Cabra salvaje

Capra ibex

Información y características

La cabra salvaje, cabra salvaje de los Alpes, íbice o íbice alpino, es una especie de cabra salvaje europea. Fue descrita por Carl Linnaeus en 1758. Pertenece al orden Artiodactyla, a la familia Bovidae y al género Capra.

Descripción de la cabra salvaje

La especie despliega un pronunciado dimorfismo sexual puesto que el macho es más grande y pesado que la hembra: son 90-101 centímetros de altura hasta el hombro y 67-117 kilogramos de peso en el género masculino, mientras que la hembra mide 73-84 centímetros de altura y pesa 17-32 kilogramos.

También te puede interesar… Borrego cimarrón

La cabeza es ancha y ambos sexos poseen cuernos grandes  y curvados hacia atrás, con una longitud de 18 a 98 centímetros. También los cuernos masculinos son más grandes que los femeninos.

Tiene pelaje gris pardo en la mayor parte del cuerpo, con marcas oscuras en la barbilla y cuello. La superficie ventral es clara y en la parte posterior del cuerpo se extiende una franja de pelo oscuro.

Información sobre cabra salvaje

Cabra salvaje-Capra ibex

Distribución y hábitat de la cabra salvaje

Las poblaciones de cabra salvaje se extienden en Europa Central, al norte de Etiopía en África y al este de China central. Anteriormente su distribución se limitaba al Parque Nacional Gran Paradiso situado en el norte de Italia, y al valle Maurienne en los Alpes franceses, pero se introdujeron ejemplares en Europa y en la actualidad se pueden encontrar cabras salvajes en la mayor parte de los Alpes, en Francia, en Alemania, en Suiza, en Austria, en Bulgaria y en Eslovenia.

Sus hábitats son abiertos y rocosos. Como especie de montaña, vive a altitudes de hasta 3,200 metros, prefiriendo sitios empinados con topografía accidentada y vegetación herbácea.

Comportamiento de la cabra salvaje

Crepuscular, nómada y solitaria, la cabra salvaje establece jerarquías de dominancia social de acuerdo con el sexo: el macho vive en pequeñas manadas de 6-8 individuos hasta que llega el otoño y se vuelve más solitario y agresivo con otros machos. Otros permanecen solteros durante el año completo. La hembra vive en grupos más grandes, compuestos por 10-20 hembras con una dominante.

Es excelente escaladora y comúnmente se le ve en pendientes altas y ladeadas, en donde come los líquenes que se encuentran entre las rocas y lame la solución salina de aquellas.

Alimentación de la cabra salvaje

Su dieta es herbívora y se compone de pasto, hierbas, brotes, cortezas, musgos, flores y tallos, pero más de la mitad de la dieta consiste en hierba. Durante la tarde y noche acude a las zonas con vegetación en busca de comida y regresa a los acantilados rocosos en la mañana.

En invierno migra hacia regiones sureñas dotadas de más fuentes de alimento y desprovistas de una gran cantidad de nieve. En verano, vuelve a las montañas antes nevadas para seguir alimentándose.

Reproducción de la cabra salvaje

La polígama cabra salvaje se aparea entre los meses de diciembre y enero. El macho de la especie tiene que enfrentarse a otros machos en una vigorosa lucha para determinar cuál se apareará con las hembras. El ganador de las batallas se gana también el derecho a copular con un grupo de 10 a 20 hembras. El cortejo se inicia con el macho siguiéndola y “protegiéndola” de otros machos.

El período de gestación es de unos 167 días, después del cual nacen 1 o 2 pequeñas cabras, que tienen la capacidad de acompañar a su madre a caminar sobre los acantilados 1 día después de su llegada al mundo.

Información sobre cabra salvaje

Cabras salvajes luchando en época de reproducción

Amenazas de la cabra salvaje

La cabra salvaje es presa común de varias especies carnívoras, como el águila real (Aquila chrysaetos), los osos (Ursinae), los lobos (Canis lupus), los leopardos (Panthera pardus) y los seres humanos.

La población está estable en la actualidad, pero esto no siempre ha sido así. A principios de 1500, la población total se redujo como consecuencia de la caza furtiva y en el siglo XVIII la cabra salvaje se extinguió en Alemania y en Suiza. La preocupación por la situación de la especie se fue acrecentando y se reintrodujeron poblaciones en los países afectados, por lo que hoy en día existen más de 40,000 ejemplares y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica a la cabra salvaje como especie de “Preocupación Menor”.

 Artículos relacionados con la cabra salvaje

Lobo