Sus scrofa

Generalmente, el cerdo doméstico (Sus scrofa domesticus o Sus domesticus) se considera una subespecie del jabalí, conocido también como jabalí europeo o jabalí euroasiático. Esta especie se originó probablemente en el sureste de Asia y después se extendió hacia el norte de África y Eurasia continental. Se adaptó muy bien a los nuevos territorios a los que se le llevó durante el transcurso de los siglos, a tal grado que su población aumentó enormemente y llegó a ser considerada una plaga en algunas regiones.

El jabalí es el antepasado de la mayoría de las razas de cerdos domésticos.

Orden: Artiodactyla
Familia: Suidae
Género: Sus

Descripción

El jabalí posee un cuerpo robusto y voluminoso con cuartos traseros poco desarrollados y 4 patas cortas y rechonchas. Su cráneo es alargado y soporta una cabeza muy grande. En el rostro sobresale una nariz ancha y aplanada con 2 grandes orificios nasales, y 2 dientes caninos superiores muy desarrollados que en los machos adultos salen de la boca dirigidos hacia arriba, incluso cuando esta permanece cerrada. Normalmente son más largos que los inferiores. Su cuello es corto, grueso y de escasa movilidad.

Los machos de la especie superan un 5-10 por ciento en tamaño a las hembras, por lo que existe dimorfismo sexual. No es muy evidente en su juventud inmediata, pero a medida que los individuos se hacen mayores de edad, se nota cada vez más. El tamaño y el peso son variables debido a la diversidad de regiones donde se encuentra la especie, aunque hay registros generales.

Características del jabalí.

Joven Jabalí.

En gran parte de Europa, por ejemplo, los machos miden de 75 a 80 centímetros de altura hasta los hombros y pesan de 75 a 100 kilogramos, en tanto las hembras miden unos 70 centímetros de altura hasta los hombros y tienen un peso de 60 a 80 kilos. En la región mediterránea suelen ser más pequeños y menos pesados al tener los machos un promedio de 50 kilogramos, y en Europa del Este los grandes machos pueden alcanzar un soberbio peso de hasta 270 kilos y unos 110-118 metros de altura.

El jabalí es el antepasado de la mayoría de las razas de cerdos domésticos.

El pelaje del jabalí es corto, grueso y áspero al tacto, con un color que varía con la edad. Las crías tienen una capa marrón con franjas de color amarillo, marrón oscuro y blanco a lo largo del lomo. Este patrón desaparece al cabo de unos 4 meses. Por su parte, los adultos exhiben una moderada variedad de colores que van del negro al marrón rojizo.

Distribución y hábitat

Es cosmopolita. Sus scrofa es uno de los mamíferos más ampliamente distribuidos en el mundo, con presencia en todos los continentes salvo la Antártida, y en muchas islas en medio del océano. Es posible que fuera domesticado en varias zonas de forma independiente, como en Asia Menor y en el sureste asiático. Persiste en la mayor parte de Europa continental, excepto en la parte europea de Rusia y en la Fenoscandia, si bien se introdujo en Suecia.

En vista de su extensa distribución, es clara su capacidad para vivir en muchísimos tipos de hábitats terrestres, especialmente templados y tropicales. Se encuentra, por ejemplo, en praderas, bosques de roble, semidesiertos, bosques tropicales, selvas de cañas, estepas, pantanos, matorrales mediterráneos y hasta taigas boreales, zonas alpinas y tierras agrícolas. Las condiciones para ocupar un hábitat son: la presencia de una fuente de agua cercana, vegetación densa que le sirva como refugio y ausencia de nevadas regulares.

