Conservación

El camino para un futuro ideal

No es ningún secreto que el planeta enfrenta serias amenazas que ponen en peligro la biodiversidad. Muchas especies animales se encuentran en peligro de extinción, la contaminación afecta la belleza de los paisajes y la salud de los humanos y animales, el calentamiento global provoca cambios en los patrones del clima y los bosques se hacen cada vez más pequeños. Mientras los problemas del medio ambiente aumentan, la Tierra enferma poco a poco y peligra todo aquello que posee vida, por lo que la necesidad de proteger el hogar natural adquiere una relevancia elemental, ya que de ello depende la permanencia de los organismos.

La conservación del medio ambiente engloba un cúmulo de conceptos relacionados entre sí, puesto que se trata de un tema muy profundo que implica la participación humana a nivel social y político. Durante mucho tiempo las personas han aprovechado los recursos de la Tierra y los han usado a su favor, pero ahora la factura que la naturaleza cobra es muy alta.

Conservar el medio ambiente es cuidar las riquezas que ahora se poseen, están al alcance y otorgan beneficios al ser humano, es mantener la salud y bienestar de otros seres vivos y preservar el futuro de la Tierra. La conservación medioambiental se enfoca en la resolución de problemas y en la preservación mediante diversas actividades a nivel personal, organizacional y gubernamental, es decir, que individuos, organizaciones o empresas y gobiernos suelen estar incluidos en las actividades de conservación.

Los problemas de interés más comunes son el calentamiento global, la deforestación, la contaminación, las especies en peligro de extinción y la sobreexplotación de recursos naturales. En este sentido, la conservación comprende tres grandes áreas de acción: ética, educación y legislación. La primera regula el proceder y conducta en las cuestiones de la vida real, la segunda involucra la formación para el aprendizaje de los diversos asuntos en pro del medio ambiente para que todo sujeto conozca y desarrolle los conceptos conservacionistas, y la tercera normativiza y legaliza las acciones. Por ejemplo, los niños son educados desde pequeños de tal manera que en casa y el hogar se les enseña a no tirar basura, en edades más tardías su ética personal y profesional les permite o impide tirar sus residuos en la calle, pero si lo hacen, seguramente recibirán una multa por no seguir las leyes de la ciudad que prohíben arrojar basura en la vía pública.

Acciones de conservación.

El uso de la bicicleta como transporte alternativo.

¡A conservar el hogar de todos!

Cualquier persona tiene la posibilidad de realizar actividades de conservación y de contribuir con acciones sencillas desde el propio hogar: limpieza periódica de los espacios personales y públicos, reducción de consumo de productos innecesarios, participación en eventos medioambientales, entre otros.

Una de las prácticas más conocidas y a decir verdad, básica, es el reciclaje, debido a que cualquier persona puede llevarla a cabo. El reciclaje es la transformación del material de un producto para transformarlo en otro. La ventaja del reciclaje es que tanto empresas u organizaciones como los individuos tienen al alcance productos para reciclar.

Otras acciones deben ser llevadas a cabo necesariamente por los gobiernos, puesto que requieren la gestión de recursos de una región o país enteros. Por ello, las reservas de la biosfera y los parques nacionales constituyen sitios importantes debido a su reconocimiento nacional e internacional. Aunque poseen características diferentes respecto a su organización, manejo, designación y objetivos, comparten el enfoque de protección de la naturaleza.

Descubre las características principales del reciclaje, de los parques nacionales y de las reservas de la biosfera, claves para la conservación y mejora de este planeta.