Erizo

Subfamilia Erinaceinae

Información y características

Se denomina erizo a los miembros de la subfamilia Erinaceinae, que a su vez corresponden al orden Erinaceomorpha y a la familia Erinaceidae. El erizo es un mamífero que poco a poco ha sido cada vez más conocido, y se le distingue por las púas que cubren la mayor parte de su cuerpo.

Existen 17 especies de erizo repartidos en 5 géneros.

Descripción del erizo

El erizo no está emparentado con el puercoespín. Es un pequeño animal cubierto de espinas o púas de queratina huecas, pero el rostro, el cuello y la región ventral tienen pelo en lugar de púas. De acuerdo con la especie puede ser marrón, beige o con un patrón bicolor. Su longitud se encuentra entre 13 y 30 centímetros y su peso oscila entre 397 y 1,106 gramos.

También te puede interesar… Puercoespín

El rostro es estrecho y ligeramente largo, con una pequeña nariz húmeda y orejas grandes. Posee además patas cortas y fuertes que tienen 5 dedos con garras.

Distribución y hábitat del erizo

El área de distribución del erizo es relativamente grande. Pueden encontrarse diferentes especies en Europa, África y Asia así como en América y Oceanía, aunque en estos dos últimos fueron introducidos y ahora países como Australia y Nueva Zelanda albergan a estos mamíferos.

Sus hábitats son muy variados, pudiendo vivir tanto en bosques como en desiertos, en climas secos y ambientes húmedos como los de las sabanas. Es un animal terrestre y permanece sobre el suelo o debajo de él en su madriguera.

Información sobre el erizo

Comportamiento del erizo

Presenta mayor actividad nocturna e hiberna en regiones con clima frío. Si habita desiertos acostumbra dormir mayor cantidad de horas y si habita lugares con clima templado, su actividad es continua durante todo el año. Duerme enrollado durante el día y se alimenta al caer la noche. No es una especie que se caracterice por la agresividad y pese al imaginario colectivo, no dispara sus púas ante un depredador. Si se siente amenazado, reacciona “haciéndose bolita” con las púas apuntando hacia afuera para impedir que el depredador tenga acceso a la zona ventral, más suave y vulnerable.

Alimentación del erizo

Los insectos constituyen el alimento preferido del erizo y regularmente consume lombrices, escarabajos y ciempiés, pero nunca rechaza otros animales pequeños, como babosas y caracoles. Su dieta no está completa sin pequeños roedores, alacranes, ranas, hongos y hasta raíces, hierba y semillas. Como todo depredador oportunista, en vez de concentrarse en una presa prefiere desplazarse alrededor de su hábitat rebuscando entre el suelo y la hojarasca.

En vista de que el erizo ya es un animal que puede tenerse en casa como mascota, se hace necesario poner énfasis en su alimentación, puesto que en estado salvaje acostumbra estar activo todo el día. Entonces, en un espacio reducido y con abundancia de alimento tiende a sufrir obesidad y males hepáticos.

Reproducción del erizo

Sus hábitos solitarios inducen a que el erizo sólo se reúna intencionalmente al momento de aparearse. Los nacimientos se producen una vez por año para la hembra y pese a la variedad de especies, es posible generalizar el período de gestación a un rango de 35-58 días.

Cuando la hembra da a luz, descubre de 4 a 7 pequeños. Mientras más grande es la especie, mayor cantidad de crías tiene. Éstas nacen cubiertas por una sustancia blanca que protege a la madre de las puntas de las púas de sus erizos, que aunque aún bajo la piel, pueden hacer daño. Horas después la piel se limpia y sobresalen unas 150 púas en el cuerpo de la cría.

Abren los ojos después del primer mes de vida. A partir de ese momento la madre lleva a sus crías a todas partes para enseñarles cómo se consigue comida. Los erizos bebé tardan entre 6 y 13 semanas en ser destetados.

erizo-2-800

Amenazas del erizo

El erizo es muy susceptible a ciertas enfermedades relacionadas con la obesidad y los problemas cardiovasculares, especialmente en cautiverio. El cáncer, los tumores y los parásitos afectan de igual manera su vida. En el caso de estos últimos, suelen ser garrapatas que invaden la mayor parte del cuerpo del erizo; un individuo puede estar tan infestado que su vigor se reduce y puede morir por una infección.

Por otro lado, las púas no atemorizan del todo a algunos animales que gustan de alimentarse de los erizos. Sus depredadores más usuales son los tejones, hurones, zorros y los búhos reales además del ser humano, pues algunas culturas de Oriente Medio comían su carne así como otras de la actualidad utilizan su sangre y grasa en la medicina tradicional.

 

 Artículos relacionados con el erizo

Pez león