Amenazas a la Ecología y la Biodiversidad

Un mundo enfermo

La riqueza del mundo es maravillosa, pero sería excepcional si no estuviera amenazada. Casi todos los días se escuchan noticias relacionadas con algún daño hacia la naturaleza o con la práctica de medidas de conservación. Si bien éstas siempre son necesarias, se están volviendo más urgentes y desesperadas, porque el planeta está tomando un rumbo negativo.

Una amenaza es un indicio de la proximidad de un hecho dañino y que compromete el presente. Esto es lo que sucede con la Tierra. Una serie de amenazas se cierne sobre los seres vivos, poniendo en peligro su supervivencia y la de los próximos habitantes.

Amenazas a La Ecología
Contaminación
Calentamiento Global
Deforestación
Erosión
Desastres Naturales

Las amenazas pueden constituirse de acuerdo con lo que afectan. Así, los animales salvajes tienen amenazas específicas como la caza ilegal o la destrucción de su hábitat, y los bosques peligran debido a la tala inmoderada y la urbanización. Sin embargo, algunas afectan a todos los seres vivos y los recursos.

Deforestación, erosión, calentamiento global y contaminación atmosférica, del agua, del aire, del suelo y por basura constituyen las amenazas más comunes y que necesitan cesar pronto. Devienen en efectos sobre el suelo y sus efectos son sentidos por los seres humanos y los animales, pero las plantas también enferman y mueren como resultado.

Una sola amenaza tiene el poder de desencadenar graves problemas medioambientales a nivel internacional. La basura que una comunidad pequeña arroja en aguas del océano Pacífico es arrastrada por las corrientes marinas y se acumula junto con basura que llega de otras partes del mundo, formándose una acumulación masiva de partículas plásticas y de otros materiales inorgánicos. Este ejemplo corresponde a la denominada “Isla de la basura” e ilustra el poder que una acción específica en una región pequeña tiene de crecer a niveles insospechados.

¿Por qué el mundo está amenazado?

Existen varios factores que han contribuido a la diversificación y aumento de las amenazas. Uno de ellos es el crecimiento poblacional, pues es evidente que cuanto mayor es la cantidad de personas en el mundo mayores son las necesidades. Se requieren más espacios para construir casas, se incrementa la demanda de alimentos y aumenta el volumen de los desechos domésticos.

El impacto medioambiental del ser humano es medido a partir de su huella ecológica, que es la medida de la demanda de los humanos sobre la naturaleza. Representa la cantidad de tierra y mar necesarios para proveer los recursos para la vida. En las primeras sociedades la huella ecológica era reducida ya que las personas usaban los recursos principalmente para subsistir, pero en la actualidad los humanos usan la Tierra 1.5 veces más rápido de lo que se puede renovar.

Conocer las amenazas es parte de la implementación de acciones para la conservación. Es momento de averiguar las características básicas de cada amenaza y de tomar conciencia de sus efectos.