Lagarto Gecko

Infraorden Gekkota

Información y Características

Se denomina gecko a las cerca de 1,500 especies de lagartos pequeños que pertenecen al orden Squamata, al suborden Scleroglossa y al infraorden Gekkota. Estos animales son usualmente inofensivos y se encuentran hasta en las zonas más habitadas. Como las casas, por ejemplo.

El nombre “gecko” proviene de la vocalización de una de las especies.

Descripción del lagarto gecko

Todas las especies de lagartos pueden ser diferentes en color o tamaño, pero presentan algunas generalidades. Son reptiles de tamaño pequeño, cuya longitud es de 1.6 hasta 60 centímetros. El gecko más pequeño del mundo es la especie Sphaerodactylus ariasae, que de hecho, mide apenas 1.6 centímetros.

También te puede interesar… Monstruo de Gila

Los geckos se encuentran entre los lagartos más coloridos del mundo. La coloración de su piel cubierta de escamas suele ser brillante y llamativa, de un solo color o bien con manchas o motas que contrastan con el tono de fondo.

Muchas especies tienen colas frágiles que se pueden romper con gran facilidad. Les sirven para equilibrar su peso, para subir las ramas, como depósito de grasa y como camuflaje. Otras especies cuentan con almohadillas recubiertas de rígidos pelos en los dedos, que les permiten sujetarse a las superficies lisas y verticales. Recientemente se descubrió que tienen una glándula con la que excretan y absorben líquido, por eso es que son muy adheribles. Además, los dedos de sus patas se doblan en dirección opuesta a la de los dedos humanos.

Lagarto Gecko  Infraorden Gekkota

Distribución y hábitat del lagarto gecko

Estos reptiles están distribuidos en todos los continentes, con excepción de la Antártida. Son más numerosos en regiones de clima cálido y en el sureste de Asia, África y Australia.

Sus hábitats son variados. Están adaptados a la vida en los desiertos, los bosques tropicales, las laderas de las montañas frías y hasta en las casas de las zonas urbanas, en donde es común verlos en las paredes y en los techos. Tienen una cabeza cónica y corta, que alberga sus ojos sin párpados móviles. Por lo tanto, lamen sus ojos para limpiarlos y mantenerlos húmedos. Dentro de cada iris, hay una lente fija que se agranda en la oscuridad, por lo que sus ojos son 300 veces más sensibles que los de los seres humanos y tienen una inmejorable visión nocturna.

Comportamiento del lagarto gecko

La mayoría de los geckos son animales nocturnos y prefieren cazar durante la noche. Emiten vocalizaciones cuando interactúan unos con otros; su llamada para aparearse suena en ocasiones como un débil canto de aves.

Son grandes escaladores y en muchas regiones, gustan de vivir dentro de las habitaciones domésticas. Sin embargo, en caso de amenaza  son capaces de arrojar la cola e incluso toda su piel para defenderse. Todos cambian de piel a intervalos regulares pero la presencia de humedad acelera el proceso. Cuando se desprende de su piel vieja, el gecko se separa y es posible que consuma lo que expulsa.

Lagarto Gecko  Infraorden Gekkota

Alimentación del lagarto gecko

La alimentación de estos reptiles depende de la especie, pero la mayoría es capaz de consumir insectos, frutas y néctar de las flores. Los lagartos gecko que se encuentran en las casas se alimentan de los insectos que pueden molestar a la gente, como las moscas, los mosquitos y las arañas, por lo que son casi siempre bienvenidos.

Reproducción del lagarto gecko

Los lagartos geckos son animales ovíparos pero su temporada de reproducción depende de la especie. No obstante, algunas especies son partenogenéticas y se reproducen sin copular.

Las hembras normalmente ponen sus huevos en las hojas y en la corteza de los árboles. Dichos huevos están provistos de una cáscara dura que los protege del medio ambiente, pero algunas especies ponen huevos de cáscara blanda que se endurece al contacto con el aire. Después de la eclosión, la hembra no provee cuidados maternos de ningún tipo.

Amenazas del lagarto gecko

La situación de los geckos depende de su especie, pero algunos, como el Christinus Guentheri, están “Vulnerable” en la Lista Roja de la UICN. De hecho, Cnemaspis anaikattiensis está en peligro crítico, o “Critically Endangered”.

Las amenazas más comunes de los gecko corresponden a la pérdida y fragmentación de hábitat como consecuencia de las actividades antropogénicas, al comercio ilegal que las ofrece como mascotas exóticas y a la caza de sus depredadores naturales.