Definición de contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica o contaminación del aire, es la introducción de partículas, materiales o productos nocivos en la atmósfera de la Tierra. Esta introducción en el ambiente interior y exterior modifica las características naturales del aire y tiene impactos negativos en el medio ambiente y en los seres vivos, ya que la atmósfera es un complejo sistema natural de gases necesario para mantener la vida en el planeta.

El aire contaminado es más común en las grandes ciudades ya que en ellas se concentran las emisiones tóxicas de muchas fuentes de contaminación. El esmog que cubre las ciudades es una forma visible de la contaminación atmosférica y es quizá la más conocida, sin embargo, todas las formas de contaminación, que pueden no ser evidentes, contribuyen en alguna medida al calentamiento global.

Causas de la contaminación atmosférica

Las causas que provocan contaminación del aire son naturales y por efecto del hombre, sin embargo, las actividades antropogénicas tienen mayor incidencia en el problema, y están relacionadas con la quema de combustibles, y a su vez, éstas con el aumento de gases de efecto invernadero.

También te puede interesar… Biocombustibles

Fuentes como las chimeneas de las plantas de energía y de las fábricas, así como las incineradoras, son contaminadoras permanentes. El denso humo que emiten los tubos de escape de los automóviles contamina diariamente el aire de las ciudades, pero no se quedan atrás las emisiones de embarcaciones y aeronaves.

Información sobre contaminación atmosférica

El humo de los automóviles contamina seriamente el aire

La agricultura “aporta” al problema mediante el arrojo de productos químicos y la práctica de la quema controlada; no obstante, es preciso mencionar que esta última estimula la germinación de algunos árboles deseables.

El uso de pintura, barnices y de muchos disolventes genera metano, un gas altamente inflamable, que puede ocasionar asfixia y sofocación si la concentración de oxígeno es muy reducida. Además, los productos en aerosol útiles para cuerpo y cabello liberan a la atmósfera cluorofluorocarbonos (compuestos de origen artificial), una de las causas del agujero en la capa de ozono.

En cuanto a las causas naturales, pueden mencionarse el polvo, el metano emitido por digestión de los seres vivos,  la liberación de cenizas y gases como consecuencia de la actividad volcánica y la emisión del gas radón por causa de desintegración radioactiva dentro de la corteza terrestre. Otras fuentes de contaminación son las armas nucleares, la cohetería, las guerras bacteriológicas y cualquier otro tipo de emisión de gases tóxicos.

Efectos de la contaminación atmosférica en el medio ambiente

La contaminación atmosférica daña directamente el agua y el suelo, lo que puede matar los cultivos y los árboles. El crecimiento de líquenes en zonas donde antes no habían es un claro indicador de presencia de contaminantes en el aire.

Uno de los efectos más reconocidos es la generación de la lluvia ácida, que contiene partículas de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno; cuando éstas se mezclan con el agua y el oxígeno, caen a la tierra en forma de precipitación, modificando la composición del suelo, dañando los cultivos, degradando la calidad de los cuerpos de agua e incluso estropeando los edificios.

Efectos de la contaminación atmosférica en el ser humano

El aire es proveedor de oxígeno vital para la supervivencia de los humanos, pero si su calidad está degradada, puede provocar consecuencias perjudiciales en la salud. Se presentan desde simples malestares (irritación de ojos, garganta, nariz y piel) hasta serios padecimientos y la muerte. En síntesis, estos son los efectos más comunes de la contaminación atmosférica en los seres humanos:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Neumonía.
  • Asma.
  • Bronquitis.
  • Daños en el sistema nervioso.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Defectos congénitos.
  • Muerte por dichos padecimientos.
Información sobre contaminación atmosférica

En algunos países, las consecuencias de la contaminación atmosférica pueden agudizarse

Los efectos pueden presentarse a corto o a largo plazo. Los niños son más vulnerables a ser blanco de los daños en la salud pues su sistema inmunitario es más débil que el de un adulto. Por otra parte, se sospecha que este tipo de contaminación está relacionado con algunos tipos de cáncer, pero hasta ahora no hay estudios que confirmen totalmente la sugerencia.

Posibles soluciones a la contaminación atmosférica

La contaminación del aire se ha convertido en un problema de alcance mundial, y es urgente aplicar medidas que ayuden a reducir los niveles de contaminantes en el aire so pena de convertir a éste en nuestro veneno permanente. A pequeña escala, una persona puede utilizar una bicicleta o el transporte público para no contribuir a la emisión de humo, eliminar de la lista del “súper” cualquier producto de presentación en aerosol, reciclar o reusar sus pertenencias y reducir la compra de bienes innecesarios.

Del mismo modo, los gobiernos deben priorizar la recuperación de la calidad del aire. Algunos han puesto en marcha diversas técnicas y métodos para evitar el incremento de contaminación, como el uso de combustibles más limpios, la implementación de impuestos sobre productos o servicios contaminantes y la toma de acuerdos o tratados cuya función es recortar las emisiones de los gases de efecto invernadero.

En corto

  • La fuente más usual de contaminación atmosférica es la quema de combustibles fósiles.
  • El dióxido de carbono es el principal contaminante del aire.
  • Australia, habitado por unas 22 millones de personas, se encuentra en el borde del agujero de la capa de ozono.
  • El Protocolo de Kyoto es un acuerdo firmado en 1997 por 187 países que se comprometieron a reducir las emisiones de dióxido de carbono.