Hiena Parda

Hyaena brunnea

Información y Características

La hiena parda, cuyo nombre en inglés es brown hyena, es un mamífero del orden de los carnívoros que pertenece a la familia Hyaenidae. Las hienas son caracterizadas por ser muy agresivas y alimentarse de carroña.

Distribución de la Hiena Parda

Esta hiena es nativa de Etiopía pero actualmente se encuentra al sur del continente africano abarcando las costas de Namibia así como Mozambique, Zimbabue y Sudáfrica.

También te puede interesar… Leopardo

Habitan en las zonas áridas y semiáridas de África como praderas y sabanas, pero también pueden encontrarse ejemplares en zonas desérticas con grandes rocas y algunas plantas que los protejan del calor.

Descripción de la Hiena Parda

La hiena parda se caracteriza principalmente por su abundante pelaje largo y enredado y por las manchas en sus patas en forma de rayas. Su tamaño es menor a la otra especie de hiena conocida como manchada o moteada pero comparte con ésta la forma y estructura corporal de tener las patas traseras más cortas haciéndolas ver con una marcada inclinación hacia atrás. Las orejas de la hiena parda son más grandes, vistosas y puntiagudas que las de la especie manchada.

Miden aproximadamente 70-80 cm de altura hasta los hombros, de largo pueden llegar a tener 86-140 cm y su peso varía de los 37.7 a los 55 kilos. No tienen un marcado dimorfismo sexual, pues los machos son ligeramente más grandes pero no se logra diferenciar a simple vista.

Hiena Parda - Hyaena brunnea

El color de su pelaje es marrón con algunas partes grisáceas cerca de la cabeza. Su cráneo es muy fuerte al igual que su mandíbula, pues su condición carroñera le da la habilidad de poder triturar huesos sin problema alguno, aunque con el paso de los años y debido al desgaste que presentan en sus grandes dientes, van perdiendo fuerza para hacerlo.

Las hienas se mantienen en grupos de hasta seis individuos, liderados por una pareja alfa. Los niveles de liderazgo son alcanzados por enfrentamientos que les permiten conocer a los miembros más fuertes.

Alimentación de la Hiena Parda

Como se señaló anteriormente, las hienas pardas se alimentan principalmente de carroña, por lo tanto, su sentido del olfato es tan desarrollado que localiza cadáveres a distancias largas.  Estos cadáveres pueden ser abandonados por animales más grandes como leones y leopardos.

No tienen la costumbre de salir de caza, pero cuando se les presenta la oportunidad de atrapar a pequeños mamíferos o aves, no dudan en capturarlos.

Pueden soportar altas temperaturas ambientales gracias a que consumen frutos y vegetales con gran cantidad de agua, lo que les permite almacenarla por un prolongado tiempo.

Cuando merodean por las costas, las focas y leones marinos recién nacidos pueden convertirse en víctimas si son descuidados.

Sin duda son oportunistas, pues cuando están en manada suelen arrebatar el alimento, no importando si se trata de un león u otro gran depredador, aunque por lo regular sólo este félido y hienas de otros grupos son considerados rivales.

Reproducción de la Hiena Parda

Las hienas pardas se aparean entre los meses de mayo y agosto. Suelen hacer este acto de manera agresiva, pues recurren a lanzar mordidas.

Los cachorros nacen con los ojos cerrados después de 97 días de gestación y pesan un promedio de 693 gramos. Las hembras pueden tener de una a cinco crías, las cuales son protegidas y alimentadas dentro de cavidades en la tierra para prevenir que leones, chitas y otros depredadores representen un peligro.

Los cachorros se alimentan tanto de la madre como de otras hembras. Aproximadamente al año de edad, comienzan a vivir su independencia.

Amenazas para la Hiena Parda

Las hienas jóvenes tienen alto índice de mortalidad debido a la caza por parte de pobladores y agricultores que se ven amenazados por la presencia de estos carnívoros. Los que logran sobrevivir y se vuelven adultos maduros tienen una alta esperanza de vida, pues sólo los leones y otras hienas representan su mayor amenaza.

Cuando llegan a su etapa de vejez, la principal causa de muerte es la falta de fuerza en la dentadura, lo que ocasiona que no lleven una alimentación adecuada y mueran de desnutrición.

Actualmente viven menos de 8 mil hienas pardas en toda África y corren el peligro de que su población disminuya aun más en los próximos años.

Artículos relacionados con la Hiena Parda

Hiena moteada