Phoenicopterus ruber

 

El flamenco Americano o también conocido como flamenco rojo o rosado, es la única especie nativa de América del Norte. En algunas regiones se le conoce como flamenco del Caribe, pero realmente puede localizarse en puntos fuera de la región caribeña.

Es una de las especies más comunes en zoológicos y logra distinguirse por su coloración intensa y muy brillante.

Descripción

Son aves de gran tamaño cuyos machos son 20% más grandes que las hembras. Los adultos tienen una altura que va de 1.20 a 1.45 metros gracias a sus largas extremidades y extenso cuello. En cuanto al peso, los machos presentan un promedio de 2.8 kg, mientras las hembras registran alrededor de 2.2 kg.

Es quizá su plumaje rosado brillante o rojo carmesí su más notable característica, pero no todas sus plumas llevan ese color. En vuelo puede apreciarse un borde de plumas negras a lo largo de las alas junto a unas extremidades muy alargadas y esbeltas. Aunque no son fáciles de ver, sus pies son palmeados y rosados.

Descripción del flamenco americano.

Anatomía del flamenco americano.

Tienen una pequeña cabeza rosada, pero el extenso pico exhibe colores blanco y rosa desde la base hasta poco más de la mitad de su longitud, con una punta de color negro. La forma de este pico es ligeramente curveado hacia abajo como una característica de adaptación a su dieta y cuenta con pequeñas placas de queratina como protección.

Distribución y hábitat

Los flamencos americanos se distribuyen a lo largo de la península de Yucatán en México, las islas del Caribe y la costa norte de Sudamérica. Algunos lugares que ocupan son: Bahamas, Cuba, República Dominicana, Guayana y Trinidad y Tobago. También existen ejemplares en la costa de Florida, en los Estados Unidos de América. Fueron reintroducidos a las Islas Vírgenes Británicas y algunos individuos han sido identificados fuera de su rango común, como en Belice, Puerto Rico e islas Caimán.

El hábitat favorito de estas especies son las aguas salobres o lagos alcalinos, así como lodazales y lagunas costeras poco profundas con agua salada.

Los flamencos en estado salvaje poseen un color más intenso y brillante que los de cautiverio.

Alimentación

El flamenco rosado utiliza sus pies para agitar el barro o el fondo de la laguna de poca profundidad con el fin de hacer emerger su alimento. Al detectarlo, emplea el pico para filtrar el agua y alimentarse de las presas. Su dieta incluye algas, semillas pequeñas, camarones, larvas de mosca, gusanos, insectos, moluscos y diatomeas.

La coloración del flamenco americano proviene en parte de su dieta, ya que algunos de sus alimentos contienen pigmentos carotenoides que se concentran en el hígado para luego ser distribuidos a través del plumaje.

Según las observaciones, los flamencos en estado salvaje poseen un color más intenso y brillante que aquellos que se mantienen en cautiverio.

Comportamiento

Son aves sociales con gran disposición a formar grandes colonias compuestas por decenas o miles de ellos. No son agresivos ni territoriales, y pasan la mayor parte del tiempo alimentándose, pero cuando ocurren disputas, atacan con el pico o con breves persecuciones mientras emiten vocalizaciones.

No se conocen como animales migratorios pero sí como aves que se desplazan varios cientos de kilómetros con base a la disponibilidad de alimento, que suele variar a lo largo de todo el año. Incluso en la temporada reproductiva también pueden optar por buscar otras zonas más adecuadas.

Emplean llamados para distintas situaciones; ya sea como forma de localización, como advertencia, o en el caso de los polluelos, como manera de generar atención.

Comportamiento del flamenco americano.

Reproducción

Los flamencos americanos no tienen una temporada reproductiva definida, pues está ligada a los niveles de lluvia de cada región. Alcanzan la madurez sexual entre los 2 y 6 años de vida.

Su expectativa de vida es de 20 años en estado salvaje.

Las exhibiciones de reproducción se producen en grupos mediante movimientos de cabeza y alas que parecen sincronizados. Esta especie es monógama y tanto el macho como la hembra ayudan a construir un montículo lodoso de 30 cm de altura en forma de volcán para depositar uno o dos huevos que serán incubados durante 28-31 días.

Una vez eclosionado el huevo, ambos padres cuidan y alimentan a su cría un máximo de dos semanas, aunque lo más común es que solo sea de 5 a 8 días. Después de ese tiempo, la cría se integra a una “guardería” junto con otros polluelos donde reciben atención de varios adultos. Para cuando tiene de 9 a 13 semanas de vida, el polluelo abandona la guardería para valerse por su cuenta.

Hábitos reproductivos del flamenco americano.

Cría de flamenco americano.

Un polluelo tiene una apariencia muy diferente a la de los padres, ya que su coloración es gris pálido y su pico es pequeño y recto, pero estas características se modifican cuando tienen de 2 a 4 años de edad.

Su expectativa de vida es de 20 años en estado salvaje, pero algunos han llegado a los 50 años.

Amenazas y conservación

Su estado de conservación es de “Preocupación Menor”, lo que significa que por el momento sus poblaciones son estables pero no hay que descuidar su situación ante algunos peligros que los rodea, como la creciente pérdida de su hábitat natural por la construcción de obras de desarrollo humano y la contaminación.