Los 8 tipos de Emociones.

Los psicólogos han reconocido 8 tipos de emociones que el humano tiene desde que nace, y que por años se ha intentado comprender o analizar en su totalidad. El proceso ha sido arduo y con algunos resultados, pero no absolutos ni concretos para cada ser humano.

Primero veamos qué es una emoción. Una emoción se entiende como una construcción hipotética basada en datos psicológicos y fisiológicos. Las emociones básicas son consideradas procesos fisiológicos basados ​​en circuitos neuronales específicos.

Una emoción se entiende como una construcción hipotética basada en datos psicológicos y fisiológicos.

En palabras más simples, las emociones podrían comprenderse como procesos psico-fisiológicos de nuestra conducta que inducen a actuar de determinada manera ante los estímulos.

Estos se desarrollan a lo largo de la vida, iniciando desde que somos niños e interactuamos con otros individuos y con nuestro entorno. Las emociones ‘activan’ el cerebro y juegan un papel muy importante en el desarrollo psicológico y social, aunque por otro lado, también los trastornos emocionales son las principales consecuencias de trastornos psiquiátricos o neurológicos.

Emociones humanas.

Robert Plutchik y su rueda de las emociones.

Robert Plutchik fue un psicólogo y profesor emérito del Albert Einstein College de Medicina. En su Rueda de las Emociones, muestra la interpelación de las emociones humanas, la cual consistía en 8 emociones básicas y ocho más avanzadas, cada una compuesta de dos emociones básicas más.

En esta rueda de las emociones, Plutchik se enfocaba en humanos, pero también afirmaba que los mismos animales también han adaptado sus propias emociones para adaptarse a su entorno. El temor, la sorpresa, la tristeza, el disgusto, la ira, la esperanza, la alegría y la aceptación eran las que básicamente conformaban al ser humano y lo hacían adaptarse a las demandas del medio ambiente.

Veamos cuáles son los 8 tipos de emociones básicas:

1. Alegría. Cuya emoción opuesta es la tristeza.

2. Confianza. Su emoción opuesta es la Aversión.

3. Miedo. Su emoción opuesta es el enojo.

4. Sorpresa. La anticipación es su emoción opuesta.

5. Tristeza. Con su opuesto que es la alegría.

6. Aversión. Con la confianza como su opuesto.

7. Ira. Su emoción opuesta es el miedo.

8. Anticipación. Cuya emoción opuesta es la sorpresa.

Las emociones de esta rueda están presentadas en un modelo estructural en forma de cono, agrupadas según su similitud manteniendo a la emoción opositora a 180 grados. Poniendo atención a la figura podemos darnos cuenta que las emociones van aumentando de intensidad conforme se aproximan al centro. El enfado es un estado más leve que la ira y por supuesto, que la furia. Lo mismo ocurre con la serenidad, la alegría en segundo nivel y el éxtasis como emoción extrema.

Robert Plutchik y su rueda de las emociones.

Rueda de las Emociones de Plutchik. / Autor: Machine Elf 1735. Este archivo está disponible bajo la licencia Creative Commons Dedicación de Dominio Público CC0 1.0 Universal

En su planteamiento, Plutchik señaló que las diferentes emociones podrían combinarse entre sí. Como por ejemplo, la esperanza con la alegría, sorpresa con tristeza, etc. Es decir, a pesar de que contamos con 8 emociones universales, básicas o primarias, el humano es capaz de reflejar muchas más. No obstante, no es posible visualizar una emoción de la misma manera en cada persona.

Para las emociones combinadas se implementó un algoritmo que emplea el modelo propuesto por Whissell, siempre basado en la rueda de las emociones de Plutchik de mezclar las emociones primarias para obtener nuevas emociones, algo muy similar a la mezcla de colores primarios, que combinados van creando más y más colores.

A pesar de que contamos con 8 emociones universales, el humano es capaz de reflejar muchas más.

Patrones de respiración en las emociones.

La psicóloga Susana Bloch, autora de libros como ‘El Alba de las Emociones’ o ‘Surfeando la Ola Emocional’, ha investigado los patrones respiratorios y posturofaciales de las emociones básicas en humanos. Identificó que cada emoción es manifestada con una postura corporal, facial y un patrón respiratorio que ayuda a los demás a conocer el estado emocional del otro.

