Imagen de Dominio Público. Wikipedia Commons.

Vampyroteuthis infernalis

Sus nombres, tanto común como científico denotan temor, pero estas designaciones fueron en relación a su aspecto y no a su comportamiento real.

Se trata de un molusco cefalópodo de la familia Vampyroteuthidae que posee una anatomía muy distintiva.

Descripción

Una de las peculiaridades más atractivas del calamar vampiro es la delgada capa de piel que conecta sus ocho brazos, los cuales están equipados con cirros o espinas carnosas con ventosas cada uno. La cara inferior de este manto de piel es color negro. Aparte de los brazos, posee dos filamentos de extensa longitud que pueden ser retraídos.

No son criaturas muy grandes; miden alrededor de 30 cm de longitud total, siendo las hembras más grandes que los machos.

Posee dos aletas en la superficie dorsal del manto y proporcionalmente tiene los ojos más grandes del mundo, aunque en medida general el calamar colosal ocupa el primer puesto.

Características del calamar vampiro.

Ilustración de un calamar vampiro. /Imagen de Dominio Público. Wikipedia Commons.

La característica que le otorga su nombre es el color de su anatomía. Debido a los cromatóforos, esta es de color rojo oscuro con algunas partes sombreadas en color negro entre los brazos y los ojos, algo que los científicos lo relacionaron con un vampiro. Dichos cromatóforos no son funcionales como en otras especies que producen cambios repentinos de color, pues en las oscuras profundidades esto no tendría ningún beneficio.

Carece de saco de tinta, pero en su lugar produce una nube bioluminiscente.

De igual forma, el calamar vampiro carece de saco de tinta en color negro empleado en otras especies de cefalópodos para huir el peligro. Pues este mecanismo de defensa es útil en aguas claras donde el atacante pierde la visibilidad y permite que la víctima escape, pero igual al caso de los cromatóforos, a profundidades donde no llega la luz del Sol, el color negro no tiene efecto. En vez de ello, el calamar vampiro cubre su cabeza y manto con la tela delgada que une los brazos, permitiendo que las púas queden expuestas hacia afuera y la coloración negra lo camufle en la oscuridad, o bien, expulsa una nube de moco pegajoso y bioluminiscente que dura cerca de 10 minutos, lo que sirve para aturdir al enemigo. Este último recurso se presenta solo cuando la situación es de mucho peligro, pues generar este moco representa un importante desgaste metabólico.

Distribución y hábitat

Habita en las frías aguas del océano austral y tiene una distribución circumpolar. Los adultos se encuentran más cercanos a la Antártida, pero los jóvenes son más vistos al norte de la convergencia subtropical.

El calamar vampiro abunda en aguas cuyas temperaturas oscilan entre dos y seis grados Celsius. Puede llegar a profundidades que se calculan entre 900 y 1500 m, zona donde la luz solar es casi nula y el oxígeno es bajo.

Alimentación

Su manera de capturar presas es similar a como trabaja un hilo de pesca, pues uno de los filamentos es desplegado a la deriva en espera de tener algún contacto con una presa. Después de ello, el calamar nada en círculos rodeando a su próximo alimento.

Realmente no es un depredador agresivo. Su caza no se caracteriza por la persecución o mordeduras letales a sus presas.

Mantiene una dieta carnívora y su tasa metabólica es muy baja. Se alimenta de zooplancton gelatinoso, varios tipos de crustáceos como antípodas, isópodos y ostrácodos.

Comportamiento

Su estatocisto, órgano encargado del equilibrio de los invertebrados, contribuye en gran medida a la gran agilidad y habilidad que un calamar vampiro tiene en el agua, ya que sorpresivamente puede nadar a gran velocidad y desaparecer en la oscuridad.

Los investigadores identificaron algunos puntos en la anatomía del calamar que emiten luminosidad. La punta de los brazos y la base de las aletas han sido vistas irradiando luz.

Información sobre el calamar vampiro.

Vista de los tentáculos y boca de un calamar vampiro. / Imagen de Dominio Público. Wikipedia Commons.

Reproducción

Realmente se desconoce la mayoría de los detalles sobre la reproducción del calamar vampiro, pero con base a datos de otros calamares de aguas menos profundas, se cree que la fecundación se realiza a través de la transferencia de los espermatóforos del macho hacia la hembra. Los encuentros sexuales entre ambos sexos son casos extraordinarios debido a que la población de esta especie es escasa y el amplio hábitat en el que viven es inmenso.

Los huevos fertilizados de 3 a 4 mm de diámetro se descargan en el agua y flotan a la deriva de las aguas profundas. Las crías transparentes miden alrededor de 8 mm de longitud, no poseen la membrana que une los ocho brazos y los filamentos no están del todo desarrollados.

Durante un período desconocido, las crías se alimentan de una yema que se produce en su interior y posteriormente prueban otros alimentos como detritos orgánicos.

Estado de conservación: “Preocupación menor”.

Amenazas y conservación

Las amenazas hacia la especie son desconocidas y su estado actual de conservación es de “Preocupación menor”.

Hace falta más investigación acerca del calamar vampiro para conocer aspectos de su ciclo de vida que puedan arrojar información necesaria, con el fin de generar acciones y medidas para su conservación.