Liebre ártica

Lepus arcticus

Información y características

La liebre ártica o polar es una de las liebres más grandes del mundo y está completamente adaptada al severo frío polar. Pertenece al orden Lagomorpha y a la familia Leporidae.

Descripción de la liebre ártica

La piel de la liebre ártica es muy gruesa y está cubierta con un suave pelaje blanco que proporciona calor para resistir las bajas temperaturas, y camuflaje para esconderse de sus depredadores. En las poblaciones de liebres del sur, la liebre muda de pelaje después de la primavera y obtiene pelo marrón o grisáceo, más corto que el pelo blanco.

También te puede interesar… Lince

Tiene dientes incisivos fuertes y patas cortas y acolchadas que evitan que la liebre se hunda en el paisaje níveo. Las garras traseras son fuertes y más grandes que las de cualquier otra especie de liebre. Las orejas son cortas al igual que las patas, y el que dichas extremidades tengan estas características obedece a una razón de conservación del calor.

Su peso se encuentra entre 2.5 y 5.5 kilogramos, y su longitud oscila entre 43 y 70 centímetros. La cola mide de 4.5 a 10 centímetros de largo. Es muy rápida y puede alcanzar velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

Información sobre liebre ártica

Liebre ártica-Lepus arcticus

Distribución y hábitat de la liebre ártica

La liebre ártica habita la tundra, las mesetas rocosas y las costas sin árboles de las regiones norte del continente americano, en las zonas septentrionales de Groenlandia, las islas del Ártico y Canadá. Se le encuentra mayormente en la isla Ellesmere, en Terranova, en Manitoba, en Nunavut y en Labrador.

La temperatura de su hábitat es de aproximadamente -26.9 grados centígrados y la media de la caída de nieve es de 37.5 centímetros.

Comportamiento de la liebre ártica

Es un animal terrestre que se mueve por medio de saltos y suele excavar bajo nieve para buscar comida. Si se siente amenazado, se pone de pie sobre sus patas traseras y mantiene una extremidad anterior escondida cerca de su cuerpo. Es capaz de saltar en esta postura, por lo que deja huellas en la nieve que parecieran pertenecer a un animal de 3 patas.

Interactúa con otros miembros de su especie y puede formar grandes grupos de 100 o más individuos, sin embargo, fuera de la temporada de apareamiento es solitario. Durante los meses de primavera a otoño es nocturno pero al llegar el invierno descansa de forma más frecuente en el día.

Si la temperatura desciende por debajo de -30 grados centígrados, la liebre ártica estaría en peligro de congelación, por lo que eriza su pelaje para atrapar el aire y protegerse de los vientos cortantes.

Alimentación de la liebre ártica

La dieta omnívora de la liebre se compone principalmente de plantas leñosas como el sauce enano, pero también de musgo, líquenes, bayas, flores, hojas, ramas y raíces así como de carne de pescado u otras presas pequeñas. Frecuentemente obtiene agua de la nieve.

Su sentido del olfato es muy agudo y esto le permite detectar la comida que se encuentra debajo de la nieve, a la que accede excavando.

Reproducción de la liebre ártica

La liebre ártica tiene un sistema de apareamiento polígamo. Alcanza la madurez sexual alrededor de los 315 días de edad y su época de reproducción inicia en los meses de abril o mayo.

Durante el cortejo, el macho atrae a la hembra lamiendo, rascando o mordiendo y la sigue hasta que se produce la cópula, que puede ser un poco agresiva. El período de gestación dura unos 50 días y las crías nacen por lo general en mayo o junio. Las camadas son de 2 a 8 crías llamadas lebratos, que pesan unos 105 gramos al nacer y se mantienen cerca de su madre hasta el destete, 8 o 9 semanas después de su nacimiento.

liebre-artica2-800

Amenazas de la liebre ártica

Esta liebre tiene múltiples depredadores, entre los que se incluyen el zorro ártico (Vulpes lagopus), el zorro rojo (Vulpes vulpes), el lobo común (Canis lupus), el armiño (Mustela erminea), el lince canadiense (Lynx canadensis) y el búho de nieve (Bubo scandiacus).

El ser humano también caza a la liebre ártica para aprovechar su carne y su piel. Pese a estas amenazas, no existe peligro grave para la especie, y la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la clasifica en “Preocupación Menor” (Least Concern).

 

 Artículos relacionados con la liebre ártica

Castor euroasiático