Familia Lycosidae

Los licósidos, popularmente conocidos como arañas lobo, son comparados con los lobos verdaderos gracias a sus eficientes habilidades de caza y su inteligencia. Se estima que existen aproximadamente 2,300 especies divididas en unos 100 géneros.

Descripción

Las arañas lobo son arácnidos de cuerpo color marrón claro en cuyo cefalotórax se aprecian dos franjas oscuras separadas por una franja más delgada. El abdomen presenta algunas manchas de color marrón oscuro o negro, dispuestas en un patrón determinado pero diferente según el sexo. Es común que la anatomía externa de una araña lobo exhiba mezclas de colores anaranjados, grises y marrones, e incluso, algunas especies tienen un curioso color salmón brillante.

Orden: Araneae
Infraorden: Araneomorphae
Superfamilia: Lycosoidea

Las patas son alargadas y poseen cortos y puntiagudos pelos sensoriales que les permiten detectar elementos de su entorno. Sus 8 ojos son redondos y se disponen en 3 filas: 2 al frente, grandes y muy separados entre sí; dos medianos menos separados y 4 últimos distribuidos en una fila curvada.

El tamaño varía de acuerdo con la especie, pero las hembras tienden a ser más grandes que los machos. En general, un individuo puede medir desde 10 milímetros hasta 3.5 centímetros de longitud.

Distribución y hábitat

Los licósidos tienen una distribución mundial; su rango geográfico abarca desde las zonas lejanas del hemisferio sur, salvo la Antártida, hasta el hemisferio norte, incluida la helada isla de Groenlandia. Por lo tanto, pueden vivir en regiones de clima tropical y de climas fríos, y de vivir en multitud de tipos de hábitats, tales como prados alpinos, bosques, matorrales, zonas húmedas y casas.

Características de la araña lobo.

Anatomía de una araña lobo – Lycosidae.

Algunas especies acostumbran elaborar madrigueras abiertas o con trampas entre troncos caídos o cavidades en las rocas. Una madriguera ofrece la posibilidad de acceder con poco esfuerzo a presas.

Alimentación

Son arácnidos carnívoros. A grandes rasgos, los licósidos se alimentan de insectos pequeños como escarabajos, moscas y otros tipos de arañas, si bien cada especie suele tener hábitos alimenticios particulares. Por ejemplo, algunas consumen mayor cantidad de ranas y del sapo de caña (Rhinella marina).

A diferencia de otras, las arañas lobo no tejen telarañas para capturar su comida. Lo que ellas hacen es esperar pacientemente y en total inmovilidad en un lugar seguro hasta que la presa pasa cerca de su sitio y entonces, en un rápido movimiento, la capturan.

Gozan de un excelente sentido de la vista con el cual pueden ver de día y de noche. Su sentido del tacto es útil para detectar a sus presas y vigilarlas.

Existen aproximadamente 2,300 especies divididas en unos 100 géneros.

Comportamiento

Las arañas lobo no toleran vivir en grupo y pueden sobrevivir perfectamente por su cuenta, así que son solitarias; sin embargo, durante la temporada de reproducción necesitan establecer contacto con otros individuos. Les gusta vivir entre vegetación baja, en cuerpos de arena o grava y en los márgenes de arroyos. Es frecuente encontrarlas cerca de cuerpos de agua dulce, posiblemente porque ahí hay numerosos animales que pueden convertirse en su alimento.

Si son molestadas o deben matar una presa, inyectan un veneno. Por lo general, una persona afectada siente en el área dolor y comezón acompañados de hinchazón local y hasta náuseas, y aunque son reacciones muy molestas, pocas veces una araña lobo llega a provocar la muerte. Se ha descartado la posibilidad de que el veneno produzca necrosis de los tejidos.

Información sobre la araña lobo.

Araña lobo en su hábitat natural.

Reproducción

En temporada de reproducción, las hembras expelen un aroma característico que atrae a los machos sexualmente maduros. Cuando un macho encuentra una posible pareja, se da a la tarea de realizar rituales de cortejo que consisten en movimientos de patas y pedipalpos. Si ella lo acepta, ambos se aparean durante la noche en las afueras de su madriguera.

La expectativa de vida de las arañas lobo es muy corta: como máximo, 2 años.

Posteriormente, la hembra deposita un saco de huevos pequeños. En este período ella se torna sumamente agresiva en un intento por defender el saco. Cuando las crías emergen de los huevos, la madre permite que suban a su abdomen y se queden ahí durante algunas semanas hasta que adquieren fuerza y tamaño suficientes para vivir por su cuenta. Durante su desarrollo mudan unas 5 veces, pero al alcanzar la adultez no vuelven a mudar.

Amenazas y conservación

La expectativa de vida de las arañas lobo es muy corta en términos humanos: como máximo, 2 años. Tienen varios depredadores naturales, entre ellos reptiles, y su estado de conservación varía entre las especies. Una de las más amenazadas es Adelocosa anops, que se encuentra en peligro de extinción.

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Wolf_spider

http://www.biokids.umich.edu/critters/Lycosidae/