La respiración durante las emociones es muy interesante; pues con cada una de ellas hay una diferencia en la amplitud de los movimientos del diafragma, en las pausas respiratorias y en el grado de tensión de los músculos intercostales (ubicados en la parte anterior y lateral del tórax).

Sistema de FACS y unidades de acción.

El Sistema de Codificación Facial (FACS, por sus siglas en inglés relacionadas a Facial Action Coding System) y las unidades de acción (AUs por sus siglas en inglés) estudia cómo los movimientos de los músculos faciales influyen en la expresión de una emoción.

Las FACS han servido para taxonomizar los movimientos faciales que se pueden apreciar a simple vista, lo que incluye movimientos de cabeza, movimientos de ojos, entre otros un poco más complejos y variables. Sus códigos principales están basados en 44 tipos de movimientos básicos, los cuales sirven para crear cualquier emoción.

Sistema de Codificación Facial.

Como sabemos, una expresión de alegría no es la misma a la de la tristeza o incluso, a la de la sorpresa. Sabemos cuándo una persona se alegró por su fiesta sorpresa inesperada, a diferencia de otra que ya lo intuía.

Con base a minuciosos análisis, se identificaron los principales músculos que intervienen en la exhibición de una expresión, la cual va la mano con las emociones.

1. Músculo frontal interior: eleva las cejas moviendo el cuero cabelludo en sentido anterior. Arruga la frente horizontalmente.

2. Músculo frontal exterior: eleva la parte exterior de las cejas.

3. Músculo frontal: también eleva las cejas pero forma un arco más prominente y definido.

4. Músculo corrugador superciliar: se ubica en la parte interna del arco superciliar y junta las cejas cuando fruncimos.

5. Cigomático mayor: se sitúa en la mejilla y tiene forma de rectángulo. Desplaza la comisura de los labios superiores lateralmente al sonreír o reír.

6. Depresor del ángulo de la boca: es un músculo triangular de los labios que desplaza hacia abajo la comisura de la boca.

7. Elevador del ángulo de la boca: eleva la comisura de la boca y el labio superior, de forma que empuja parte de la mejilla hacia el ojo.

8. Elevador del labio superior y del ala de la nariz: es delgado y se ubica en la parte lateral de la nariz. Se eleva y profundiza el surco naso labial.

9. Orbiculares del ojo: se encuentran delante de la órbita ocular y se activa al sonreír.

10. La mandíbula cuenta con varios músculos secundarios pequeños y activos, siendo el masetero uno de los principales. Se utiliza para apretar los dientes y elevar la mandíbula. Una expresión que lo representa es el miedo.

Algunos han debatido en determinar cuál es el elemento muscular más expresivo de la cara: los ojos o la boca. La mayoría coincide en que es la boca, ya que al contener más músculos hace que se genere mayor número de movimientos.

Emociones positivas y negativas.

Emociones positivas y negativas.

Ante tantos tipos de emociones, se han identificado aquellas de uso positivo y de uso negativo.

Entre las primeras podemos nombrar a la alegría, el éxtasis, el optimismo, la satisfacción y el placer, entre otras. Estas nos ayudan al bienestar y a llevar una vida más saludable.

Entre las emociones negativas tenemos la ira, el odio, el miedo y la tristeza, entre otras. Tener este tipo de emociones no es incorrecto, siempre y cuando no formen parte de nuestra vida cotidiana, pues de lo contrario pueden generar enfermedades, problemas de socialización y una calidad de vida poco deseable. Al tipo de personas que suelen manifestar emociones negativas con constancia, se les denomina ‘tóxicas’.

Las emociones ambiguas son otro tipo de clasificación no tan conocidas. Se caracterizan porque pueden ser tanto positivas como negativas dependiendo las circunstancias. El ejemplo más común es la sorpresa, ya que puede presentarse por una noticia positiva o por una negativa.

 

 

Fuentes

Aranda, Isabel. Emociones capacitantes: Su gestión en el desarrollo de personas: coaching, liderazgo, educación. Editorial Rasche, 2013.

https://tesis.ipn.mx/bitstream/handle/123456789/20019/Visualizaci%C3%B3n%20de%20Emociones%20Basado%20en%20el%20Modelo%20de%20Plutchik.pdf?sequence=1&isAllowed=y

https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2015/aug/14/oliver-burkeman-what-exactly-is-an-emotion

https://es.wikipedia.org/wiki/Robert_Plutchik