El Departamento de Defensa de Estados Unidos, con sede en el Pentágono, publicó el lunes 13 de octubre de 2014 un informe en donde se considera al cambio climático una amenaza para la seguridad nacional, ya que la propagación de enfermedades infecciosas, la falta de alimentos, la pobreza y otros desastres que están relacionados con los efectos del aumento de temperatura pueden crear o intensificar la inestabilidad política.

Esta preocupación es una más de las aristas que el cambio climático y el calentamiento global tienen. Hasta el momento, se hace hincapié sobre todo en el grave peligro ecológico que representan, pero se habla relativamente poco de su pertinencia en los asuntos políticos.

También puede interesarte… Casi 1,000 nuevas lagunas en Perú, ¿la causa? el Deshielo Glaciar

De acuerdo con el prólogo del informe, redactado por el Secretario de Defensa del país, Chuck Hagel, “el aumento de la temperatura global, el cambio de los patrones de precipitación, el aumento del nivel del mar y eventos climáticos más extremos, intensificarán los desafíos de la inestabilidad global, el hambre, la pobreza y los conflictos.      … En nuestra estrategia de defensa, nos referimos al cambio climático como un “multiplicador de amenazas” ya que tiene el poder de exacerbar muchos de los desafíos con los que tratamos actualmente, desde las enfermedades infecciosas hasta el terrorismo.”

Lo anterior indica que este fenómeno no es visto solo como una afrenta para la salud de la naturaleza de dicho país, sino también en asuntos que no parecieran tener vínculos con él, como el terrorismo. Pero esta concepción tiene razones lógicas, puesto que en más de una ocasión se ha considerado que la falta de agua dulce, por ejemplo, podría desatar conflictos y hasta guerras para obtener el líquido vital para la supervivencia. ¿Pensarán lo mismo los demás países?

En síntesis, el informe constituye una hoja de ruta que establece las acciones que el Departamento de Defensa realizará para adaptarse a los efectos del cambio climático, lo que incluye operaciones militares, mejora de infraestructura y planeaciones estratégicas. Hay que recordar que se trata de un tema que debe preocupar tanto a nivel individual como a nivel global, es decir, a personas y a países.

El hecho de que una nación de amplia proyección como Estados Unidos tome en cuenta que el cambio climático puede afectar la seguridad de sus habitantes es preocupante (¿A qué nivel hemos llegado?), pero quizá también alcance a incentivar la concienciación y la toma de decisiones de organismos e incluso países al respecto. En este mundo, todavía no es tarde para actuar.

Fuentes:

http://www.nytimes.com/2014/10/14/us/pentagon-says-global-warming-presents-immediate-security-threat.html

http://www.theguardian.com/environment/2014/oct/13/pentagon-global-warming-will-change-how-us-military-trains-and-goes-to-war