Período de gestación de los seres humanos

Se denomina período de gestación a una etapa en la que un ser humano se desarrolla en el útero o matriz de la mujer hasta el parto. Una mujer embarazada experimenta numerosos cambios físicos y hormonales como resultado del crecimiento de un embrión o feto dentro de su cuerpo.

La gestación humana difiere de la de otros animales en aspectos como la duración y el número de hijos por parto. Si los elefantes tienen un período gestacional de 22 meses y los conejos de unos 32 días, el ser humano tiene unos “modestos” 9 meses, suficientes para llegar al mundo completamente desarrollado. Sin embargo, el desarrollo cerebral de los bebés al nacer es menor que el de otros mamíferos, por lo que se encuentran prácticamente indefensos y dependientes y por ende, requieren cuidados que le permitan sobrevivir.

Lo adecuado es que el parto suceda entre las semanas 37-42; si ocurre antes de la semana 37 se considera un parto prematuro.

Desarrollo gestacional

La duración promedio del embarazo en mujeres con ciclos menstruales regulares o de 4 semanas, es de 40 semanas (280 días) desde el inicio de la última menstruación, pero por lo general el nacimiento se produce unas 38 semanas después de la fecundación. Algunas mujeres tienen ciclos menstruales irregulares o desconocen la fecha del inicio de su período, lo que dificulta saber la fecha probable de parto. Lo adecuado es que el parto suceda entre las semanas 37-42; si ocurre antes de la semana 37 se considera un parto prematuro.

Durante las primeras semanas de embarazo, la mujer puede sentir cansancio o somnolencia inusuales, aumento de la frecuencia al orinar, náuseas y vómitos; además, se interrumpe la menstruación. Estos síntomas varían en cada mujer.

Por lo general, el embarazo se divide en tres trimestres que cubren los 9 meses. A medida que la gestación del feto avanza y este crece en tamaño y peso, el útero se posiciona sobre la pelvis y el abdomen de la madre crece notoriamente.

Conoce el desarrollo de la gestación de un ser humano:

Primer trimestre (0-12 semanas)

– Características en la mujer:

Te sonará extraño, pero durante la primera semana la mujer aún no está embarazada, pues recuerda que el embarazo se cuenta desde el inicio de la última menstruación. Es en la semana 4 cuando el cigoto, la célula que resulta de la fecundación, se convierte en un embrión, sus células se multiplican y adquieren funciones concretas. En la semana 5 comienza el período embrionario.

Las mamas aumentan de tamaño debido al engrosamiento de los lóbulos mamarios y la mujer puede experimentar mayor sensibilidad. La cintura se ensancha ligeramente, pero el embarazo no es aún muy notorio.

– Características en el embrión/feto:

El embrión crece de forma rápida y sus órganos más importantes comienzan a formarse: el cerebro, la médula espinal, el corazón, los riñones y los pulmones. A las 8 semanas ya tiene el tamaño de una naranja.

En la semana 11 ya mide unos 9 centímetros de longitud y puede realizar suaves movimientos. En las semanas 11-14 aparecen los genitales. 8 semanas después de la fertilización, el embrión pasa a ser feto.

Segundo trimestre (13-24 semanas)

– Características en la mujer:

Aumenta de peso rápidamente. Si bien las náuseas disminuyen, pueden aparecer antojos. La vejiga se comprime más debido al peso del feto, por lo que aumentan las ganas de orinar. Las hormonas se disparan y los pezones suelen oscurecerse, a la vez que pueden aparecer estrías.

– Características en el feto:

Los riñones comienzan su funcionamiento y las neuronas se desarrollan hasta las regiones periféricas. En la semana 14 el feto puede tragar y comienza a chuparse el dedo. Entre las semanas 15 y 18  aparece un fino pelo en la cabeza, y el hígado y páncreas segregan fluidos.

Al mes 5 la placenta ya está completamente formada. Con 19 semanas de vida, el feto ya mide unos 15 centímetros de longitud, pesa de 300 a 400 gramos y la mujer percibe sutiles movimientos del feto.

Tercer trimestre (25-40 semanas)

– Características en la mujer:

El abdomen alcanza un tamaño considerable debido al tamaño del feto. Las mamas sobrepasan su tamaño normal y se encuentran más oscuras y levemente caídas. La madre experimenta molestias como indigestión, hinchazón de pies y dificultad para respirar y dormir.

– Características en el feto:

Responde a los ruidos externos y aumenta la frecuencia e intensidad de sus movimientos. A las 26 semanas ya mide 36 centímetros y pesa unos 850 gramos. Aunque sigue aumentando de peso, el incremento no es tan alto como en el segundo trimestre. En la semana 35 ya parpadea y puede sonreír. Entre las semanas 38 y 40, con los órganos maduros y sin mucho espacio en el útero, podría nacer en cualquier momento.

En los humanos, los partos múltiples (con más de un bebé) no son tan frecuentes como en otros mamíferos, pero son posibles.

Etapas del embarazo

Feto completamente desarrollado y en posición cefálica.

¿Cómo sobrevive el feto en el útero?

El feto se desarrolla en un fluido llamado líquido amniótico, que le provee protección y una temperatura cálida.

Aunque el feto tiene pulmones y sistema digestivo no puede respirar aire ni comer por la boca en el interior de su madre. Por ello, el cuerpo de la madre desarrolla la placenta, un órgano que gracias al endometrio obtiene sangre para brindar oxígeno y nutrientes (como glucosa y aminoácidos) al feto, y eliminar sus desechos (como dióxido de carbono) y protegerlo de microorganismos nocivos. Además, el feto se desarrolla en un fluido llamado líquido amniótico, que le provee protección y una temperatura cálida.

La placenta se une al feto por medio del cordón umbilical, una estructura de unos 15 centímetros de largo que conecta los vasos sanguíneos del feto con los de la placenta. De esta manera, dos venas conducen sangre sin oxígeno y desechos a la placenta, mientras que la vena umbilical lleva nutrientes y sangre con oxígeno desde la placenta hasta el feto.