Lens culinaris

Las lentejas constituyen uno de los componentes de la dieta humana más antiguos, pues su consumo se remonta a unos 9,500-13,000 años atrás. La planta en la que se producen es parte de la familia de las leguminosas, que incluye las plantas de frijol, chícharo, garbanzo y cacahuate.

La palabra lenteja alude a la forma cóncava de sus semillas, que recuerdan la de las lentes.

Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Género: Lens

Descripción

Es una especie de hierba anual (con un ciclo biológico de 1 año: germinación, reproducción y muerte) de unos 40 o hasta 75 centímetros de altura, de tallos delgados y casi erectos que tienden a crecer hacia arriba, con varios zarcillos a lo largo. Tanto el tallo principal como los demás tallos exhiben una forma cuadrada que se hace evidente al ser cortados transversalmente. Hojas compuestas con 5-16 folíolos crecen de forma alterna en los tallos, mostrando un color verde.

Las flores de Lens culinaris se disponen en racimos axilares (entre el tallo y la hoja) que contienen hasta 7. Los pétalos son de un azul pálido, morado, rosado o blanco, con 10 estambres y un ovario. 9 de los estambres están fusionados y forman un tubo, mientras que el décimo estambre está libre. Su fruto es una vaina que mide entre 6 y 20 milímetros de longitud y de 3 a 12 milímetros de ancho, con 2 o 3 semillas en su interior.

Las semillas, mejor conocidas como lentejas, miden unos 2-9 milímetros de longitud y se presentan en una amplia variedad de colores como marrón, amarillo, gris, verde parduzco, rojo, negro, etcétera. Algunas tienen una superficie salpicada de pequeñas motas de color más oscuro que el fondo.

Variedades de lentejas.

Lenteja verde, variedad de lenteja.

Distribución

Lens culinaris parece ser una especie nativa de Asia occidental. Se cree que forma parte de la dieta de los seres humanos desde tiempos del Neolítico temprano, y que fue una de las primeras especies vegetales que se domesticaron en Oriente Próximo. Los restos de lentejas más antiguos descubiertos datan del 11000 a. C., si bien está en duda si estos corresponden a la especie tal como se le conoce actualmente o a una forma silvestre. En los siglos siguientes a su domesticación en el oeste de Asia, la planta fue llevada al resto de África, a la región mediterránea y a Europa. Su introducción en América, claro está, ocurrió tras la colonización europea.

En días presentes, la especie se cultiva en las regiones templadas, tropicales y subtropicales, en sitios con suelos arenosos o arcillosos. Su crecimiento en zonas de clima tropical es un poco más difícil, por lo que los cultivadores tienen que aprovechar las temporadas frías y los sitios de mayor altitud para lograr la cosecha.

Reproducción y variedades

Es una especie con flores hermafroditas. El hecho de tener flores con órganos sexuales de ambos sexos al mismo tiempo le permite autopolinizarse y autofecundarse. Es polinizada por cleistogamia: las flores no se abren, sino que permanecen cerradas y así pueden polinizarse a sí mismas. Tiempo después aparecen los frutos y maduran las semillas. Se propaga, generalmente en abril, por semillas que se plantan directamente en el suelo.

Hay muchas variedades de plantas de lenteja, que se diferencian básicamente por la forma, tamaño y color de las semillas. Entre las variedades comerciales se distinguen “Turca Rossa”, “Rascino”, “Canadese”, “Arhar”, “Masar”, “Richlea” y “Tan”.

 

Son importantes fuentes de nutrientes que pueden suplir a otros alimentos de mayor precio, como la carne.

Usos

Lens culinaris se cultiva desde hace miles de años por sus semillas comestibles con las que es posible preparar un sinnúmero de platos y delicias gastronómicas. Regularmente se les consume cocidas, pero también pueden ser consumidas crudas. Sopas, potajes, purés, salsas y ensaladas son los platillos más comunes preparados con ellas, como la mujaddara del mundo árabe y el khichdi del sur de Asia. Molidas, las semillas se añaden a harinas con las que se preparan panes. Las semillas germinadas, las hojas y las vainas tiernas pueden comerse como vegetales.

Características de las lentejas.

Lentejas en la gastronomía.

Las lentejas son alimentos altamente nutritivos. Se valora mucho su gran contenido de proteínas, además de niacina, folato, ácido pantoténico, fósforo, potasio, magnesio y calcio, entre otros. Son importantes fuentes de nutrientes que pueden suplir a otros alimentos de mayor precio, como la carne. En adición a sus bondades, se les puede utilizar como forraje y abono verde.

Se atribuyen a la especie algunas propiedades medicinales. Dado que las semillas son laxantes, se les usa como remedio para el estreñimiento y otros males digestivos. Para el tratamiento de úlceras en la piel, se prepara una pasta de lentejas. En India se les considera afrodisíacos, pero no hay ninguna evidencia científica de que lo sean.

Es una planta que no se encuentra globalmente amenazada ni en peligro de extinción.

Amenazas y conservación

No se sabe su estado de conservación en estado silvestre, pero Lens culinaris es una especie deseada y muy cultivada, por lo que no se encuentra globalmente amenazada ni en peligro de extinción. Tampoco se le considera especialmente propensa a las enfermedades, pero claro, bajo circunstancias inadecuadas para su desarrollo, puede enfermar y padecer graves plagas por acción de hongos, virus, bacterias e insectos o artrópodos.