Genética y evolución

De acuerdo con la teoría de la evolución, ésta ocurre por diversos mecanismos entre los que destaca la selección natural. Así, los individuos de una población presentan variabilidad debido a sus genes pero aquellos con las características más adecuadas al medio ambiente en el que se encuentran tienen mayores probabilidades de reproducirse y sobrevivir. Por el contrario, los individuos que están menos adaptados al ambiente no tienen muchas probabilidades de reproducirse y sobrevivir, y mucho menos de que sus genes se hereden.

Datos básicos

Pero, ¿sabes qué es un gen? Es la unidad molecular de información de un organismo, que puede heredarse a siguientes generaciones de individuos. Absolutamente todos los organismos poseen genes que determinan aspectos como el color de piel, ojos y cabello o pelo así como otras características físicas. Los genes se hallan contenidos en los cromosomas del núcleo de las células. La ciencia que estudia la herencia biológica es la Genética.

Un gen es la unidad molecular de información de un organismo, que puede heredarse a siguientes generaciones de individuos.

Ahora bien, el término herencia biológica hace referencia a un proceso por el cual los genes se transmiten de generación en generación, así como se heredan bienes. La descendencia de determinados organismos hereda rasgos genéticos de sus ancestros.

Cada célula de un individuo de cualquier especie posee en su núcleo moléculas de ácido desoxirribonucleico (ADN) organizadas en cromosomas. El gen, como unidad de información y segmento de ADN, se constituye en el genoma, que es el conjunto de todos los genes de un cromosoma: Gen Cromosoma Célula. El conjunto completo de información genética de un individuo se llama genotipo.

El número de cromosomas es diferente en cada especie, pero los seres humanos poseen 46 cromosomas. Esto es así debido a que cada gameto o célula sexual, espermatozoide en varón y óvulo en mujer, tiene un juego de cromosomas que son 23 en total. Cuando el óvulo y el espermatozoide se unen durante la fecundación, el individuo que nacerá hereda 23 pares de cromosomas, uno de cada padre, lo que suma 46.

Un alelo es una de las variantes o formas de un mismo gen. Los seres humanos, que poseen dos juegos de cromosomas en sus células, poseen dos alelos de cada gen, uno de cada padre. Esto es útil para determinar aspectos como el color del cabello o de los ojos, puesto que un alelo se presenta en dos variantes: dominante o recesivo. Un alelo es dominante si está presente en uno o en los dos cromosomas de un par; es recesivo cuando únicamente se encuentra en los dos cromosomas de cada par.

En un caso hipotético, una pareja va a tener un bebé. Si el bebé hereda uno o dos alelos para el color de cabello marrón, tendrá cabello de este color. Para que tenga cabello rubio es necesario que herede dos copias del alelo para el cabello rubio. En este caso, el alelo para cabello marrón es dominante y el alelo para cabello rubio es recesivo.

› La herencia se define como la transmisión de los rasgos o caracteres a los descendientes.

La variabilidad

En una población, los individuos presentan características diferentes en su composición genética. Es una tendencia que se debe a las condiciones del ambiente así como a la herencia, puesto que debe tener fundamento genético. Si 10 individuos de la misma especie se separan y 5 se van a vivir a un lugar muy soleado y otros 5 se trasladan a una región fría del hemisferio norte, la mitad podría adquirir un tono de piel notablemente más oscuro que el de los otros individuos. Si bien las condiciones ambientales jugaron un papel decisivo para que exista variabilidad en la especie en relación con su aspecto físico, esto no significa que puedan ser características hereditarias. La variabilidad genética está inherentemente relacionada con la información genética.

La herencia se define como la transmisión de los rasgos o caracteres a los descendientes. Cada rasgo está supeditado a los genes y si puede ser observable, como el color de los ojos, puede formar parte del fenotipo del individuo. Éste es el conjunto de las características visibles que resultan de la herencia genética y el ambiente.

Herencia y variabilidad son elementos indispensables para la evolución. Si no hay variabilidad no puede ocurrir selección natural, y la herencia se dificulta.