Diablo espinoso

Moloch horridus

Información y Características

El diablo espinoso es la única especie del género Moloch. Pertenece al orden Squamata, a la familia Agamidae y a la subfamilia Agaminae. Se le conoce con múltiples nombres: dragón espinoso, diablillo espinoso, diablo de la montaña, lagarto australiano y lagarto espinoso.

Se dice que su nombre científico proviene del poema El paraíso perdido, de John Milton.

Descripción del diablo espinoso

Salta a la vista su principal distinción: unas grandes y afiladas espinas cónicas sin hueso, “decoradas” con franjas marrones y doradas que le cubren la cabeza, el cuerpo, las piernas e incluso la superficie ventral y la cola. Estos colores le ayudan a camuflarse en su entorno para evitar ser depredado. Además una falsa cabeza situada en la parte posterior del cuello le permite confundir a sus atacantes. Solo tiene 2 espinas parietales soportadas por huesos en el cráneo. La complicada textura espinosa de la morfología le ayuda a retener y absorber el agua mediante su condensación sobre la superficie del cuerpo.

También te puede interesar… Monstruo de gila

Carece de poros femorales en la superficie ventral de los muslos, así como de un  hueso supratemporal. Tiene 21 vértebras presacales y 22 vértebras prosacales. Los dedos son cortos y el número de falanges es variable.

Los ojos son pequeños. El color de la piel varía de acuerdo con la temperatura: por las mañanas los diablos espinosos son color marrón o verde oliva, y por las noches, cuando la temperatura aumenta, su piel se torna color amarillo claro. También acostumbran cambiar de posición para regular su temperatura corporal; se ha observado que minimizan el contacto con una superficie caliente colocando 2 patas contra un arbusto.

Diablo espinoso-Moloch horridus

Mide hasta 20 centímetros de longitud. Hay que tomar en cuenta que en esta especie la hembra es más grande que el macho, por lo que éste no sobrepasa los 9-10 centímetros y los 49 gramos de peso. La hembra, por el contrario, suele medir de 8 a 20 centímetros del hocico a la cloaca y pesa aproximadamente 45.5 gramos.

Distribución y hábitat del diablo espinoso

El diablo espinoso se encuentra distribuido en el Gran Desierto Arenoso de Australia occidental. Habita las llanuras, los desiertos y los matorrales de suelos arenosos o franco arenosos, nunca los suelos rocosos o duros.

Comportamiento del diablo espinoso

El diablo espinoso es diurno. Su patrón bimodal de actividad indica que de marzo a mayo y de agosto a diciembre es activo. En contraste, durante los meses más calurosos (de enero a febrero) y los más fríos (de junio a julio) es mayormente inactivo y se refugia en madrigueras excavadas por él mismo.

No es un animal migratorio, pero tampoco completamente sedentario. Se le considera un seminómada que aprovecha los patrones de cambio de la disponibilidad de hormigas y se mueve en un área pequeña. De marzo a mayo y de agosto a diciembre es relativamente sedentario y permanece en áreas con arbustos y con abundancia de hormigas. Sus días consisten en salir de su “hogar” de arbustos por las mañanas, absorber el calor en el suelo arenoso, acudir a su sitio de defecación y regresar a su refugio deteniéndose a comer hormigas en el camino. La misma ruta es seguida todos los días.

Alimentación del diablo espinoso

Es insectívoro ya que se alimenta únicamente de hormigas. Sus favoritas pertenecen a los géneros Iridomyrmex, Crematogaster, Ectamomma, Monomorium, Camponotus y Pheidole.

Su particular estilo de depredación consiste en “sentarse” y esperar: busca un sitio de alimentación cerca de su refugio y espera a que las hormigas pasen por ahí, cerca de él. Se ha registrado que esta especie se alimenta sólo en la mañana antes de las 11:00 a.m. o hacia el final de la tarde de 3:00 a 6:00 p.m.

Dado que las hormigas son pequeñas y su nivel nutricional es bajo, el diablo espinoso tiene que consumir grandes cantidades para saciar su hambre. Las estimaciones revelan que ingiere unas 750 hormigas por día y 2.9 hormigas por minuto.

Diablo espinoso-Moloch horridus

Reproducción del diablo espinoso

La poca información disponible sobre los hábitos reproductivos del diablo espinoso indica que durante la temporada de apareamiento acude a sitios de convergencia para tal fin. Se ha observado que durante la etapa de cortejo el macho se acerca a la hembra y menea la cabeza. Si la hembra parece aceptar, el macho se aparea. Si el resultado es negativo, ella puede alejarse.

La hembra pone entre 3 y 10 huevos de agosto a diciembre en madrigueras con una profundidad de 22 centímetros por debajo de la superficie terrestre. Después de 3-4 meses, las crías salen del cascarón.

Este animal puede vivir hasta 20 años.

Amenazas del diablo espinoso

Aun cuando es difícil consumir al diablo espinoso, no se salva de ser blanco de ataques de serpientes, del buitre de pecho negro (Hamirostra melanosternon), de la avutarda australiana (Ardeotis australis) y del ser humano.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza todavía no clasifica a esta especie, por lo que se desconoce su estatus.