Loto sagrado

Nelumbo nucifera

Información y Características

El Loto indio o rosa del Nilo es una planta perenne acuática. Símbolo divino durante más de 5,000 años y flor nacional de Vietnam y la India, Nelumbo nucifera es todo un icono para ciertas culturas, así como para el hinduismo y el budismo.

Orden: Proteales
Familia: Nelumbonaceae
Género: Nelumbo

Descripción

El loto sagrado es una planta que prospera en aguas poco profundas y que crece a partir de rizomas que se hunden en el fango o barro. Crece hasta los 150 centímetros de longitud, aproximadamente. Desarrolla hojas anchas de hasta 60 centímetros de diámetro, que flotan sobre la superficie del agua unidas en el centro a un pecíolo.

Las flores son lo más vistoso de la planta. De color blanco a rosado, miden unos 20 centímetros de diámetro y crecen sobre tallos rígidos que sobresalen del agua. Despiden un sutil aroma y duran unos 3 días, después de los cuales mueren.

La planta puede vivir más de 1,000 años y sus semillas germinar cientos de años después de ser liberadas.

Loto sagrado - Nelumbo nucifera

Distribución

Se extiende desde Irán hasta China y desde Japón hacia el sur, hasta Nueva Guinea y el noreste australiano. Su cultivo se remonta a más de 3,000 años atrás.

Los climas tropicales y hasta templados son propicios para su desarrollo. Se le ve  en hábitats de aguas tranquilas de hasta 2.5 metros de profundidad; en lagos, lagunas, estanques, pantanos, campos inundados, humedales, marismas y llanuras de inundación. Necesita mucho sol y no tolera la sombra.

Reproducción y variedades

Las flores del loto sagrado son hermafroditas, por lo tanto cuentan con órganos reproductores masculinos y femeninos. Después de la floración, insectos como los escarabajos se encargan de polinizar y después crecen unos frutos alojados en la superficie de un receptáculo con forma ligeramente cónica. Un estudio llevado a cabo por fisiólogos de la Universidad de Adelaide, Australia, descubrió que la planta tiene la sorprendente capacidad de regular la temperatura de sus flores, presumiblemente para atraer a los insectos polinizadores.

Su cultivo requiere agua, claro está, pero no debe tener menos de 30 centímetros de profundidad. Puede propagarse por semillas, las cuales tienen la capacidad de durar mucho tiempo antes de germinar.

Usos

Nelumbo nucifera se utiliza mayormente en la cocina y en la religión. En el primer caso, tanto sus raíces como sus hojas, sus flores y sus semillas son comestibles. Por lo general, la cocina occidental no suele hacer uso de tales ingredientes, pero la asiática sí. En India, China y Japón los rizomas se secan y después tuestan, fríen o confitan para consumirlas y en la India las flores, pecíolos y hojas jóvenes se comen como si fueran un vegetal. Los pétalos de las flores son usados como decoración de los platillos y en Corea se usan, así como las hojas, para preparar un té.

Loto sagrado - Nelumbo nucifera

Por otra parte, en los templos budistas a veces la planta se pone a quemar para usarla como incienso ceremonial. En ciertas partes la planta es aprovechada por sus atribuidas propiedades medicinales, pues se cree que es astringente, vasodilatadora y tónica. Por ejemplo, el fruto cocido se recomienda para tratar la fiebre y los problemas del corazón, y el jugo de la hoja se administra para curar la diarrea.

Para el hinduismo y el budismo, el loto sagrado simboliza divinidad, pureza y belleza. Muchas de las divinidades de estas y otras religiones o cultos son representadas sobre una flor de loto.

Amenazas y conservación

La planta no ha sido evaluada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, por lo que no se conoce a ciencia cierta su estado de conservación. Sin embargo, es sabido que puede ser atacada por plagas de pulgones y arañas rojas, y que en algunas partes de China varias poblaciones se han reducido, como consecuencia del desarrollo de la acuicultura.