Alimentación

Se cataloga al jabalí como una especie de hábitos omnívoros, aunque la cantidad de materia animal que consume es mucho menor que la de materia vegetal. Su dieta consta principalmente de frutos, tubérculos, raíces y semillas, pero también consume rizomas, bulbos, bayas, ramas, brotes, corteza y hojas. Su alimento animal se basa en animales pequeños, regularmente serpientes, ranas, insectos, roedores, lagartos, huevos de aves, lombrices de tierra, peces, moluscos, cangrejos y carroña. Animales más grandes, como los ciervos, se consumen como carroña, y de vez en cuando se alimenta de crías de vertebrados pequeños, como liebres y cervatillos.

Un individuo de 50 kilogramos necesita  entre 4,000 y 4,500 calorías por día.

Desde luego, los hábitos alimenticios y las necesidades de cada jabalí están de acuerdo con la zona donde vive, la estación del año y las condiciones climáticas. La subespecie Sus scrofa vittatus de Indonesia se alimenta principalmente de frutas, mientras que la misma subespecie, pero en Malasia, tiene a la caña de azúcar, el arroz y la tapioca como alimentos primordiales.

El jabalí come mucho. Un individuo de 50 kilogramos necesita  entre 4,000 y 4,500 calorías por día, aproximadamente. Para buscar alimentos bajo tierra, usa sus largos dientes.

Información sobre el jabalí.

Jabalí adulto.

Comportamiento

Sus scrofa es una especie gregaria, así pues, se desplaza en grupos de tamaño variable. Generalmente los grupos se integran por 6-20 miembros, pero se ha reportado algunos que superan los 100 jabalíes. La unidad social básica se compone de 1 o más hembras y sus crías. Los machos son más solitarios, si bien en la temporada reproductora se unen a los grupos para aparearse.

Uno de sus comportamientos más típicos es revolcarse en lodo o barro.

Un jabalí puede ser activo en el día o en la noche, según las condiciones de su entorno. En zonas de clima cálido prefiere descansar durante el día. Uno de sus comportamientos más típicos es revolcarse en lodo o barro; la capa húmeda y fresca que queda en su piel le protege de los insectos y además le ayuda a regular su temperatura, pues carece de glándulas sudoríparas que pudieran refrescarlo. Dado que muchos de sus alimentos se hallan sobre y bajo el suelo, tiende a caminar con el hocico hacia abajo.

Se comunica vocalmente y por medio de señales químicas (aromas). Usa gruñidos para expresar agresividad, y chillidos que muestran entusiasmo. Chillidos que suenan como “gu, gu, gu” se emiten cuando intenta advertir a los demás una amenaza.

Reproducción del jabalí.

Crías de jabalí.

Reproducción

La hembra de la especie llega a su madurez sexual en su primer año de vida, y el macho lo hace a los 2 años de edad. No obstante, algunas hembras son capaces de reproducirse a los 10 meses de edad, y otros machos llegan a ser sexualmente maduros a los 5-7 meses de vida. En la mayoría de las regiones, la temporada reproductiva abarca de noviembre a enero. Los machos se tornan agresivos y en su intento por aparearse con una hembra luchan entre sí.

El período de gestación en las hembras jóvenes es de 114-130 días, y en las mayores se extiende a 133-140 días. El tamaño de la camada es de 4 a 6 lechones, y las hembras, que abandonan su grupo para dar a luz, los alimentan con leche materna.

Amenazas y conservación

Sus scrofa se cataloga como especie de “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Es muy abundante en el mundo, aunque en algunas zonas es amenazado por la caza y la destrucción de su hábitat. Sus depredadores más conocidos son el lince rojo (Lynx rufus), el coyote (Canis latrans), el oso negro americano (Ursus americanus), el puma (Puma concolor), el lobo gris (Canis lupus), el tigre (Panthera tigris), el dragón de Komodo (Varanus komodoensis) y el leopardo (Panthera pardus).

 

 

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Wild_boar

http://www.iucnredlist.org/details/41775/0

http://www.arkive.org/wild-boar/sus-scrofa/

http://animaldiversity.org/accounts/Sus_scrofa/

http://www.sms.si.edu/irlspec/Sus_scrofa.htm

http://www.biokids.umich.edu/critters/Sus_scrofa/