Características del corazón humano

Es el órgano muscular más activo del cuerpo humano y uno de los órganos vitales, sin el cual una persona no podría vivir. Cada individuo posee un corazón ubicado en el tórax, entre los pulmones y detrás del esternón, y cuyos latidos pueden percibirse en el lado centro-izquierdo del cuerpo.

Su tamaño es similar al de un puño cerrado y no se parece a la imagen típica de los corazones que se presenta en muchas imágenes. Mide unos 12 centímetros de longitud y aproximadamente 8 centímetros de ancho; su peso en los adultos es de unos 250 a 350 gramos. Constituye menos del 0.5 por ciento del peso total del cuerpo.

El corazón mide unos 12 centímetros de longitud y aproximadamente 8 centímetros de ancho.

El corazón forma parte del sistema cardiovascular y es el órgano más importante de este, sumamente potente y que trabaja sin cesar. Late alrededor de 70 veces por minuto, con un ritmo que varía a lo largo del día en función de la actividad, el estado anímico y otros factores del individuo. También es autoexcitable, es decir, no deja de latir aunque la estimulación nerviosa se interrumpa.

Estructura básica del corazón humano

El bombeo de sangre en dos direcciones requiere una estructura compleja. El corazón consta de un músculo cardíaco, 4 cámaras huecas y 4 válvulas.

Músculo cardíaco

Se presenta únicamente en el corazón y se diferencia de otros músculos por poseer muchas mitocondrias que producen gran energía e impiden que se canse. Funciona involuntariamente, así que una persona no nota que su músculo cardíaco se está moviendo.

Anatomía del corazón humano

Aurículas y ventrículos

Las dos cámaras superiores son las aurículas encargadas de recoger la sangre, mientras que las inferiores son los ventrículos, especializados en bombear la sangre hacia el cuerpo. Ambas cámaras están divididas por una pared muscular llamada septo.

El ventrículo izquierdo es el que bombea con más fuerza.

Válvulas

Son estructuras que evitan que la sangre fluya hacia atrás. Las válvulas se abren y cierran según la presión de la sangre: si la presión en la parte posterior de la válvula es mayor que la de la zona anterior, se abre; de lo contrario se cierra.

El corazón está envuelto en una especie de saco de doble pared, llamado pericardio, el cual sirve para proteger el órgano y mantenerlo fijo en su sitio. El pericardio parietal es la capa externa, en tanto la capa interna recibe el nombre de pericardio seroso.

La capa media del corazón es el miocardio, un tejido de músculo estriado situada entre el pericardio y el endocardio; esta última es una capa interna de tejido que protege las cámaras y válvulas del corazón.

Las arterias principales son la arteria pulmonar, que toma sangre para oxigenarla, y la aorta, que transporta sangre oxigenada. Las venas principales que llevan sangre al corazón son las venas cavas.

En los adultos, el corazón bombea un promedio de 7,200 litros por día.

Funciones del corazón humano

Así como una persona necesita alimento suficiente para nutrirse, las células y los tejidos requieren un suministro continuo de oxígeno y sustancias nutritivas para que realicen sus funciones con completa normalidad. Asimismo, y no menos importante, es la necesidad de eliminar los desechos que entran al organismo, como el dióxido de carbono y otras sustancias de la sangre.

La función principal del corazón es bombear sangre oxigenada a través del cuerpo y transportar sangre pobre en oxígeno hacia los pulmones. En síntesis, la parte derecha del corazón recibe sangre desoxigenada para bombearla a los pulmones y sea oxigenada. Esta sangre es recibida en la parte izquierda desde los pulmones y el corazón la bombea hacia el resto del cuerpo. En los adultos, el corazón bombea un promedio de 7,200 litros por día y en reposo late unas 100,000 veces diarias.