Características de la célula humana

Podrías pensar que la célula humana tiene las mismas partes que toda célula animal, y estás en lo correcto. Pero espera, el cuerpo de los seres humanos difiere en muchísimos aspectos del de los demás animales, por lo que las características de su composición celular son particulares.

75-100 billones de células repartidas por todo el cuerpo. Más de 200 tipos principales. Miles de tareas. Las células son el bastión del cuerpo, como piezas de un rompecabezas que embonan perfectamente en áreas específicas y que, una vez unidas, constituyen un todo.

El humano posee de 75 a 100 millones de células, algunas de ellas con apenas 0.01 mm de diámetro y con múltiples tareas por cumplir.

La célula es un diminuto ser vivo que mide alrededor de 0.01 milímetros de diámetro, pero algunas, como los óvulos, son posibles de verse sin necesidad de usar un microscopio electrónico. Aún así la mayoría de las células humanas no son más anchas que una hebra de cabello.

El trabajo de las células humanas es diverso. Algunas que comparten características estructurales se reúnen y forman tejidos especializados en una o más funciones, pero otras tienen una única función especializada. Por ejemplo, los glóbulos rojos o eritrocitos son células de la sangre encargadas de transportar el oxígeno a los tejidos corporales, las células fotorreceptoras de la retina originan señales eléctricas al detectar luz, y los espermatozoides tienen la misión de fecundar un óvulo.

tipos de celulas humanas

Partes de la célula humana

Toda célula animal posee las siguientes partes:

Núcleo

Es el centro de control celular y el sitio donde se halla la información genética. Ocupa un 10 por ciento de la célula completa.

Nucléolo

El centro mismo del núcleo celular; ahí se producen síntesis necesarias para la producción de ribosomas.

Membrana nuclear

Es una delgada membrana de dos capas. Su superficie contiene poros que permiten la introducción y expulsión de sustancias al núcleo.

Citoplasma

Fluido de consistencia gelatinosa en el que se encuentran los orgánulos.

Mitocondria

Orgánulo que, por medio de enzimas, convierte la energía de los alimentos en trifosfato de adenosina para que la célula pueda efectuar la digestión de grasas y azúcares y la producción de energía.

Vacuola

Orgánulo con forma de bolsa facultado para almacenar y transportar agua, desechos y diversas sustancias ingeridas.

Ribosoma

Orgánulo que ayuda a sintetizar proteínas. Puede flotar libre en el citoplasma o estar asociado al retículo endoplasmático.

Retículo endoplasmático liso

Es una red de tubos y bolsas planas pero curvas que realiza el metabolismo de las grasas, almacena calcio y apoya en el transporte de materiales a través de la célula.

Retículo endoplasmático rugoso

Red de membranas plegadas y curvas que produce proteínas y ayuda a transportar materiales a través de la célula.

Lisosoma

Orgánulo productor de enzimas para ayudar en la digestión. Además, favorece la eliminación de sustancias de desecho y de orgánulos desgastados.

Aparato de Golgi

Empaqueta moléculas procesadas en el retículo endoplasmático rugoso para transportarlas fuera de la célula.

Centriolo

Se compone de dos túbulos importantes en la reproducción celular.

Membrana celular

Rodea el citoplasma y toda la célula de modo que mantiene su forma y supervisa la entrada y salida de sustancias.

Otras:

Nucleoplasma

Es el líquido contenido dentro del núcleo, donde flotan los cromosomas y el nucléolo.

Citoesqueleto

Red de largas fibras y microtúbulos huecos. Funciona como el soporte o armazón estructural de la célula. Interviene en la división celular.

Microfilamentos.

Delgadísimos y flexibles filamentos que componen el citoesqueleto y brindan soporte a la célula.

Peroxisoma.

Orgánulo que produce enzimas necesarias para la oxidación de diversas sustancias tóxicas.

Vesícula secretora.

Estructura que contiene varios tipos de sustancias que la célula produce y la membrana celular segrega.

Microtúbulos.

Polímeros dispuestos en forma de tubo que forman parte del citoesqueleto.

El cáncer es la multiplicación de las células de manera anormal, abarcando áreas que no deben ocupar.

Enfermedades y trastornos directamente asociados con las células

Aunque muchas enfermedades, trastornos o padecimientos afectan de algún modo las células, algunas están directamente relacionadas con alteraciones celulares que no tienen origen en una bacteria, un virus u otro microorganismo. Por ejemplo:

-Cáncer

Las células se multiplican de forma anormal y al extenderse hacia áreas donde normalmente no crecen, forman bultos o excrecencias que pueden devenir en tumores y producir la muerte. Puede ser causado por genes defectuosos, agentes cancerígenos e incluso ser favorecido por la edad avanzada del individuo. Por lo regular, son las mutaciones genéticas las responsables de la proliferación anómala.

El cáncer puede producirse en muchas partes del cuerpo humano.

-Neoplasias de células plasmáticas

El organismo produce un exceso de células plasmáticas, aquellas liberadas por los linfocitos B en la médula ósea. En consecuencia, se forman tumores en los huesos o en los tejidos blandos.

Las neoplasias de células plasmáticas son cancerosas (relativas al cáncer).

-Enfermedades mitocondriales

Son desórdenes que afectan al individuo cuando las mitocondrias tienen fallos en sus funciones. Esto suele tener origen en mutaciones efectuadas en el ADN localizado en las mitocondrias.

Algunas enfermedades mitocondriales son la diabetes mellitus y las relacionadas con la esclerosis múltiple.

-Anemia falciforme

Los glóbulos rojos adquieren una forma curva debido a una mutación en el gen de la hemoglobina. Esta forma impide que puedan pasar fácilmente por los vasos sanguíneos más delgados, por lo que se impide el suministro suficiente de sangre a algunos órganos.