Características

La fiebre del dengue, usualmente conocida solo como dengue, es una enfermedad infecciosa causada por virus y transmitida por mosquitos. Se sabe que estos virus se originaron en los monos, pero hace unos 100-800 años saltaron de los primates hasta los seres humanos en algún lugar de África o el sureste de Asia, y con los viajes entre continentes, los mosquitos vectores se propagaron a muchas partes del mundo.

Es la enfermedad vírica transmitida por mosquitos más común, y su prevalencia es mayor en las regiones tropicales y subtropicales, como el África subsahariana, el sureste de Asia, las islas de Indonesia localizadas al noreste de Australia, Sudamérica, Centroamérica y algunas partes del Caribe.

Se reconocen 2 formas de la enfermedad:

-Dengue en su forma clásica.

-Dengue grave o hemorrágico. Es la complicación del dengue clásico, y es capaz de causar la muerte. Se detectó por primera vez en la década de 1950 a raíz de unas epidemias producidas en Asia.

Si 3-7 días después de que aparecen los primeros síntomas de dengue la temperatura corporal disminuye y comienzan a sangrar las encías o se pierde sangre con el vómito, debe sospecharse de dengue grave.

Se sabe que estos virus se originaron en los monos, pero hace unos 100-800 años saltaron de los primates hasta los seres humanos.

Síntomas

  • Fiebre alta que llega a los 40 ºC.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Dolor muscular.
  • Dolor articular.
  • Dolor detrás de los ojos.
  • Erupción plana y roja en la piel.
  • Sabor metálico en la boca.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Fatiga.
  • Dolor de garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Congestión nasal.
  • Tos.
  • El dengue grave o hemorrágico se caracteriza por severo dolor abdominal, vómitos con sangre, sangrado de encías, fatiga, respiración rápida y sangrado debajo de la piel que semeja moretones.

Factores de riesgo

-Viajar o vivir en regiones tropicales en donde se presentan casos de dengue, como las islas del Pacífico occidental, el sureste de Asia, el Caribe y en general, Latinoamérica.

-Haber padecido dengue anteriormente.

Síntomas del dengue.

Mosquito Aedes aegypti, vector principal del dengue. / Imagen de James Gathany.

Causas

El dengue es causado por 4 tipos o serotipos diferentes de virus: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4, que están muy relacionados entre sí. Todos ellos tienen la capacidad de provocar tanto dengue como dengue hemorrágico. Los mosquitos hembra los adquieren al alimentarse de la sangre de una persona infectada, y si estos mosquitos ya infectados pican a otro individuo, ellos mismos transmiten el virus a este.

Los mosquitos usualmente responsables son las especies Aedes aegypti y Aedes albopictus, pero el primero es el principal. Vive sobre todo en las regiones tropicales y prolifera en depósitos de agua de las zonas urbanas. Se alimenta preferentemente durante el día. Por su parte, Aedes albopictus es una especie más adaptable, y por lo tanto se ha extendido hacia regiones templadas y ligeramente frías.

Cuando uno de estos mosquitos pica a una persona, el virus entra en el torrente sanguíneo y se incuba por un período de 4 a 10 días hasta que se desarrollan síntomas parecidos a los de la gripe. El virus no se transmite de persona a persona por compartir objetos personales o inhalar gotitas expulsadas por la tos, los estornudos o el simple hecho de hablar.

Los mosquitos usualmente responsables son las especies Aedes aegypti y Aedes albopictus, pero el primero es el principal.

Se ha registrado casos raros en los que el virus se ha adquirido por un trasplante de órganos o transfusiones de sangre a partir de donantes infectados; sin embargo, no se ha confirmado la transmisión de una madre a su bebé.

Complicaciones

El propio dengue hemorrágico es la complicación más frecuente del dengue clásico. Es altamente peligroso ya que la pérdida de sangre conlleva también la pérdida de plasma, lo que puede ocasionar dificultad para respirar, acumulación de líquidos, caída de la presión arterial e insuficiencia o daño de órganos como el hígado, los pulmones y el corazón, así como la muerte. El dengue hemorrágico es una de las principales causas de hospitalización y muerte entre los niños de Asia y América Latina, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otras complicaciones del dengue y dengue hemorrágico son: deshidratación severa y convulsiones a causa de la fiebre.

Características del dengue.

El mosco del dengue se desarrolla en cualquier recipiente que contenga agua estancada.

Diagnóstico

La fiebre, el dolor muscular o articular y el sangrado son síntomas más que suficientes para acudir con un médico lo más pronto posible; esto contribuye a reducir el riesgo de sufrir complicaciones. Una vez en el consultorio, el médico puede hacer un examen físico para observar los signos. Es muy importante que el individuo relate las características de los síntomas y sus actividades realizadas, para conocer la posibilidad de padecer dengue.

Ahora bien, la enfermedad puede diagnosticarse mediante algunas pruebas de laboratorio, como análisis de sangre (incluyendo un Conteo Sanguíneo Completo (CSC), título de anticuerpos o una prueba de ácidos nucleicos) y pruebas de función hepática.

El dengue hemorrágico es una de las principales causas de hospitalización y muerte entre los niños de Asia y América Latina.

Tratamiento

No hay un tratamiento concreto para curar el dengue, pero sí una serie de recomendaciones que ayudan a aliviar los síntomas y reducir las posibilidades de que surjan complicaciones. Los médicos suelen recetar algunos medicamentos que disminuyen el dolor y la fiebre, como el acetominofén y el paracetamol. El naproxeno, el ibuprofeno y la aspirina no se recomiendan, pues pueden empeorar los sangrados.

Es imprescindible ingerir muchos líquidos para evitar la deshidratación y descansar mucho. La mayoría de las personas se recuperan en 1 o 2 semanas, pero en otras la recuperación puede tardar un poco más. El dengue hemorrágico a menudo requiere que el afectado sea hospitalizado.

Una persona que ha tenido dengue se vuelve inmune al serotipo de virus que causó su infección, pero puede enfermarse por otro serotipo.