Hiena moteada

Crocuta crocuta

Información y características

A pesar de su aspecto de perro, la hiena moteada está estrechamente relacionada con los gatos. Es famosa carroñera y popularmente conocida por su representación en libros y películas.

Esta especie de hiena es miembro del orden Carnivora y de la familia Hyaenidae. Se le conoce también como una hiena que “ríe”.

Descripción de la hiena moteada

Tiene cabeza ancha y plana con el hocico romo y el cuello grueso. Sus oídos son redondos y tiene 4 dedos en cada pata con garras no retráctiles cortas, gruesas y fuertes. Las patas delanteras son más largas que las traseras.

También te puede interesar… Hiena parda

Su pelaje presenta un color arena, gris o amarillento con manchas redondas de color oscuro o negro. Los ejemplares más jóvenes tienen motas más oscuras y los de mayor edad pueden carecer de ellas.

La hembra pesa alrededor de 6.6 kilogramos más que el macho. En general, la hiena moteada mide de 95 a 165.8 centímetros de longitud de la cabeza a la cola, y su altura hasta los hombros es de 70 a 91.5 centímetros. El peso medio oscila entre 45 y 69.2 kilogramos, aunque se han registrado pesos superiores a esta medida.

hiena-moteada2-800

Hiena moteada-Crocuta crocuta

Distribución y hábitat de la hiena moteada

Es nativa del África subsahariana aunque su densidad es muy variada. Está presente en Tanzania, Zambia, Kenia, Mozambique, Sudáfrica, Zimbabue, Botsuana, Namibia, Congo, Sudán, Camerún, Guinea, República Centroafricana, Nigeria, Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí, Senegal y Sierra Leona. Hasta fines del Pleistoceno la hiena moteada se extendía por Eurasia, pero por razones desconocidas ya no se encuentra ahí.

Habita sabanas, pastizales, semidesiertos y bosques montañosos con vegetación abierta y clima seco, a altitudes de aproximadamente 4,000 metros sobre el nivel del mar. En tanto la vegetación se vuelve densa, la hiena moteada se aleja. Es por ello que no es posible encontrarla en la selva tropical costera.

Comportamiento de la hiena moteada

Como especie social, forma clanes compuestos de 3 a 80 miembros en torno a grandes concentraciones de presas. Vive en guaridas comunales donde las hembras dominan a los machos y permanecen en su clan original durante toda su vida. No es así en el caso de los machos, ya que una vez que alcanzan la madurez sexual se dispersan e integran a otros clanes. Dedican gran parte de su tiempo a desarrollar relaciones con las hembras y es común que las sigan durante días o semanas.

Los miembros de un clan se observan juntos cuando se encuentran en la guarida comunal, cuando defienden el territorio y cuando cazan. Emiten vocalizaciones asociadas con la agresión; su característica “risa” es emitida durante interacciones agresivas con otros miembros de su clan.

La hiena moteada posee una inteligencia más privilegiada de lo que se cree e investigaciones recientes sugieren una relación convergente con los primates. Antropólogos evolutivos demostraron que supera a los chimpancés en las pruebas de resolución de problemas relativos a la cooperación.

Alimentación de la hiena moteada

Se sabe que las hienas son carnívoras carroñeras, y sin embargo esto es verdad a medias. De acuerdo con una investigación, el 70 por ciento de su dieta está constituido por carne de animales cazados por ellas mismas. Su comida incluye cebras, gacelas, ñus, antílopes, búfalos, liebres, impalas, chacales, puercoespines, víboras y otras hienas.

El estilo de caza de la hiena se caracteriza por la ejecución en grupos de 2 a 5 individuos si se trata de presas pequeñas. En el caso de las presas de mayor tamaño como las cebras, los grupos son más grandes. Por medio de su agudo sentido visual, del oído y del olfato, la hiena detecta presas vivas y carroña aunque ésta se encuentre lejos. Puede perseguir su alimento a velocidades iguales o por encima de los 60 kilómetros por hora.

Reproducción de la hiena moteada

Las características de la reproducción de esta especie de hiena son asombrosas. Para empezar, la hembra posee genitales externos parecidos a los del macho, por eso es difícil para ojos inexpertos determinar el sexo de la hiena moteada. Posee vagina y vulva, sin embargo, también tiene un clítoris descomunalmente largo para tratarse del género femenino: entre 15 y 20 centímetros, por lo que semeja un pene.

El apareamiento se produce no sin antes presenciar la hembra una exhibición para ser atraída. El macho baja el hocico, avanza rápidamente hacia ella, se inclina otra vez y se posiciona detrás de la hembra. Si es aceptado, introduce su órgano genital en el clítoris de la hembra durante 4-12 minutos. La copulación puede resultar complicada y dolorosa para ambos sexos, en vista de las condiciones anatómicas en que se produce.

El período de gestación es de 110 días y generalmente nacen 2 cachorros, pero pueden ser hasta 4. El parto resulta doloroso pues ocurre a través del clítoris, por eso en ocasiones las crías mueren. Además el clítoris es estrecho, lo que ocasiona rupturas en el canal que tardan semanas en sanar.

Los pequeños son destetados hasta los 14-18 meses de edad.

Hiena moteada con cría

La poligamia es regla y machos y hembras pueden aparearse con varios compañeros en el transcurso de varios años. El período de celo de ellas dura 2 semanas.

Amenazas de la hiena moteada

Además de sus depredadores naturales como los leones, la hiena moteada es amenazada por el hombre, que acostumbra perseguirla y dispararle. La principal razón de esto es que la hiena ataca al ganado para alimentarse.

Su población es estable; se encuentra clasificada en “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la UICN.

 

 Artículos relacionados con la hiena moteada

Perro salvaje africano