El crecimiento de un ser humano: características

Durante el transcurso de su vida, el individuo experimenta diversos cambios físicos y emocionales acordes con la etapa en la que se encuentra. En síntesis, una persona pasa por más de 6 etapas diferentes, relativamente fáciles de reconocer:

Recién nacido

Corresponde al tiempo en el que un individuo pasa los primeros momentos de su vida. El período neonatal dura 4 semanas y se caracteriza por la experimentación de muchos cambios rápidos y adaptaciones a la vida fuera del vientre materno.

Los recién nacidos son seres completamente indefensos. Su esqueleto es muy flexible y algunos huesos aún no se encuentran fusionados o se componen mayormente de cartílago, como en el caso de los huesos del cráneo y de las manos. Al crecer, el cartílago se convierte en hueso.

Una persona pasa por diferentes etapas a lo largo de su vida: recién nacido, infancia, niñez, adolescencia o pubertad, juventud, madurez y vejez.

La cabeza es muy grande con respecto al resto del cuerpo y el abdomen se muestra abultado, ya que el hígado, regularmente grande, puede sobresalir bajo la caja torácica. En algunos casos, el neonato exhibe una fina capa de vello llamada lanugo, pero desaparece al cabo de las siguientes semanas. Los intestinos expulsan heces semilíquidas producto de la mezcla de bilis y meconio, una sustancia viscosa de color negro verdoso. El meconio puede aparecer después de unas horas de haber nacido.

Por instinto, los recién nacidos buscan el pezón femenino y comienzan a succionar para alimentarse de leche materna, rica en anticuerpos y completamente adecuada para su nutrición.

Infancia

Abarca el primer año de vida del bebé. El infante desarrolla numerosas habilidades motrices gracias al desarrollo de su cerebro; puede sujetar objetos, mantener su espalda erguida, sostener su peso con las piernas, gatear y posteriormente, caminar (aunque esta capacidad se puede lograr después del primer año de vida).

Aunque sigue siendo dependiente de los padres, un infante adquiere sus primeras habilidades emocionales y sociales, y es capaz de balbucear y hasta de pronunciar sus primeras palabras. Reconoce a su madre y a algunas otras personas, pero manifiesta una marcada preferencia por su progenitora. También aprende a imitar algunas acciones.

Ninez_624

Etapa de la niñez

Niñez

Comprende el período después del primer año de vida y hasta cerca de los 8-13 años, cuando comienza la pubertad. Los niños crecen muy rápido, mayormente durante sus 2 primeros años. Como el resto del cuerpo adquiere mayor tamaño, la cabeza deja de verse grande en relación con las demás partes. Mientras su cabeza crece lentamente, los brazos y piernas se alargan de forma proporcional. En promedio, un niño mayor de 2 años crece unos 6 centímetros por año.

En la niñez, el individuo es extremadamente curioso; continuamente satisface esta curiosidad al explorar el entorno que lo rodea. Ríe, juega y socializa con otros niños. A través de actividades lúdicas obtiene habilidades necesarias para su desarrollo físico, social y mental.

Pubertad y adolescencia

Se produce entre los 11/12 y los 18 años de edad y es la etapa de transición entre la niñez y la adultez. El individuo se ve afectado por cambios físicos, fisiológicos y mentales a menudo abruptos y abrumadores.

La primera etapa de la adolescencia es la pubertad e inicia antes en las niñas que en los niños. Por ende, los cambios físicos y mentales se producen primero en ellas. Los óvulos maduran y da inicio el ciclo menstrual, aumenta la producción de esperma en los testículos, crecen las mamas y el pene, aparece vello púbico y axilar, el tórax masculino se ensancha y las caderas femeninas se redondean, entre otros cambios.

En términos generales, durante la pubertad y adolescencia se crece a un ritmo veloz. Quizá la característica más importante de esta etapa es el comienzo del desarrollo sexual y la maduración de los órganos del sistema reproductor, tras lo cual una persona se vuelve fértil.

Los órganos y tejidos terminan de madurar hasta la pubertad.

La juventud corresponde a un período de madurez física y emocional, en donde el individuo está listo para reproducirse.

Juventud

Corresponde a un período de madurez física y emocional, en el cual los órganos reproductores están completamente maduros y el individuo está listo para reproducirse. Se obtiene la altura definitiva y la capacidad de rendimiento físico llega a su culmen. Biológicamente, es un período de pocos y lentos cambios.

Hacia el final de la juventud, el cuerpo comienza a perder definición muscular.

Etapa de la juventud

Etapa de la Juventud

Madurez

Si bien una persona madura no es aún anciana, su aspecto físico denota ciertos cambios como pérdida de tono y masa muscular, arrugas leves principalmente en el rostro, canas emergentes, manchas en la piel, etcétera.

En el interior del cuerpo, las células pierden paulatinamente su capacidad para reproducirse y de desechar sustancias extrañas. La capacidad de órganos como los riñones, el corazón y el hígado disminuye, y pueden aparecer los primeros signos de vulnerabilidad ante muchas enfermedades. En las mujeres, la menopausia (fin de la capacidad para concebir un ser humano) aparece a los 50-51 años, aproximadamente.

Vejez

El individuo ve reducidas sus capacidades físicas y mentales y es más susceptible ante las enfermedades. En la vejez, las personas exhiben una piel arrugada, escasez de cabello, degeneración de huesos y músculos y otras características que evidencian la pérdida de eficacia de las funciones celulares.

Es preciso mencionar que el período de tiempo en cada etapa es variable y por ende, es una aproximación.