Pisum sativum

El chícharo, guisante, arveja o arbeyu, entre otros nombres, es como se conoce a las semillas de la planta Pisum sativum, denominada generalmente con los mismos nombres coloquiales. Los chícharos son alimentos muy populares y apreciados por su valor nutricional.

La planta de chícharo fue la que el famoso padre de la Genética, Gregor Mendel, usó en sus experimentos de reproducción y por los que descubrió los mecanismos a través de los que se produce la herencia genética.

Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Género: Pisum

Descripción

Pisum sativum es una planta anual (su ciclo de vida se completa en 1 año) herbácea que crece como una enredadera hasta 3 metros de altura, aunque generalmente se le deja crecer poco. En realidad, hay dos tipos principales de chícharos cultivados: aquellos de bajo crecimiento y otros que se extienden a manera de vid. En general, tiene una raíz principal bien desarrollada, la cual llega a extenderse hasta 1.2 metros de profundidad en el suelo. Su tallo principal es hueco y a lo largo de los tallos más delgados suelen crecer zarcillos en espiral que ayudan a algunas plantas a asirse alrededor de las estructuras.

La planta posee hojas compuestas con hasta 4 pares de folíolos, que crecen de forma alterna alrededor de los tallos. Exhiben un color verde brillante. Grupos de 1-3 flores aparecen en inflorescencias localizadas en las axilas de las hojas. Son bonitas flores de suave color púrpura, rosadas o blancas, que consisten en 5 sépalos verdes fusionados y 5 pétalos, además de 10 estambres. 9 de estos están fusionados y conforman una especie de tubo que rodea el pistilo, mientras que el décimo está libre. El ovario alberga más de 15 óvulos.

Información sobre los chícharos.

Planta de chícharo – Pisum sativum.

Su fruto es una vaina colgante de 3.5 a 15 centímetros de longitud y alrededor de 1-2.5 centímetros de ancho. Contiene en su interior hasta 11 semillas redondas, lisas o arrugadas, de 5 a 8 centímetros de diámetro con una variada gama de colores: verde, amarillo, beige, marrón, rojo-anaranjado, violeta e incluso moteado. Estas semillas son los chícharos.

Distribución

Se cree que los chícharos son aún más antiguos que los frijoles, si bien se desconoce qué tanto lo son. Según evidencias arqueológicas, Pisum sativum ya se cultivaba en la región del Creciente Fértil en 8000 a. C. por lo que es muy probable que el lugar donde se cultivó por primera vez haya estado en Asia occidental. A partir de ahí, la planta se extendió primero a India, China y Europa, y después al resto del mundo. Teofrasto mencionó en el siglo III a. C. a los chícharos como legumbres que se siembran en el invierno tardío debido a su especial sensibilidad, y en una obra griega del año V a. C se menciona el puré de chícharos. Se introdujeron en América poco después de la llegada de Cristóbal Colón.

Hoy en día, la especie se cultiva en  las regiones templadas y en las tierras altas tropicales. En las regiones cálidas el cultivo se limita a las estaciones frías. Progresa en muchos tipos de suelo, como los arenosos y los moderadamente fértiles. Importantes productores de chícharos, guisantes o arvejas son India, China, Canadá, Rusia, Francia y Estados Unidos.

Reproducción y variedades

La planta regularmente florece en la temporada de mayo a septiembre. Tiene unas flores hermafroditas (con órganos sexuales masculinos y femeninos al mismo tiempo) autofértiles, es decir, que pueden polinizarse y fecundarse a sí mismas. Generalmente, las abejas ayudan en la tarea de polinización. Una vez que la flor se fecunda, comienzan a desarrollarse frutos con semillas, las cuales regularmente maduran de julio a octubre.

La planta se propaga casi siempre por semillas. Estas germinan a una temperatura mínima de 10 ºC, que debe mantenerse por poco más de 1 semana. Pese a su tolerancia a varios tipos de suelo, no prospera en sitios de alta acidez o con presencia de aluminio, que le resulta tóxico. Tampoco crece bien en lugares anegados.

Las variedades de chícharos son múltiples. Algunas de las más comunes son los tirabeques, que se comen enteros para disfrutar su delicado sabor; los guisantes de nieve o guisantes (chícharos) dulces, más voluminosos y fáciles de sacar de la vaina, y los petit pois, una variedad enana que generalmente se comercializa enlatada o congelada. Estos son famosos en la cocina francesa.

Cultivares comunes en Europa llevan por nombres “Magnus”, “Setchey”, “Solara”, “Baccara”, “Athos”, “Nitoche” y “Rif”. En América destacan “Trapper” y “Austria”, y en Nueva Zelanda sobresale “Mega”.

Usos de los chícharos.

Platillo con chícharos.

Usos

Sus semillas secas pueden servir para tratar algunas afecciones, incluido el acné y las arrugas.

Según la variedad, la planta puede cultivarse para el consumo de sus chícharos dulces sin cáscara, para el consumo de las vainas completas o de sus brotes comestibles, o para fines medicinales, pero esto último es menos común. Los chícharos son leguminosas muy nutritivas al ser ricos en fibra, proteínas, hierro, magnesio, fósforo, zinc y potasio, entre otros nutrientes. Con ellos puede prepararse ensaladas, purés, pudines, sopas, panes y un largo etcétera. Algunos se comen crudos y otros cocidos. Tostados, los chícharos pueden sustituir al café. Las hojas y los brotes pueden comerse como hortalizas.

Pisum sativum tiene propiedades espermicidas y fungistáticas, así que la especie también ha sido utilizada como planta medicinal. Las semillas secas, aplicadas sobre la piel, pueden servir para tratar algunas afecciones, incluido el acné y las arrugas, y el aceite de la semilla puede ayudar a prevenir el embarazo. Sin embargo, este aceite puede tener efectos hormonales negativos y causar esterilidad.

La planta también es usada como forraje, heno y abono verde.

Amenazas y reproducción

El cultivo de la planta de chícharo está ampliamente extendido, y su supervivencia a nivel global no peligra. Es muy susceptible a diversas enfermedades como la antracnosis, el mildiu lanoso, el moho gris por Botrytis cinerea y el mildiu polvoroso.