Prunus avium

El género Prunus es muy amplio. Especies importantes son el almendro, el albaricoquero y el ciruelo, pero también el cerezo. A decir verdad, existen muchas especies: el cerezo ácido o guindo (Prunus cerasus), el cerezo dulce (Prunus avium), el cerezo de arenal (Prunus pumila) y el cerezo de hoja gris (Prunus canescens), entre otros. De todos, del cerezo dulce o común se obtiene la mayoría de las cerezas que se comercializan y consumen.

Descripción

Los cerezos son árboles caducifolios de un solo tallo cuya corteza es gris o púrpura-marrón con numerosas lenticelas horizontales. Su diámetro es de hasta 1.5 metros. De porte alto y erguido, crece y alcanza una altura de entre 15 y 32 metros. En las ramas aparecen hojas alternas largas y ovaladas, con la punta estrecha. Miden 7-14 centímetros de longitud y ostentan un color verde y bordes dentados, pero en otoño adquieren un tono amarillo o rojizo.

Orden: Rosales
Familia: Rosaceae
Género: Prunus

Sus bonitas, delicadas y fragantes flores constan de 5 pétalos de color blanco o de un sutil rosado, con varios estambres y un ovario (con 2 óvulos) en el centro. Algunas crecen en pequeños grupos de 3-5, pero otras aparecen en brotes cortos. Los frutos son fáciles de reconocer: drupas redondas de 1 o 2 centímetros de diámetro, de color rojo brillante o violeta oscuro y sostenidas por un pequeño y delgado tallo verde. Tienen una carne jugosa con un gusto ligeramente ácido localizada alrededor de un hueso duro central.

Distribución

Prunus avium se cree originaria de Asia o nativa de parte de Europa, la Anatolia, el Magreb y el oeste asiático. Cientos de años atrás su zona de distribución comprendía desde las Islas Británicas hasta el oeste de los Himalayas, pero se naturalizó en Norteamérica, Japón, Nueva Zelanda y Australia. Hoy, también puede encontrarse en el sur de Escandinavia, el suroeste de Asia y el norte y este de África.

Información sobre el cerezo.

Árbol de cerezo – Prunus avium.

El cerezo común crece en suelos neutros o un poco alcalinos en regiones templadas del mundo. En estado silvestre se encuentra frecuentemente en bosques y setos. Importantes productores comerciales de cerezas son Turquía, Irán, España, Italia, Estados Unidos, Siria, Chile, Uzbekistán, Rusia y Ucrania, entre otros.

Las cerezas eran cultivadas por griegos y romanos desde hace más de 2,000 años. En Irlanda se encontraron evidencias de su consumo en una milenaria vivienda que data de la Edad de Bronce.

Reproducción y variedades

Este árbol florece a principios de primavera; a veces aparecen antes que las hojas. Las flores son hermafroditas, con órganos sexuales masculinos y femeninos a la vez, pero no es autofecundable. Esto quiere decir que el polen de una misma flor no puede fecundar el óvulo de la misma. Insectos, regularmente abejas, se encargan de polinizar las flores hasta que uno de los 2 óvulos de un ovario es fecundado. Tiempo después se desarrollan las cerezas, que maduran a finales de verano. Las ardillas y muchas aves las disfrutan, y a ellas se debe en gran parte la dispersión de las semillas en la naturaleza, al expulsarlas a través de sus heces.

Los cerezos cultivados se propagan mediante semillas, esquejes, acodos, hijuelos e injertos. La germinación de las semillas tarda cerca de 18 meses, pero, en general, cada árbol produce sus primeros frutos en un lapso de 6 a 10 años. Los árboles requieren pleno sol o, en su defecto, un poco de sombra, siempre y cuando no estén expuestos. Las muchas variedades del cerezo común incluyen “Angela”, “Emperor Francis”, “Kristin”, Lapins”, “Stella”, “Royal Ann” y “Sunburst”.

Información sobre las cerezas.

Cerezas, frutos del árbol de cerezo.

Usos

Las cerezas de Prunus avium son dulces y de agradable sabor. Suelen comerse frescas, en conservas o en muchos postres como pasteles, panes, tartas y gelatinas. Con ellas también se elaboran licores y jugos, y frescas o en salsas pueden añadirse a platillos de pescado, pato u otras carnes. De la corteza herida se extrae una resina o goma comestible. El sabor de la cereza es uno de los más populares para añadir a dulces comerciales y medicamentos o suplementos alimenticios para niños.

Las cerezas contienen vitamina C, vitamina A y antioxidantes.

Consumir cerezas es bueno para la salud. Constituidas por agua en un 78 por ciento y por un 8.5-14 por ciento de azúcares, contienen vitamina C, vitamina A y antioxidantes como las antocianinas; mientras más oscuras, mayor cantidad de antocianinas y vitamina A contienen. Los tallos son tónicos, astringentes y diuréticos, y la decocción preparada con ellos ha sido usada para tratar la cistitis y problemas de los bronquios.

En adición a lo anterior, de las hojas y los frutos se extrae un tinte, y su madera es muy apreciada en ebanistería debido a su dureza. No pocas veces, el árbol se planta como detalle ornamental, ya que en época de floración resulta hermoso y fragante.

Amenazas y conservación

Necrosis foliar, podredumbre marrón del fruto y cancro bacteriano son solo algunas de las enfermedades que el cerezo común puede padecer. La mosca negra del cerezo chupa la savia, pero no afecta el crecimiento y la fructificación del árbol. Pese a las ocasionales enfermedades que pueden afectar varias plantas o cultivos, Prunus avium no es una especie globalmente amenazada.