Definición de energía hidráulica

La energía hidráulica es aquella que genera el agua en movimiento y que se aprovecha para fines útiles; generalmente se le llama también energía hidroeléctrica debido a su función generadora de electricidad.

Esta fuente de energía usa el ciclo hidrológico para generar electricidad. El agua que se evapora de la superficie terrestre por acción del calor solar forma nubes y después se precipita de nuevo a la tierra para fluir a través de los ríos hacia los océanos. Mientras fluye hacia abajo, el movimiento del agua origina energía cinética con potencial de convertirse en electricidad.

También te puede interesar… Energía Solar

Este poder del agua ha sido usado desde hace miles de años por las antiguas civilizaciones. Por ejemplo, los griegos y los romanos fueron prolíficos constructores que aprovecharon la energía hidráulica para moler y hacer otros trabajos pesados.

Tecnologías que usan energía hidráulica

Hay en existencia un gran número de tecnologías que necesitan de la energía del agua. Una de las más arcaicas es la rueda hidráulica, que se utiliza para construir molinos. El trompe es otro artefacto aunque es menos conocido. Se trata de un compresor de gas de accionamiento hidráulico, que produce aire comprimido de la caída del agua.

La turbina hidráulica es el aparato de más uso cuando de generar electricidad se trata. Es un motor que rota para obtener la energía del agua en movimiento. Funciona de la siguiente manera: cuando el agua fluye, se dirige hacia las aspas giratorias, hecho que crea fuerza sobre aquellas y así, la energía se transfiere desde el agua hacia la turbina.

Una tecnología más avanzada es la planta hidroeléctrica, que es toda una instalación enfocada al aprovechamiento de la energía hidráulica para producir energía eléctrica. La planta fuerza el agua mantenida en una presa a través de la turbina hidráulica que está conectada a un generador, entonces el agua sale de la turbina y es dirigida hacia una corriente debajo de la presa.

Energía hidráulica

Tipología de la energía hidráulica

Dado que el fin principal de la energía hidráulica es generar electricidad, puede clasificarse de acuerdo con los métodos de generación:

-La hidroelectricidad convencional es aquella que se conoce desde hace miles de años, y hace referencia a las típicas represas.

-La hidroelectricidad que se obtiene del curso de un río, capta la energía cinética sin usar presas.

-Los proyectos hidroeléctricos pequeños normalmente no tienen embalses artificiales y proporcionan 10 megavatios (MW) o menos.

-Los micro proyectos hidroeléctricos generan pocos kilovatios (kW) a casas aisladas y pueblos o industrias pequeñas.

-Los proyectos de electricidad conductora usan el líquido que ya ha sido desviado para su uso en otros lugares, como los sistemas municipales de agua.

-Los establecimientos hidroeléctricos de almacenamiento por bombeo, bombean el agua durante períodos de baja demanda para que el líquido se libere en tiempos de alta demanda.

Aplicaciones de la energía hidráulica

Como ya se sabe, la principal utilidad de la energía hidráulica es generar energía eléctrica para ciudades, pueblos o industrias. Resulta interesante saber que en Estados Unidos, las centrales hidroeléctricas son las principales productoras de energía renovable. Pero la energía hidráulica también tiene otras aplicaciones en diversas áreas.

Los molinos de agua son usados para moler el grano, para aserrar la madera y la piedra y para irrigar los canales mediante ruedas de acción hidráulica, aunque esto era más frecuente en siglos pasados.

Por otra parte, la fuerza de una ola liberada de un tanque es útil en la minería, pues así es más fácil extraer los metales.

Ventajas de la energía hidráulica

Casi todos los convenientes e inconvenientes del uso de la energía hidráulica están relacionados con las plantas que generan energía eléctrica. La gran ventaja  de ésta consiste en su capacidad de ser flexible, ya que el flujo de agua de una planta puede ser controlado. Si el agua se almacena en la presa, puede ser vertida en tanto sea necesario, de acuerdo con los patrones de demanda.

Como otras fuentes renovables, la energía hidráulica es una fuente de energía disponible mientras se produzca el ciclo del agua. Los molinos no contaminan el aire ni el suelo y por si fuera poco, la generación de energía eléctrica por medio de las presas hidroeléctricas es un método barato. Además, los embalses de las presas son potenciales centros de recreación en los cuales es posible realizar actividades deportivas o simplemente de entretenimiento.

Energía hidráulica

Desventajas de la energía hidráulica

El impacto de la construcción, operación y mantenimiento de las presas hidroeléctricas que utilizan la energía hidráulica no es significativo, por lo que realmente no representa una desventaja. Sin embargo, el riesgo de inundación de las áreas cercanas a las presas, la interrupción del flujo natural de los ríos y la alteración de los ecosistemas locales, se convierten en problemas cuando se construyen las plantas hidroeléctricas. Otros inconvenientes de esto incluyen la modificación de la temperatura del agua y alteraciones en la migración de algunos peces, así como la destrucción de algunas hectáreas de bosques al momento de la construcción.

Futuro de la energía hidráulica

En 2012, la energía hidráulica representó el 56 por ciento de la generación de energías renovables, un índice considerable. Aunque es una fuente de energía cuyas aplicaciones tienen cierto inconveniente para la naturaleza, no parece ser que su utilidad para generar energía se vea afectada en un futuro próximo. Es más, la construcción de presas es cada vez más frecuente en países como China, India y Brasil pese al disgusto de muchos ecologistas conscientes de las afectaciones en los ecosistemas.