Subfamilia Bambusoideae

Aunque puede resultar extraño, el bambú es una hierba y el miembro más grande de la familia Poaceae, la cual contiene gramíneas como el trigo, la caña de azúcar, la avena, el maíz, el arroz  y el trigo. Existen alrededor de 1,400 especies de bambú, integradas en 115 géneros y 3 tribus, que son:

Olyreae. Bambúes herbáceos del Nuevo Mundo.

Arundinarieae. Bambúes leñosos de zonas templadas.

Bambuseae. Bambúes leñosos de zonas tropicales.

El bambú es especialmente famoso por ser el alimento favorito de los osos panda.

Orden: Poales

Familia: Poaceae

Género: Bambusoideae

Descripción

Si hay algo extraordinario acerca de los bambúes, es su vertiginoso crecimiento. Algunos de ellos pueden crecer a una velocidad de ¡1 metro por día! Ciertas especies alcanzan una altura mayor de 30 metros; sin embargo, no todos son tan altos, ya que otros miden unos 4.6-12 metros. Son plantas arbustivas o arborescentes de hoja perenne que consisten en tallos o cañas leñosas en cuya longitud se muestran entrenudos generalmente huecos. La parte inferior de las cañas no tiene ramas, pero en la superior comienzan a crecer ramas delgadas desde los nudos.

Las hojas de bambú son gruesas y alargadas, de un color verde brillante. Desarrolla inflorescencias de racimos o panículas, con flores pequeñas que contienen 6 estambres y 3 estigmas. La mayoría de las especies florecen muy pocas veces a lo largo de su vida; de hecho, el lapso entre una floración y otra puede ser de hasta 65-120 años. Los frutos son redondos, con un extremo alargado y de una sola semilla. Es común que todos los bambúes de un área florezcan, fructifiquen y mueran al mismo tiempo; esto sucede porque suelen estar conectados por un sistema de rizoma subterráneo que crece fuera de una planta principal.

Distribución mundial del bambú.

Bosque de bambú en Japón.

Distribución

Las plantas de bambú se distribuyen en América, Asia, África y Oceanía, pero no en Antártida y Europa. Son más abundantes en Asia y en Sudamérica, si bien su rango geográfico es realmente muy amplio. Puede verse bambúes en Australia, en el subcontinente Indio, en Rusia, en Madagascar y en la región de los Himalayas.

A menudo forman vastos bosques, y pueden prosperar en regiones de clima tropical, subtropical y templado, en terrenos desde el nivel del mar hasta unos 4,300 metros de altitud. La mayor parte de los bambúes de tallo leñoso crecen en zonas tropicales o subtropicales, mientras que muchos de los que viven en zonas templadas viven en el este de Asia. Varios bambúes de los géneros Arundinaria y Otatea son nativos de Norteamérica. En Estados Unidos se les suele ver a lo largo de las orillas de los ríos y en sitios pantanosos.

Aun con su distribución extensa, las plantas de bambú se concentran sobre todo en el este y sureste de Asia y en las islas de los océanos Índico y Pacífico.

Reproducción y especies

Algunos de ellos pueden crecer a una velocidad de ¡1 metro por día!

Una vez que estas plantas florecen, a menudo simultáneamente, son polinizadas por el viento y no por insectos, y los frutos se desarrollan alrededor de una semana después de la floración. Como se mencionó, no es raro que todos los bambúes de una zona florezcan, produzcan frutos al mismo tiempo, y después mueran. No obstante, hay excepciones. Las semillas de bambú son alimento de muchos animales como ratas, aves, ciervos y puercoespines que ayudan a dispersarlas; algo especialmente molesto para muchas personas cuando esto sucede es que se produce una gran proliferación de ratas.

Las plantas pueden propagarse a partir de esquejes o semillas. Estas regularmente se siembran en primavera. Prosperan en diversos tipos de suelo según la especie, pero no suelen tolerar los que son muy húmedos o extremadamente secos. Algunas de las especies de cultivo más populares son las de los géneros Chimonobambusa, Phyllostachys, Bashania, Sasaella e Indocalamus.

Usos del bambú.

Bicicleta con partes de bambú.

Usos

Los bambúes son plantas cultural y económicamente importantes en muchas regiones del mundo. En China, por ejemplo, tienen muchísimos usos y con sus partes se elabora multitud de objetos, desde pequeños utensilios, instrumentos musicales y muebles, hasta construcciones de tamaños considerables, como casas.

En la medicina tradicional china se usa para tratar infecciones y acelerar la cicatrización. Otro uso es ornamental; muchas personas las siembran en sus jardines para darles un toque oriental, o simplemente les parecen plantas bonitas e ideales para mantener en el hogar.

Amenazas naturales como hongos y bacterias pueden afectar su crecimiento o provocar su muerte.

Amenazas y conservación

Las plantas de bambú no se consideran en peligro de extinción ni globalmente amenazadas. Por su fácil propagación natural y su rápido crecimiento, tienden a dominar sitios, y en algunas regiones se les considera malezas. También pueden ser indeseables en vista de que su fructificación atrae ratas y otros tipos de fauna.

Amenazas naturales son hongos, bacterias y otros organismos que pueden afectar su crecimiento o provocar su muerte. Muchos hongos provocan decoloración, y las termitas son capaces de alimentarse de los objetos fabricados con su madera.