Foca Leopardo

Hydrurga leptonyx

Información y Características

La foca leopardo, también llamada leopardo marino o leopardo de mar, es un mamífero pinnípedo (carnívoros acuáticos) que pertenece a la familia de los fócidos o focas verdaderas.

Distribución de la foca leopardo

La foca leopardo vive en aguas polares y subpolares del hemisferio sur a lo largo de la costa del continente Antártico. Son nativos de las islas Sandwich del Sur, Islas Heard y McDonald, Georgia del sur, Territorios australes franceses y mares australianos.

También pueden encontrarse ejemplares al sur de África, sur de Australia, Nueva Zelanda y costas atlánticas de América del Sur, algo bastante lejano a su residencia habitual.

Descripción de la foca leopardo

Estos musculosos y grandes pinnípedos miden entre 2.4 y 3.5 m de longitud con un peso de 200-600 kilogramos. Por lo general, la hembra es más grande que el macho.

También te puede interesar… Pingüinos

Su cuerpo grueso y alargado posee varias tonalidades de gris, acompañado de múltiples manchas negras irregulares. El rostro de la foca leopardo es diferente al resto de las focas verdaderas; la forma de la nariz y boca le dan esa apariencia única y distintiva.

Foca leopardo - Hydrurga leptonyx

Tiene un agudo sentido de la vista y el olfato, y su cuerpo hidrodinámico adaptado a su estilo de vida le permite desplazarse con facilidad y rapidez. Su capa de grasa les permite reducir la pérdida de calor y soportar las frías aguas de la Antártida, pues de otra manera sería imposible sobrevivir.

Comportamiento de la foca leopardo

Son animales de comportamiento solitario, siendo sus momentos de mayor interacción y comunicación durante el apareamiento y la crianza. Investigadores han detectado mayor actividad vocal bajo el agua en temporadas reproductivas.

Se le ha atribuido una mala reputación debido a su naturaleza depredadora y a que se alimenta de otros tipos de foca, pero la realidad es que varios testimonios de buzos profesionales, aseguran que pueden ser tan nobles e indefensos como cualquier otro tipo de fócido. Muy pocos ataques a humanos se han suscitado.

Alimentación de la foca leopardo

La foca leopardo es famosa por ser la principal depredadora de pingüinos, en especial los de la especie emperador (Aptenodytes forsteri) y Adelia (Pygoscelis adeliae).

Su dieta también incluye krill antártico, variedades de peces, calamares, carroña de ballenas, e incluso otras focas. Sus favoritas son las focas cangrejeras (Lobodon carcinophagus) y crías de osos marinos. Su fuerte mandíbula permite que pueda penetrar sin problema la gruesa piel de otros pinnípedos.

Atrapan por emboscadas o por medio de persecuciones. Una técnica muy utilizada con los pingüinos, es la de esconderse debajo de los bloques de hielo para esperar a que dichas aves entren al agua.

Reproducción de la foca leopardo

Este solitario animal solamente se ve acompañado en temporadas de apareamiento.

Alcanzan la madurez sexual a los cuatro años en los machos y tres en las hembras. El apareamiento se presenta de noviembre a febrero y la gestación tiene una duración de 11 meses aproximadamente.

La hembra da a luz a una sola cría que nace con un peso de 30 kg y con 160 cm de largo y con un pelaje  suave, espeso y gris. Se alimentan de leche materna por cuatro semanas y el macho no suele participar en la crianza.

Su expectativa de vida es de máximo 30 años.

Foca leopardo - Hydrurga leptonyx

Depredadores de la foca leopardo

Las focas leopardo pueden enfrentarse entre sí por cuestiones de alimento, y con relación a otro tipo de fauna, pocos son los enemigos de la foca leopardo; podría mencionarse a las orcas y los grandes tiburones.

Su lejanía lo ha mantenido a salvo del disturbio humano y actualmente está clasificado en la categoría de Preocupación menor por la UICN, pero no hay que bajar la guardia ante los efectos del cambio climático que comienzan por mostrar alteraciones en la temperatura oceánica y deshielos de plataformas que por muchos años habían permanecido intactas.