Distribución y hábitat de la mofeta rayada

Se encuentra distribuida en la mayor parte de Norteamérica. Se extiende de este a oeste, es decir, de la zona del océano Atlántico hasta el océano Pacífico, en el sur de Canadá, en Estados Unidos y en el norte de México.

Vive en una amplia variedad de hábitats que incluyen bosques, barrancos arbolados, zonas de ribera y llanuras cubiertas con pasto. En la actualidad existen poblaciones que se han adaptado a las zonas urbanas y habitan los suburbios citadinos. La altitud en la que se encuentra es al nivel del mar y hasta 1,800 metros sobre el nivel, aunque hay casos registrados de mofetas viviendo a 4,200 metros de altura.

Comportamiento de la mofeta rayada

La mofeta rayada es una especie que se caracteriza por un comportamiento pasivo, tranquilo y relativamente dócil. No es agresiva con otros animales y es frecuente que simplemente los ignore.

Vive de manera solitaria y realiza la mayor parte de sus actividades durante la noche, pero muchos individuos prefieren actuar durante el crepúsculo. Al anochecer y hasta la mañana sale a buscar alimento, y mientras el sol brilla se queda en su madriguera. Dicha madriguera puede ser algún hueco en un árbol, un sitio debajo de las rocas o el hogar vacío de otros animales, y puede estar habitada por varias hembras. Los machos viven solos pues son solitarios a menos que se encuentren en época de reproducción.

Esta mofeta no hiberna pero sí entra en un estado de letargo semiactivo. Para obtener energía, almacena grandes reservas de grasa en el cuerpo.

El sistema defensivo de la mofeta es famoso. Aunque es un animal tranquilo no está desprotegido. Si percibe alguna amenaza arquea la espalda, levanta la cola y pisa el suelo con las patas delanteras. Si el atacante se resiste a dejarla, dobla los cuartos traseros y rocía a través del ano un líquido de penetrante olor maloliente, difícil de eliminar. Si alcanza los ojos, puede causar dolor intenso y ceguera temporal.

Información sobre mofeta rayada

Una solitaria mofeta rayada

Alimentación de la mofeta rayada

Su dieta omnívora se compone en primavera y verano de insectos como saltamontes, grillos, escarabajos, larvas y abejas. Durante el invierno cambia sus hábitos alimenticios y consume pequeños mamíferos como ratones de campo y huevos o crías de aves. Ocasionalmente come anfibios, reptiles, pescado y hasta carroña.

El 10 o 20 por ciento de su alimentación incluye maíz, hierbas, granos, nueces, bayas como las moras y frutas como las cerezas.

Reproducción de la mofeta rayada

La mofeta es polígama. La hembra se reproduce únicamente 1 vez al año; por el contrario, el macho se aparea con un número grande de hembras.

Durante el proceso de cortejo, el macho se sitúa detrás de la hembra y se acerca a oler y lamer los genitales de ella. Después trata de posicionarse encima y de montarla, a lo que usualmente la hembra se resiste. Después de una especie de lucha se produce la cópula.

La gestación dura entre 59 y 77 días, tiempo después del cual nacen de 2 a 10 pequeñas mofetas que pesan 32-35 gramos. La madre se encarga de proveer cuidados hasta que se les desteta a los 6 o 7 semanas. A los 10 meses de edad, ya son maduros sexualmente.

Amenazas de la mofeta rayada

Es objeto de caza de depredadores entre los que se encuentran zorros, tejones, pumas, linces y coyotes. A pesar de su defensa, las aves de rapiña son inmunes a dicho sistema y en consecuencia, la mofeta es cazada por gran cantidad de estas aves como los búhos y las águilas.

En algunos países es posible y legal tener mofetas como mascotas. Desafortunadamente no todas las personas conocen los cuidados que necesitan y ponen en peligro la vida del animal.

La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado a la mofeta rayada como especie de “Preocupación Menor” (Least Concern).