Características de las hormonas

Se les llama mensajeros químicos. La respiración, la digestión y el crecimiento son solo algunos ejemplos de procesos normales del cuerpo de una persona que son regulados por las hormonas. Y ¿qué son las hormonas?

Son sustancias químicas segregadas por glándulas u órganos y que actúan en el cuerpo como mensajeras. Viajan en el torrente sanguíneo y afectan a tejidos y cierto tipo de células, llamadas células diana, para que así las diferentes partes del cuerpo establezcan “comunicación” durante los eventos o episodios relevantes del cuerpo. Las hormonas son profundamente potentes, por lo que tan solo una pequeña cantidad de ellas puede desencadenar efectos importantes en los procesos del metabolismo.

Las hormonas son sustancias químicas mensajeras, responsables de la reproducción, del crecimiento y el desarrollo humano, entre otras funciones.

Por ejemplo, las hormonas son las responsables de ejercer acciones sobre el sistema inmune, de la forma en la que el cuerpo obtiene su energía a partir de los alimentos, de la reproducción, del crecimiento y el desarrollo e incluso pueden producir cambios en el comportamiento de un ser humano. Antes del nacimiento ya influyen en el desarrollo del cerebro y del sistema reproductor.

Pero es importante decir que las hormonas no son las que desencadenan las reacciones bioquímicas de las células, sino que actúan sobre el ritmo de dichas reacciones. La acción de las hormonas es parte del sistema endocrino, y este es el encargado de mantener los efectos hormonales en su nivel óptimo.

Así funcionan las hormonas

Las células diana son un tipo de células que responden a la acción de hormonas determinadas, debido a que poseen receptores que una hormona reconoce y con la cual se une. Esto provoca una reacción en una célula. Entonces, un tipo de hormona tiene un tipo de célula sobre la que influye; es su célula diana. Las hormonas tiroideas no pueden actuar sobre los receptores de las células del páncreas porque no son, digamos, “compatibles” con las hormonas tiroideas, sino solo con los receptores de las células de la glándula tiroides.

Dicho lo anterior, el proceso de acción de las hormonas puede ser descrito. Lo que sucede es lo siguiente:

-Las células de las glándulas endocrinas u órganos/tejidos que son parte del sistema endocrino segregan hormonas en el líquido que está a su alrededor.

-Las hormonas viajan en el torrente sanguíneo.

-Encuentran a sus células diana, dispuestas en distintas partes del cuerpo.

-Una vez unidas sus células diana, las hormonas afectan las células y los tejidos, modificando la actividad celular.

¿Qué es lo que hace que una glándula, órgano o tejido libere hormonas? Bueno, esta acción es regulada por otras hormonas, por señales de las neuronas a través de una indicación cerebral o por ciertas proteínas. Algunas hormonas son reguladas gracias a un mecanismo llamado “retroalimentación negativa”, que estabiliza sus niveles en la sangre. Por esta razón, cuando el nivel de un tipo de hormona se encuentra muy bajo, se activa su glándula endocrina y esta libera más hormonas.

La glándula pituitaria, el páncreas, los testículos y los riñones, son algunos ejemplos de glándulas productoras de hormonas.

Tipos de hormonas

Según su solubilidad, las hormonas pueden ser liposolubles o hidrosolubles. Recuerda que la membrana celular posee unas capas de lípidos.

Liposolubles

Pueden disolverse en las capas y atravesar la membrana celular; son ejemplos las hormonas sexuales, las esteroideas y las liberadas por la tiroides.

Para producir un efecto, las hormonas liposolubles tienen que unirse a receptores internos de una célula, para que esta posteriormente se active y se genere actividad bioquímica en su interior.

Hidrosolubles

A diferencia de las liposolubles, no pueden atravesar la membrana celular, por lo que tienen que unirse a los receptores en la zona externa de la célula. Dado que son solubles en agua, pueden viajar fácilmente a través del sistema circulatorio.

Gran parte de las hormonas de un ser humano son hidrosolubles.

Principales productores de hormonas

Son glándulas productoras de hormonas la glándula pituitaria, la tiroides, la glándula paratiroidea y las glándulas suprarrenales, pero también el páncreas, los ovarios, los testículos, los riñones, el hígado y el tejido adiposo liberan algunas hormonas.