Género Eucalyptus

El eucalipto es parte de la identidad australiana. Aromático y atractivo, forma densos bosques y provee alimento a algunos animales, de los que el koala (Phascolarctus cinereus) es el más famoso. Existen más de 700 especies de árboles de eucalipto, que varían en forma, tamaño y distribución. A pesar de que naturalmente crecen en Australia, algunos ya son cultivados en otras regiones del mundo, como el eucalipto de Gunn (Eucalyptos globulus), del que se obtiene la mayor parte del aceite de eucalipto del mundo, y el eucalipto blanco o azul (Eucalyptos gunnii).

Orden: Myrtales
Familia: Myrtaceae
Género: Eucalyptus

Descripción

Los árboles de eucalipto tienen características muy diversas. Algunos son muy altos y otros tienen la apariencia de un arbusto. Son pequeños aquellos que miden hasta 10 metros de altura, medianos si crecen unos 10-30 metros, altos si miden entre 30 y 60 metros, y muy altos si alcanzan más de 60 metros de altura. Eucalyptus regnans, con sus más de 70 metros, es la especie más alta de las angiospermas o plantas con flores. Asimismo, tiene las hojas más anchas del mundo. El individuo más alto registró 99.6 metros de altura.

Algunos eucaliptos poseen un solo tronco y una copa más pequeña que su altura. Otros tienen un tronco y algunas ramas que crecen a poca distancia del suelo. Unos más desarrollan varios tallos, pero son pequeños. Los tallos jóvenes tienen un suave color verde con tintes rosados, mientras que los troncos maduros están recubiertos con una corteza verde pálido a marrón oscuro.

Las especies son siempreverdes o perennes, si bien algunas pueden perder sus hojas al término de la estación seca. Al respecto, las hojas son comúnmente gruesas y lanceoladas y cuelgan hacia abajo. Sus flores suelen ser aromáticas y se distinguen de las de otros tipos de árboles porque los pétalos se unen y forman una capa cuando se expanden. En este sentido, los pétalos no son visibles de la misma forma que en otras flores. Tienen frutos que son cápsulas leñosas de forma similar a la de los conos, con una válvula en el extremo útil para liberar las semillas.

Eucalipto - Género Eucalyptus.

Eucalipto, alimento principal de los koalas.

Distribución

El género Eucalyptus es nativo de Australia, incluidas Tasmania y las islas cercanas, y la mayoría de las especies son propias de este país. Sin embargo, unas pocas son nativas de zonas adyacentes a Nueva Guinea, Indonesia y Filipinas. Cada especie tiene un rango específico, según sus requerimientos. Por ejemplo, Eucalyptus globulus se halla en valles húmedos de Victoria y Nueva Gales del Sur, mientras que Eucalyptus recurva solamente vive en dos localidades de Nueva Gales del Sur.

Constituyen una parte dominante de la flora australiana, en donde pueden formar bosques densos, aromáticos y neblinosos. Están presentes en gran parte del territorio, pero son muy escasos en las zonas altas montañosas, en la región central árida y en las selvas. Actualmente, los eucaliptos se cultivan en numerosas regiones templadas y tropicales, sobre todo en plantaciones forestales y para fungir como árboles de sombra. Cultivados, se encuentran en regiones como la cuenca mediterránea, Oriente Medio, el subcontinente Indio, China, América, Europa y África.

Reproducción y variedades

Los eucaliptos son árboles con flores hermafroditas, algo común entre las angiospermas. Cada flor cuenta con órganos masculinos y femeninos, y con frecuencia, el árbol florece una vez que aparece el follaje adulto. Las flores producen abundante néctar, lo que atrae a las abejas y así estas las polinizan.

Muchas especies se cultivan por medio de semillas, ya que el método por esquejes es un poco complicado en estos casos. Pueden plantarse primero en macetas individuales y después sembrarse directamente en el suelo bien drenado y a pleno sol. Algunas necesitan protección contra las bajas temperaturas en su primer invierno.

Los eucaliptos tienen una serie de adaptaciones que les han permitido sobrevivir a las condiciones ambientales de Australia. Son capaces de sobrevivir a las sequías y a los incendios forestales que suelen asolar el territorio. En caso de resultar quemados, lo cual no es difícil debido a su alto contenido de aceites volátiles y un dosel abierto, se regeneran de forma rápida y favorable.

Cuando se habla de variedades de eucaliptos, regularmente se hace referencia a las especies o subespecies. Muchas son más conocidas y económicamente importantes que otras, como Eucalyptus diversicolor, conocido como Karri, Eucalyptus melliodora y Eucalyptus globulus.

Eucalyptus regnans, con sus más de 70 metros, es la especie más alta de las angiospermas o plantas con flores.

Usos

Su rápido crecimiento y su capacidad de regeneración los hace árboles muy valiosos para la industria maderera. Dos de los más importantes eucaliptos maderables son E. delegatensis y E. regnans; este último se cultiva masivamente en Chile y Nueva Zelanda, y en menor cantidad en Zimbabue y Sudáfrica. Su madera es fuerte y durable, y con ella se hacen desde muebles pequeños hasta suelos y construcciones grandes. En tanto, también se obtiene pulpa de celulosa, con la que se fabrica papel.

Otras, como E. globulus, se cultivan primordialmente para obtener su aceite, que se incluye como ingrediente en ungüentos y medicamentos expectorantes y como aromatizante en muchos productos de limpieza y farmacéuticos. La hierba de esta especie es estimulante y puede reducir la fiebre, pero en exceso causa dolor de cabeza, convulsiones, delirios e incluso la muerte.

Los aborígenes usaban la madera para construir canoas y fabricar instrumentos musicales, platos y escudos, y extraían la savia de algunas especies, como E. gunnii, para fermentarla y elaborar con ella un jarabe dulce. Del néctar de las flores se produce una miel de sabor particular que en Australia y otros pocos lugares se agrega a panes, aderezos y salsas. Un uso menos famoso: algunos eucaliptos se plantan en ciertos sitios como barreras contra el viento. Otras personas los siembran como árboles ornamentales.

Amenazas y conservación

Algunas especies están amenazadas, pues su población a nivel mundial es muy reducida. La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica a Eucalyptus recurva como una especie en peligro crítico de extinción, y a Eucalyptus morrisbyi como un árbol en peligro de extinción.

Aunque resistentes, a veces se dañan por acción de insectos, hongos, bacterias y virus que se alimentan de sus hojas, savia, madera u otras partes. Uno de estos organismos es la avispa de las agallas del eucalipto, cuyas larvas se alimentan de los tejidos nutritivos de las agallas del árbol, lo que produce la caída de las hojas. También son susceptibles a los hongos de miel (Armillaria) y a los escarabajos taladradores del eucalipto (Phoracantha semipunctata).