Helecho Real

Osmunda regalis

Información y características

Muchas personas lo conocen también como helecho florecido. Es una especie de planta de aspecto majestuoso. Se cree que los helechos del género Osmunda evolucionaron cuando el continente Gondwana existía, mientras que los miembros de la familia Osmundaceae ya poblaban el mundo unos 230 millones de años atrás. La palabra osmunda es el nombre con el que los sajones llamaban al dios Thor.

Orden: Osmundales
Familia: Osmundaceae
Género: Osmunda

Descripción

Osmunda regalis crece hasta alcanzar alrededor de 2 metros de altura. Desarrolla dos tipos de frondas: las estériles miden hasta 1.6 metros de largo y de 30-40 centímetros de ancho; cada fronda posee entre 7 y 9 pares de pinnas (planta bipinnada) de unos 30 centímetros como máximo. Las fértiles miden menos de medio metro de longitud y solo tienen 2-3 pares de pinnas estériles en la base y de 7 a 14 pares de pinnas fértiles en la parte superior.

El tallo es subterráneo, es decir, es un rizoma. Se trata de una planta de hoja caduca: durante el verano, las frondas que producen esporas son empujadas hacia arriba,  y entonces la planta parece florecer. En el otoño, las frondas se vuelven doradas o de un tono broncíneo, después mueren y en primavera la planta recupera su color verde.

Distribución

Crece, bajo condiciones adecuadas, en Europa (sobre todo alrededor de la cuenca del mar Mediterráneo), en África, en Nueva Zelanda y en Asia. Osmunda regalis variedad spectabilis crece en el continente americano. Crece en multitud de países, entre los que se encuentran Noruega, Irlanda, Italia, España, Estados Unidos, Grecia, Alemania, Georgia, Camerún, Kenia, Sudáfrica, India y Reino Unido.

Crece en zonas de turbas, bosques húmedos, bosques ribereños, bosques pantanosos, bordes de arroyos, rocas y cuevas húmedas y demás sitios con suelo húmedo y entorno preferentemente sombreado, aunque sí puede sobrevivir si recibe sol y permanece en un sitio semisombreado. Se cultiva en regiones templadas.

Reproducción

Este helecho se reproduce por medio de esporas que crecen en los esporangios, los cuales se localizan en el envés de las pinnas. A finales de mayo o principios de junio, se forman los esporangios y, por medio de meiosis, más de 500 esporas en cada uno de ellos. Las esporas son liberadas en julio, y tras ser esparcidas por el aire, algunas mueren o germinan después de encontrar un ambiente adecuado para su desarrollo. Este ambiente requiere tierra húmeda, ácida y con suministro constante de agua. Si se cultiva, es necesario colocar las esporas en el suelo en un plazo no mayor de 2 o 3 días, puesto que por lo regular no sobreviven mucho tiempo.

Helecho Real Osmunda regalisUsos

No es una especie mundialmente presente en la cocina, no obstante, la gastronomía de la corte real coreana la usaba en el namul, un platillo típico, y los brotes jóvenes, aquellos enrrollados, pueden ser usados como vegetal.

Tiene más usos aplicables en algunos otros ámbitos. Las raíces y las frondas han sido útiles para tratamientos medicinales de los dolores reumáticos, ictericia, raquitismo y ciertas heridas cutáneas. Las raíces son astringentes y diuréticas. Las frondas, en conjunción con raíces de jengibre silvestre, sirven para preparar una infusión que puede tratar el problema de los parásitos intestinales.

Con las raíces también se fabrica la fibra osmunda, usada en las macetas de otras plantas como las orquídeas. De hecho, durante la era soviética se exportaron a Rusia y países europeos muchísimas toneladas de raíces para el cultivo de orquídeas, si bien ya era una especie recogida para efectos de horticultura durante la época victoriana.

Amenazas y conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado al helecho real en la categoría “Preocupación Menor”, por lo que se deduce que no enfrenta graves amenazas que lo pongan en peligro de desaparecer a nivel mundial. Pero vale la pena saber que su abundancia es menor que en años anteriores ya que está afectado por la pérdida de hábitat, a su vez provocada por la agricultura, el pastoreo, la urbanización y otros factores de origen humano. En Bulgaria, Bielorrusia, Hungría, Irán, Croacia y Luxemburgo es una especie críticamente amenazada, y en Alemania y Suiza está “Vulnerable”.