Gingko

Ginkgo biloba

Información y características

Más conocido como Ginkgo biloba que como solamente “ginkgo”, es una planta considerada “fósil viviente” ya que es la única especie sobreviviente de un grupo de árboles que se originaron en una época anterior a los dinosaurios. Se trata del único miembro de su género y se le cree un “puente” entre los helechos o las plantas “inferiores” y las angiospermas. Se le ha agrupado en el grupo de las coníferas, pero cabe destacar que es mucho más antigua que estas.

Orden: Ginkgoales
Familia: Ginkgoaceae
Género: Ginkgo

Se le llama también árbol de los 40 escudos.

Descripción

El ginkgo es un árbol de gran altura al alcanzar 20-35 metros, si bien algunos pueden crecer unos 40 o 50 metros. El tallo es único, recto y con pequeñas ramas que en los individuos de mayor edad son más verticales e irregulares. En los jóvenes las ramas son regulares, menos numerosas y el árbol presenta una forma piramidal.

Las hojas de 5 a 10 centímetros de longitud tienen una distintiva forma de abanico con el borde un poco irregular y dos lóbulos (en algunos casos más), he ahí el origen de la palabra “biloba”. Varias ramificaciones salen de estas hojas, pero no están conectadas entre sí. Se desarrollan en grupos pequeños en la punta de las ramas y están teñidas de una tonalidad amarilla verdosa pero en otoño obtienen una coloración dorada.

Desarrolla flores masculinas y femeninas, de las que las primeras nacen en grupos de 3 o 4 y muestran un color amarillo verdoso. Las flores femeninas nacen en grupos de 2 o 3 y son mucho más simples.

Gingko - Ginkgo biloba

Distribución

Es una especie nativa de China; las poblaciones silvestres se encuentran en una pequeña región de la provincia china de Zhejiang. En el presente se cultiva en algunas partes del mundo, incluyendo el sur de China, Norteamérica y Europa; ahora es más popular como árbol ornamental en zonas de clima cálido. ¿Su hábitat? Bosques de hoja ancha y caduca, a elevaciones de hasta 1,100 metros sobre el nivel del mar.

Hace millones de años, su rango de distribución natural abarcaba Asia, Europa y América pero desapareció naturalmente de este último continente hace aproximadamente 7 millones de años y de Europa hace unos 3 millones. Su registro geológico hace ver que ya existía en el Mesozoico y el Jurásico y pudo formar parte de la dieta de ciertos dinosaurios herbívoros.

Reproducción

Ginkgo biloba es un árbol dioico. Esto significa que  los sexos están separados y mientras unos árboles son masculinos, otros árboles son femeninos. Los masculinos producen polen y los femeninos, una vez que son fecundados con polen por acción del viento, generan semillas con una capa externa carnosa, semejantes a ciruelas pero de color amarillo o anaranjado, que caen en otoño. Las semillas maduras despiden un olor muy fuerte que puede resultar desagradable, por lo que muchas personas prescinden de los árboles femeninos como elemento ornamental.

Es un árbol muy longevo y tarda entre 20 y 30 años en producir semillas, sin embargo, algunos ginkgos cultivados pueden hacerlo a los 8 años de ser plantados; aún así toma un tiempo relativamente largo descubrir el sexo de un árbol. El cultivo implica poca dificultad pues es muy resistente y se adapta a varios tipos de climas. Las semillas plantadas germinan en primavera.

Gingko - Ginkgo biloba

Usos

A este árbol sagrado en los templos budistas de China y Japón se le adjudican varias propiedades medicinales. En China se han usado los frutos y las hojas desde hace 5,000 años como cura para las enfermedades cardiovasculares y pulmonares, pero ya desde las Antiguas China y Japón las semillas se utilizaban como sedantes, para mejorar la digestión y limpiar los bronquios.

Las semillas pueden comerse asadas o preparadas en una sopa; a veces se les mezcla en arroz, tofu, verduras y otros ingredientes. En Japón, donde constituyen un manjar, se cuenta con varios platillos para consumirlas siempre y cuando no sean crudas, ya que así resultan tóxicas. Tampoco es recomendable comerlas en grandes cantidades.

Tiene un uso cada vez más extendido como planta decorativa y puede convertírsele en bonsái. La forma de sus hojas y el color amarillo dorado que adquieren en otoño son alicientes para plantarlos, pero se prefieren los ginkgos masculinos por las razones mencionadas.

Amenazas y conservación

Podrá ser una especie ancestral, pero Ginkgo biloba se encuentra en peligro de extinción en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En estado salvaje ha sido víctima de la deforestación y desgraciadamente no existen proyectos de conservación específicos, aunque su cultivo en varias partes del mundo y el cada vez mayor conocimiento que existe sobre su existencia pueden ayudar a concientizar acerca de la importancia de su vida en el planeta.