Esturión de lago

Acipenser fulvescens

Información y Características

El esturión de lago o esturión lacustre es una de las aproximadamente 25 especies de esturión, miembro del orden Acipenseriformes y de la familia Acipenseridae.

Fósiles de esturión que datan del período Cretácico indican que las especies de esturiones existen desde que los dinosaurios poblaban la Tierra.

Descripción del esturión de lago

Esta especie de esturión cuenta con un esqueleto cartilaginoso así como óseo, es decir, una parte está conformada por huesos y otra por cartílago al mismo tiempo. Tiene un cuerpo delgado cubierto de placas óseas conformadas en hileras que también cubren la cabeza, y una solitaria aleta dorsal se eleva desde la parte posterior del cuerpo. Su hocico saliente cuenta con 4 barbas que sirven para localizar su alimento.

También te puede interesar… Salmón rojo

Las características físicas del esturión de lago no son permanentemente iguales, pues varían en función de la edad y el tamaño que tenga. Las placas óseas, por ejemplo, son más ásperas y puntiagudas en los individuos jóvenes que en los adultos, y a medida que se van haciendo más viejos, las placas se suavizan e incluso pueden desaparecer.

En lo que respecta al peso y tamaño, se sabe que este esturión puede medir hasta 1.8-2 metros de longitud y pesar 90 kilogramos.

Esturión de lago-Acipenser fulvescens

Distribución y hábitat del esturión de lago

Es un pez que habita las aguas dulces y templadas de Norteamérica, específicamente de Estados Unidos y Canadá. Se le encuentra en la Bahía de Hudson, en el noreste de Canadá y en la cuenca de los drenajes del río Misisipi en Estados Unidos. Está también en los Grandes Lagos, en el río San Lorenzo, en el río Saskatchewan y en el lago Winnipeg.

Encuentra su hábitat en los lechos de los ríos o lagos de arena clara.

Comportamiento del esturión de lago

Se trata de un pez sumamente activo, que pasa la mayor parte de su tiempo nadando lentamente en el lecho del lago o río en busca de alimentos.

Como pez migratorio, viaja hacia los ríos cuando ya es temporada de desove.

Alimentación del esturión de lago

Para buscar su alimento, el esturión usa su largo hocico para agitar la arena del lecho del río o lago y se ayuda de sus barbas sensibles y del sentido del tacto para lograrlo, en vista de la pobre visión que posee.

Cuando las barbas tocan la comida, ya sea larvas de insectos, gusanos, caracoles, cangrejos o peces pequeños, baja el hocico y chupa rápidamente el alimento. Y no se olvida de saborearlo con las papilas gustativas que posee en el exterior del hocico desdentado, que también sirven al esturión para seleccionar lo que come.

Como este pez consume presas pequeñas en relación con su tamaño debe dedicar la mayor parte de su tiempo a la búsqueda de comida, hecho que realiza muy lentamente.

Esturión de lago-Acipenser fulvescens

Reproducción del esturión de lago

Increíblemente, el esturión de lago no llega a la madurez sexual hasta que alcanza los 20 o hasta los 30 años, aproximadamente.

Cuando inicia el verano el esturión maduro migra a las orillas de los lagos o ríos para aparearse. Posteriormente, la hembra desova en guijarros gran cantidad de huevos; son aproximadamente unos 2 o 3 millones por temporada reproductiva. Por supuesto, esto depende de la edad y tamaño del esturión. Mientras más grande es, más huevos deposita.

Después de desovar los huevos se desarrollan independientemente, ya que los padres regresan a su lugar de origen. Por su parte, los huevecillos, pequeños y rodeados de una sustancia de consistencia gelatinosa, se adhieren entre sí para permanecer inmóviles. Después de un período de 3 a 7 días se produce la eclosión y salen larvas que miden 1.25 centímetros de longitud.

El esturión de lago es una especie muy longeva: puede vivir más de 55 años.

Amenazas del esturión de lago

A pesar de que este esturión está clasificado como especie de “Preocupación Menor” (Least Concern) en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, su población ha disminuido dramáticamente desde hace varios años. Se ha visto afectado por la contaminación de su hábitat natural y por la sobreexplotación para obtener las huevas, que se ofrecen como caviar. Debido a que su ciclo reproductivo es lento y a que en ocasiones los individuos capturados ni siquiera han llegado a la madurez sexual y por lo tanto no han producido huevos, la población se reduce, no se permite el nacimiento o crecimiento y pocos individuos llegan a la vejez.