Género Gadus.

“Bacalao” es el nombre  común con el que se conoce a varias especies de peces del género Gadus, aunque algunas del mismo género pueden tener otros nombres. La especie más común es el bacalao del Atlántico (Gadus morhua o bacalao común), aunque también el bacalao del Pacífico (Gadus macrocephalus) y el bacalao de Groenlandia (Gadus ogac) son especies comercialmente importantes.

Orden: Gadiformes
Familia: Gadidae
Género: Gadus

Descripción

Estos peces son animales generalmente medianos a grandes, con 3 aletas dorsales, 2 aletas anales, 2 aletas pectorales, 2 pequeñas aletas pélvicas y 1 aleta caudal. Por lo general cuentan con barbas en la mandíbula inferior, como sucede con los bagres. Su cuerpo tiene una forma fusiforme y su peso y su tamaño varían según la especie. El bacalao del Atlántico puede alcanzar hasta 2 metros de longitud  y pesar 96-100 kilogramos, aunque lo más común es que registre un peso de 5 a 12 kilogramos. El bacalao del Pacífico alcanza hasta 1 metro de largo y 15 kilos de peso, y el bacalao de Groenlandia, más pequeño, crece hasta unos 77 centímetros de longitud.

Cada especie de bacalao muestra un color característico, frecuentemente oscuro, y motas más oscuras que salpican sobre todo la parte superior del cuerpo. La región ventral suele ser más clara. Por su parte, el bacalao del Atlántico experimenta dos etapas; en una, su cuerpo se muestra de un tono verde grisáceo, y en la otra, en un tono marrón rojizo. El bacalao del Pacífico es más oscuro que el del Atlántico.

Distribución

Son especies de aguas frías que se encuentran principalmente en el Atlántico Norte y el Pacífico Oriental y Occidental. Gadus morhua se halla a ambos lados del Atlántico, desde parte de Estados Unidos hasta el norte de Europa, en mares como el Báltico, el de Barents y el del Norte. El bacalao del Pacífico persiste desde el estrecho de Bering hasta el mar Amarillo, y al sur hasta cerca de California. Ahora bien, Gadus ogac se distribuye desde Alaska hasta el oeste de Groenlandia. Habitan regiones profundas hasta aguas costeras.

 

Ciertas especies de bacalao practican el canibalismo y consumen individuos jóvenes de su propia especie.

Alimentación

Los adultos tienen una dieta mayormente carnívora, y especies como el bacalao del Atlántico son eficaces depredadoras. Algunas de sus presas más habituales son el merlán, el eglefino, el espadín, el arenque, los cangrejos, las langostas, los mejillones, los calamares y otros moluscos. Curiosamente, ciertas especies de bacalao practican el canibalismo y consumen individuos jóvenes de su propia especie.

Comportamiento

El bacalao puede realizar migraciones estacionales. En el caso del bacalao del Atlántico, sigue las corrientes de agua cálidas en compañía de otros de sus congéneres hacia zonas de desove o cría. Es capaz de encontrarse en zonas de hasta 600 metros de profundidad, pero no tiene problema en acercarse a las costas. El bacalao de Groenlandia prefiere las plataformas continentales y las aguas costeras y es capaz de encontrarse a unos 200 metros de profundidad.

Suelen ser peces gregarios, por lo que se les encuentra en grandes bancos.

Características del bacalao.

Bacalao – Género Gadus.

Reproducción

El ciclo de vida de las especies de bacalao es particular. Los machos cortejan a las hembras mediante exhibiciones de nado, destacando las aletas, y después nadan boca arriba debajo de ellas, a la vez que ambos se desplazan en círculos. Si una hembra acepta a un macho, permite la fecundación. Posteriormente, ella pone varios huevos. Una hembra adulta es capaz de poner hasta 5 millones de huevos, pero solo unos pocos de sus ocupantes podrán sobrevivir en el futuro y alcanzar la edad adulta.

Los huevos eclosionan a los 8-23 días después de su puesta, y emergen larvas de unos 4 milímetros de longitud que aumentan rápidamente su tamaño. A los 3 o 4 años de edad, los jóvenes peces ya tienen unos 50 centímetros de largo.

Amenazas y conservación

La sobrepesca y la pesca incidental han puesto en peligro la abundancia de las especies.

Tiburones, focas pías (Pagophilus groenlandicus) y focas comunes (Phoca vitulina) son algunos de sus depredadores naturales. Sin embargo, el ser humano es prácticamente su depredador más grande, pues a través de la pesca ha propiciado que sus poblaciones disminuyan. Los bacalaos son peces muy apreciados por la delicadeza y buen sabor de su carne blanca; por lo que su consumo es muy popular en cientos de platillos, sobre todo en países como Reino Unido, España y Portugal. Así pues, la sobrepesca y la pesca incidental han puesto en peligro la abundancia de las especies.

Por ejemplo, el bacalao del Atlántico está catalogado en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una especie “Vulnerable”. Se espera que con una buena gestión de la actividad pesquera y la mayor concientización acerca de los problemas por los que las especies atraviesan, las poblaciones puedan recuperarse.

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Gadus

https://en.wikipedia.org/wiki/Cod

https://global.britannica.com/animal/cod-fish-Gadus-genus

http://species-identification.org/species.php?species_group=fnam&id=365&menuentry=groepen